Por qué la Revolución Femenil ha muerto y Becky Lynch es su única sobreviviente

Por | | ,

La nostalgia puede poner a prueba la objetividad, y es por eso que en casi todas las épocas siempre está el que tiende a pensar que todo pasado fue mejor. Algunos sobrevivientes de los territorios ven a los mediados de los 80 como la desvirtualización del negocio, y la mayor parte de quienes fueron testigo del auge de la Hulkamania coinciden en que la New Generation Era fue un periodo de declive.

La Attitude Era, popular como lo fue, quizá no tenga tantos detractores –a pesar de que, como todo periodo, también tuvo sus puntos flacos–, pero no cuesta encontrar al que afirma que desde entonces nada fue igual y que salvo un par de casos aislados como Brock Lesnar o John Cena, ya no hubo más estrellas reales. Lo que nos lleva (omitiendo a la Ruthless Agression) a la actual WWE. Entonces, ¿podemos decir con seguridad, y desligándonos de toda comparación, que esa afirmación puede aplicarse a la actualidad?

Money in the Bank 2020
¿Realmente sufre WWE de falta de estrellas?

Los ratings pueden ser un tanto engañosos, pues al ver la notoria decaída de los últimos años podríamos obtener una respuesta bastante concreta, pero no podemos dejar de puntualizar que la televisión en general ha perdido brillo a raíz de los servicios de streaming o el crecimiento del internet o las redes sociales. De hecho, hasta hace no mucho tiempo atrás, WWE todavía hacía números demasiado buenos para los tiempos que corrían, y por tal motivo es que USA Network quiso que Monday Night Raw se extendiera a las tres horas. Una decisión que a la larga terminó afectando; porque sí, las fajas de dinero fueron más gruesas, pero alejaron a los nuevos fans y hartaron a los de siempre.

Entonces empezó el problema real. WWE defendió a uñas y dientes su decisión, siempre priorizando el dinero y haciendo ojos ciegos a otros factores igual de importantes. Coincidiendo con esto, empezó a hacerse notorio el hecho de que la compañía optaba por seguir impulsando a glorias ya consolidadas y a no concentrar su atención en el talento emergente (siendo los Nexus de 2010 un gran ejemplo). Llegó un momento en que las glorias empezaron a irse y la empresa no tuvo más remedio que intentar desarrollar nuevos rostros, pero ese cambio generacional no sedujo lo suficiente. No por culpa del talento, sino por la incapacidad de los altos mandos por cultivarlo apropiadamente.

► El fenómeno llamado Becky Lynch

¿Cómo entra la Revolución Femenil en este mejunje? Después de esa introducción, y ya comprendido el problema de la escasez de estrellas en la actualidad, quiero hacer énfasis en el fenómeno de “The Man” Becky Lynch.

La irlandesa viene copando estelares por una repentina atención de la industria del entretenimiento hacia ella por su increíble capacidad de cautivar a las masas. Extraño no le hace justicia como término descriptivo. Porque vivimos en una época en la que hasta el mismísimo Stone Cold Steve Austin difícilmente podría imitar su éxito, y no porque no tuviese con qué, sino porque la falta de creatividad reflejada en el producto dificulta el que hayan ojos curiosos merodeando. Y aun así, a pesar de las adversidades, Lynch encontró la forma de hacer una excepción con los pocos recursos que le fueron alcanzados.

La Revolución Femenil ha muerto
La Revolución Femenil ha muerto

Cuando Vince McMahon apuntó a Charlotte Flair como su bandera femenil y Ronda Rousey se subió al barco para acompañarla, Becky no se quedó atrás y terminó eclipsando a ambas apenas se le dio la oportunidad. Cuando muchos pensaban que lo suyo sería un boom pasajero, casi dos años después informamos que será parte del mundo de Marvel, portada de una importante revista estadounidense e invitada de un popular show. En tiempo récord, Lynch se convirtió en el rostro de una generación, superando a Flair, Rousey y al 98% del elenco masculino en popularidad.

► La Revolución Femenil ha muerto

Para hacer las cosas todavía más impresionantes, basta echar un vistazo a la situación de la división femenil de WWE. La compañía adoptó el movimiento como una “revolución” en 2016. Lo que empezó como algo flojo y un poco forzado fue tomando forma y floreció rápidamente, destacando especialmente aquellos mano a mano entre Charlotte y Sasha Banks bajo diversas estipulaciones. En ningún momento hubo un manejo brillante de la división, ya que se veían muchos huecos en luchas por parejas improvisadas u otros combates de relleno, pero siendo justos, realmente se llegó a instancias antes impensadas, como encabezar PPVs.

