Hace pocos días publicamos la opinión de The Rock respecto a que su rivalidad con Stone Cold Steve Austin fue la mejor de toda la historia de la WWE. Aunque la opinión del "People's champ" puede ser debatible entre los fanáticos, no existe la menor duda de que sí fue una de las mejores de todos los tiempos; no es poca cosa el hecho de que rivalizaran en tres ocasiones en WrestleMania.

Sin embargo, no podemos dejar de lado otra rivalidad que fue muy icónica en la "Attitude Era". Se trata de la que protagonizaron las parejas de The Hardy Boyz ,The Dudley Boyz y Edge y Christianlas cuales también desembocaron en la vitrina de los inmortales.

En WrestleMania 2000, estos tres equipos lucharon entre sí en una lucha de escaleras con los títulos en juego, el cual resultó todo un clásico, y que sirvió para dar nacimiento a la lucha de mesas, sillas y escaleras, o simplemente TLC, en SummerSlam 2000, llegando a su climax en la segunda versión de esta esta estipulación en WrestleMania X7, en lo que se denominó TLC II.

Seth Rollins
Seth Rollins

► El combate que inspiró a Seth Rollins a convertirse en luchador

Seth Rollins está próximo a cumplir a su décimo aniversario en WWE, pero ya se ha convertido en una de las Superestrellas más laureadas de la compañía, logrando cosechar el Campeonato NXT, al igual que todos los Campeonatos vigentes en el elenco principal (con excepción del Campeonato 24/7), además de ya haber ganado una vez el maletín de Money in the Bank. Antes de su paso en WWE, Rollins también se hizo un nombre en el Circuito Independiente, ya que fue Campeón Mundial ROH, aunque también cosechó otros títulos.

Seth Rollins
Seth Rollins

Seth Rollins ha sido un gran fanático de la lucha libre desde pequeño, y recurrió a su cuenta de Twitter para agradecerle a Bully Ray por darle la inspiración que necesitaba para convertirse en luchador profesional.

- "Este año se cumple el vigésimo aniversario de nuestro lucha de escaleras en WrestleMania 2000, la lucha que dio origen al TLC."

- "Fue el encuentro que me convenció de darle una oportunidad a la vieja lucha libre. ¡Gracias muchachos!"

Hablamos de