Como se esperaba, NXT llega a USA Network. Desde el pasado mes de abril informamos sobre la posibilidad de que NXT dejara el WWE Network para ser transmitido por televisión en los Estados Unidos. En un principio se pensaba que podía ser a Fox Sports o al canal FOX. A principios de agosto, Dave Meltzer dijo que esa era la jugada lógica de WWE para competir con AEW. Finalmente se supo que el contrato sería con USA Network. La consultora financiera MKM Partners informó que esto era un hecho, provocando que el día de ayer repuntaran las acciones de la compañía McMahon.

Aunque había rumores de que el anuncio se haría durante Monday Night Raw, fue hasta el día de hoy que WWE lo informó a través de su sitio oficial. 

«WWE y USA Network anunciaron hoy un acuerdo en principio para transmitir el programa semanal de NXT, los días miércoles en vivo por USA Network, a las 7:00 pm hora del centro, a partir del 18 de septiembre».

Se esperaron hasta el día de hoy para que provoque otro impulso en el precio de las acciones. Al momento de escribir esto han subido 1,88%, situándose en 73.28 dólares.

Hay que hacer notar el detalle de «acuerdo en principio», o «acuerdo preliminar». Esto quiere decir que aún no se firma el contrato, el cual podría darle unos 100 millones de dólares anuales a WWE.

Otro detalle es que dice que será en vivo. Se especulaba que podría ser una semana en vivo y a la siguiente grabado, como era usual en Monday Night Raw en los noventa.

En cuanto al futuro de NXT como competencia de AEW en vez de ser un territorio de desarrollo, hay, por supuesto, temores. Pero no temores de los fans de AEW, sino de los de NXT, en especial porque ahora podrían ser Vince McMahon y Kevin Dunn quienes tengan la última palabra en algo que siempre ha controlado Triple H. De la misma manera, los TakeOver podrían perder su calidad, pues la manera en que son construidos es muy diferente a cómo se arman los PPVs del elenco principal. Si se pierde esta filosofía sería un gran error, pues el mismo Dave Meltzer ha dicho que los TakeOver son los eventos de mayor consistencia en Estados Unidos, equiparables con la calidad presentada en PWG.

Por lo pronto, Triple H se muestra optimista:

«No encuentro otra palabra para describir este anuncio más que ORGULLOSO.
Orgulloso de todos los que han estado aquí desde el primer día.
Orgulloso de ustedes, que dejaron escuchar su voz y portan la bandera de esta marca.
Orgulloso porque dijeron fuerte y claramente: ‘SOMOS NXT’.
Y estoy orgulloso de decir que esto es sólo el principio».

Y Triple H tiene razón en decir que esto es sólo el principio, pero no sólo de una etapa nueva para NXT, sino de una etapa nueva en la lucha libre de Estados Unidos.

Muchos fans a morir de WWE han negado que AEW fuera competencia aunque era obvio que sí lo era. Y ahora esta competencia creará forzosamente una efervescencia que seguramente provocará un boom. Quizá no como el que hubo a finales de los noventas (nos faltan un Stone Cold y un The Rock), pero sí lo suficiente como para decir que es una época interesante. Y en un futuro podrán decir que fueron testigos de ella.

 

 

Advertisements
Anuncios
Hablamos de