Mientras tanto, el discurso de WWE fue autocrítico y en él reconocieron que en el pasado solían orientar su producto hacia un contenido más sexual en lo respectivo a las mujeres, pero el error radicó en meter a todas en una misma bolsa, olvidándose de gladiadoras que realmente sí tenían algo que ofrecer en los cuadriláteros. Lita, Trish Stratus, Gail Kim, Victoria o Molly Holly eran mejores en el ring que la propia Lynch hoy en día; como parte de esa desvalorización hacia el pasado, aquella generación quedó un tanto ninguneada en comparación con la actual. Pero no tan rápido, pues el subtítulo reza "la Revolución Femenil ha muerto", y justamente sobre eso quiero explayarme un poco más.

Ronda Rousey palanca
Desde la salida de Ronda Rousey, WWE ha dejado de esmerarse en su producto femenil..

De revolución, el discurso pasó a ser de "evolución". Evolution fue un muy buen evento que demostró que cuando se lo proponía, la empresa podía hacer grandes cosas. WrestleMania 36 tuvo a Rousey, Lynch y Charlotte en el main event, con una historia cocinada a fuego lento y bien desarrollada. Y así como así, coincidiendo —aunque no fuera ninguna coincidencia—con la salida de "Rowdy" de WWE, el tan trabajado y orgullosamente expuesto impulso fue cuesta abajo.

Fuera por que la ida de Rousey quitó inspiración o porque pensaran que sin ella no valdría la pena hacer grandes esfuerzos o... Planteémonos el siguiente escenario: sin "The Baddest Woman on the Planet" en los alrededores, ¿qué combate femenil consideran digno de estelarizar hoy el Show de Shows? Las variables son limitadas, por no decir nulas.

La idea de robustecer a la división es ya cosa del pasado: no duró más que un par de años. Mientras que SmackDown lucha por encontrar una retadora creíble para su Campeonato, en Raw se agotan las opciones. El miedo de los directivos por quitarle esplendor a "The Man" hace que les aterre despojarle del oro, y en el camino dejaron a potenciales nuevas estrellas como Shayna Baszler. Lo propio con Rhea Ripley. A esta altura, el panorama se ha tornado bastante repetitivo, cansino.

No estoy comunicando ninguna novedad al comentar que la devaluación de todos los títulos de WWE ha llegado a un punto nunca antes visto (a mediados de los 80, eran muy pocos los afortunados), pero el Campeonato de Parejas Femenil ha sido algo más desde un principio. Nada más inútil que un Campeonato sin valor.

Otis y Mandy Rose
Las rivalidades a las que más atención y empeño les ha puesto la empresa en tiempos recientes han sido de esta índole: triángulos amorosos.

¿Las historias? Resulta indignante que las más desarrolladas sigan siendo las románticas, en una muestra de que las cosas no han cambiado tanto como tal vez quieran hacérnoslo creer. Las rivalidades a las que más atención y empeño les ha puesto la empresa en tiempos recientes han sido de esta índole: triángulos amorosos. Con Lana, Rusev y Bobby Lashley (arrojen a Liv Morgan también por ahí) por un lado; Dolph Ziggler, Mandy Rose y Otis por el otro. La evolución se frenó abruptamente: salvo "fijos" como el Royal Rumble o el Money in the Bank, ya no vemos combates con estipulaciones.

En resumen, la Revolución Femenil ha muerto. No está más viva de lo que estuvo en 2002, 2003 o 2004, con Superestrellas del calibre de las anteriormente citadas. Lo positivo es que nunca es tarde para revertir la situación, y en una organización tan pudiente como WWE, ni siquiera tan complicado.

Anuncios

Si bien jamás viene mal alguien de su renombre, no hace falta de una Ronda Rousey para dar atención a las mujeres; talento hay de sobra. Puede que este no sea el momento adecuado para contratar, pero realmente no hay techo cuando tienes a disposición prácticamente a todo aquello que deseas. La escasez de nuevas estrellas vuelve a interponerse, y es aquí donde la creatividad debería ganar terreno: stables, historias más desarrolladas, nuevos rostros y, por favor, variedad.

