Johnny Gargano y Tommaso Ciampa ya lo han dejado claro. Ninguno de los dos quiere que su futuro inmediato pase por ascender al elenco principal. Y de momento, sus peticiones están siendo concedidas, tras aquellas apariciones de los antiguos #DIY por Raw y SmackDown a comienzos de año. Una sentada que no sólo se ciñe a estos dos gladiadores. Y que ya ha llevado a provocar un cambio de sentido: ahora son varias Superestrellas las que regresan a NXT. Así, la última genera entusiasmo entre los seguidores de la marca dorada.

Ya lo avanzamos en SÚPER LUCHAS en junio. El episodio de esta semana de NXT abrió con un duelo entre Tyler Breeze y Jaxson Ryker, donde el primero se llevó la victoria. Algo que no gustó demasiado a su oponente, quien con la ayuda de Wesley Blake y Steve Cutler, atacó a Prince Pretty». Pero justo cuando los Forgotten Sons al completo se disponían a aplicar su remate, Fandango hizo el salve.

Una aparición que nos preguntábamos si sólo luciría cual cameo, o efectivamente supondría la vuelta del bailarín al que fue su territorio original. Pues bien, como puede comprobarse, el apartado personal de Fandango en WWE.com ya figura dentro de la sección de NXT. Podemos hablar entonces de una marcha definitiva de «Dango» de los grandes focos.

Y es que su carrera prometía alcanzar, al menos, cotas considerables, cuando pasó a Raw en 2012. Tras no lograr sobresalir en NXT, un cambio total de personaje sí lo hizo destacar en su salto al elenco principal. Incluso antes de ni siquiera haber disputado un combate allí. ¿Su secreto? Un tema de entrada que llegó a ocupar puestos muy destacados en iTunes y quedó durante años integrado en el repertorio de cánticos del Universo WWE. Ante tal éxito, la compañía decidió concederle protagonismo. Recuerden que llegó a enfrentar a Chris Jericho en WrestleMania 29 (y derrotándolo).

WWE

Sin embargo, para oprobio de quienes apostaron por él, poco después quedó demostrado que Fandango era sólo eso: una buena canción de acompañamiento. Que no buen personaje, pues siempre lució muy plano. Factor que sumado a su mediocre desempeño sobre el ring y lesiones posteriores, llevaron a WWE a dar marcha atrás a su impulso. Hoy, con 38 años, es de esperar que su mudanza a NXT sirva para elevar a jóvenes talentos.

Advertisements

Hablamos de