19 comentarios en “Por qué la Revolución Femenil ha muerto y Becky Lynch es su única sobreviviente”

  1. becky deberia ser mas ruda como cuando partio lo de the man, ahi si llamaba la atencion, por otro lado si a alexa la dejan ser ruda y le dan rienda suelta en el mic como antes la cosa mejora.
    en todo caso casi todo lo que dice el articulo tambien aplica para los hombres donde casi no hay historias y menos que valgan la pena

  2. Pesimo y sesgado articulo

    La división esta muerta gracias a las horribles decisiones creativas y en especial al perverso reinado de Becky Lynch: una campeona sin carisma ni habilidades ni luchisticas ni al microfono, que barrió con toda la división

    Esa es la real razon de la muerte de la division femenina, a nadie le importa o le llama la atencion Lynch

  3. Becky se reinvento pero para aburrir ahora o me vas a decir que sus Promos de ahora son geniales (Está perdiendo el toque y termina aburriendo por esa razón se hundió juntos a las demás jinete).
    Ella que rato ya ni sostiene el estandarte femenino, en su comienzo era genial, tenía un gran Paul Heyman ayudandola pero ahora que se encuentra sola y uno al escucharla dar promo, solo se tiende a pensar «Veamos que otra promo de Stone Cold va a decir» .
    Se que Becky va aparecer en una serie, pero lo de Marvel no se si es real no he visto medios cómo The hollywood report o Variey afirmando la información :/.
    Con respecto a tu reportaje lo leí, pero mientras más lo leía, más me daba cuenta que fue hecho con alguien ciego por su amor a Lynch y no darse cuenta que la revolución femenina murió o sea las 4 jinetes se hundieron todas juntas

  4. Se ha vuelto una constante que la gran «E» dé tímidos impulsos para luego retroceder a un sitio cómodo. Lastimosamente en el nivel económico en el que juegan no quieren arriesgar con estrellas nuevas o historias diferentes a las de su público objetivo (niños y adolescentes).

    Es una pena porque muchos luchadores que llegaron con mucha fuerza al roster principal se terminaron diluyendo en el camino. Igual, queda como un bonito recuerdo lo que la revolución femenil dejó durante su época de dominio: Varias luchadoras que podían competir por el título mundial (Asuka, Flair, Sasha, Alexa Bliss, Lynch, Nia Jax, Bayley), rivalidades interesantes y, sobretodo, la sensación de ver un producto fresco y divertido.

  5. Cómo no va a fracasar si con esas dizque campeonas de porquería una bulta sin talento y otra sobrevalorada prepotente y otra acaparadora tramposa,no es para menos,tienen jodida suerte solo por ser las consentidas de ese viejo idiota de McMahon el cuál está jodido ciego y no reconocería un buen y auténtico talento aunque lo tuviera en sus narices,solo las solapa porque le generan ventas y son auténticos imbéciles los que apoyan a esas zorras sobrevaloradas…

  6. Yo pienso que Lynch aun no esta comprobada… para los exitosos como Austin, Rock, Hogan o Cena el no tener el titulo no fue impedimento para que su popularidad se mantuviera o incluso creciera al tener carisma y Tambien buenas historias (esto Segundo quiza sea una desventaja para «el hombre» por la baja calidad de los creativos que ya todos conocemos hoy en dia). Asi que a mi parecer debio perder el titulo en WM contra Baszler (que si bien tiene muchas deficiencias que confio mejore con mas tiempo en el main roster) era un rival creible para derrotar a Lynch. Pienso que con esa oportunidad ya Perdida, la ganadora del MITB debe ser de RAW para asi Lynch pueda perder su titulo sin dejar de ser una popular face, y a la vez establecer una nueva heel con potencial, sea Nia o la misma Shayna. Sin embargo creo que Lacey ganara el MITB porque esta haciendo un gran trabajo para promocionar el combate en sus redes sociales.

  7. A becky lynch la verdad la veo mas muertaaaa

    Parece un paquete que no sabe lucharr y es nada creible lo que habla y quiere aparentar. Su personaje recontra pesimooo.. en westlemania DIO PENA SU LUCHA. LA OTRA LUCHO BIEN Y LUCIO MEJOR

  8. Eso pasa cuando quieres meter a la fuerza en toda las marcas y con todos los cinturones, inclusive con todas las historias COF COF SOBREVALORADA FLAIR.

  9. Hay que ser sinceros, cuando la división femenina murió en el RR de 2019, con ese ángulo nefasto de Becky entrando coja luego que Asuka la vapuleara y cómo arte de magia, ganara la entrada a WM con una Ronda que estaba ultra over y de la cual, se veía a leguas que no derrotaria en la realidad (Similar al caso de Shayna que más adelante voy a tratar).

    Luego que vieron que dicha rivalidad no movía un pelo ni los suspiros de la gente (Sólo los fanboys de la Lynch), la mejor idea fue meter a Charlotte sólo para regalarle el título y con ello, enterrar a Asuka quien, terminó estancada hasta TLC donde dio una buena lucha y medio revitaliza su carrera hasta hoy.

    Con esto, terminaron sacrificando de ambos campeonatos, conllevando a que en WM termine ganando con un botch y una lucha olvidable, tenga una lucha regular con Bayley a quien, con su caída en su popularidad se terminará estancando hasta hoy. De ahí, ella termina enterrando a Evans (Por más que WWE la arruinó al seguir verde), Charlotte (Dándole lugar a su ida a NXT, cuando ya no tenía retos reales en el MR), la unieran con ella para enfrentar a las Kabukis y meterla de más títulos y posteriormente, enterrar a Shayna, sólo porque no conectó con la audiencia y seguir explotando a un personaje que está quemando y conforme de sólo hablar en vez de luchar.

    Por ello, Becky terminó acabando con la revolución femenina, cuando sus mayores personajes son muñecas del nivel de la época pasada como Rose y Lana. Luchadoras interesantes como Asuka, Kairi, Sonya o Shayna, estancadas y gente nefasta como Nia Jax, haciendo y deshaciendo.

    • Bueno, decir que solo «jalaba» a los fan boys de Becky es ignorar completamente que fue durante meses la más over de toda la empresa (Ronda también tenía heat, pero al chocar hicieron la jugada de hacerla heel). Para mí, hubo un asesinato en aquel WM, pero fue culpa de las tres: Becky, con esa historia horrible, como dijiste (o no perdía por rendición, o no entraba coja al rumble), Ronda ganando a TODAS de la división al estilo Brock Lesnar y luego Charlotte, desafortunadamente, se ganó el mote de «pala» al sacarle de la nada el título a Asuka. Dieron a entender que para que el Main Event femenino sea , tenía que tener todos los títulos posibles. Y Charlotte, Becky y Ronda quedaron tan arriba, con victorias tan claras frente a todas que ni las más antiguas tenían esperanzas (Natalya, por decir) ni las más nuevas (Ember Moon, Lacey Evans). Ahora nadie tiene credibilidad porque, nos guste o no, Las 4 jinetes y Ronda son una especie de Golden Era femenina (tanto en ring como en bookeo) y no hay quién las baje. Es como que en el tenis con Federer, Nadal y Djokovic, o el futbol con Messi y Ronaldo: Necesitamos otro nuevo astro, pero de ese nivel no se encuentran. Fantásticamente, crearon a las 4 (Flair decena de títulos, Becky «The Man», Bayley Grand Slam, Sasha 5 campeonatos) que hasta una Asuka fue eclipasada en este tiempo. Solo Alexa Bliss tiene margen para romper moldes todavía, pero por alguna razón quedó rezagada tras perder con Ronda (como casi todas la verdad). En fin, creo que WWE tiene que empezar a humanizarlas. Charlotte se debe ir ya a NXT para empezar de vuelta, Becky tiene que turnar su campeonato y Bayley ya no estar con Sasha. Si no, esta división, con sus cuatro pilares, irónicamente, no va a avanzar jamás. Tiene que reinventarse, una vez más

  10. Claro que WWE no tiene estrellas y todo se lo debemos a Triple Indie y su afán por traer a vanilla midgets de las bodegas.

  11. Jajaja pinche bulta lynch con sus ratas gringas, pinche wwe mas muerto que nada, bultaza jodida, las promos bien estúpidas, hasta tartamuda, cree que cae bien pero harta , y aun pendejos diciendo que es la mejor, porque el viejo puto de vince ve qur tiene muchas ratas siguiendola y explota su personaje mediocre.

  12. No correspondo a tu tesis, la revolución femenil sí está muerta, pero eso es porque la idea de «revolución» nació muerta. Trataron de meter a las mujeres por donde las vieran, y pocas de ellas son capaces de dar peleas al nivel de Styles, Reings o el gordo Owens y mucho menos de cautivar al público. Las cuatro jinetes las gastaron hasta que se aburrieron, Asuka la mataron no más subir, etc. Lo cierto es que Lynch «atrae» (aun cuando no sube el rating ni a balazos) porque se ha reinventado parcialmente, pero Charlotte sigue igual, Banks sigue igual, Bayley sigue igual y todas las demás exactamente igual, esta idea de feminismo políticamente correcto nunca tuvo futuro porque el objetivo no era impulsar a las mujeres por su calidad, sino que era alejar las críticas del «feminismo» y demás pelotudeces.

    • Brillante. Igual yo creo que la peor por lejos es la caballo Sasha. Y de las únicas figuras de verdad, es Alexa

    • Bueno, si me decís que Bayley sigue igual y mató a sus inflables en vivo..m Es que simplemente no te gusta y ya. Y pedir que las mujeres den un combate «igual» que los hombres es absurdo. Deberían ser de calidad, sí, pero el rigor físico de las luchas masculinas jamás tendrá, eso es un hecho como una casa de grande. Y honestamente, me parece que en «Evolution» es donde alcanzan la cima y mueren, porque mostraron todos los aciertos y defectos con las mujeres, hasta ahora.

Los comentarios están cerrados.