En agosto del pasado año, Chris Jericho concedió una entrevista a Busted Open Radio, donde comentó el fichaje de Shawn Spears por AEW. Y sus palabras invitaban al entusiasmo respecto al futuro del otrora Tye Dillinger fuera de WWE.

[…] Afortunamente, Shawn Spears obtuvo su rescisión. Y fue el último. WWE no volverá a conceder a nadie la rescisión. A nadie. Se la dieron, Cody y él son amigos. Cody sabía de lo que Shawn era capaz. Yo sabía de lo que Shawn era capaz. Yo abogué por traerlo. Este tipo es un tremendo rudo. Es un rudo de la vieja escuela. Siempre da la talla. Unirlo con Tully Blanchard es una gran idea. Es un estelarista. Vamos a convertirlo en una estrella, simplemente poniéndolo con Cody Rhodes.

Shawn Spears
AEW

► Los 15 minutos de gloria de Shawn Spears


Pero a día de hoy, no podemos decir que Spears luzca precisamente como un estelarista. En un irónico retrato de la ficción plasmada durante su rivalidad con Cody, diríamos a cambio que se trata de un talento que ayuda a hacer equipo, pero nada más.

Y lo cierto es que sus primeros pasos en AEW nos llevaron a pensar en lo contrario. Aquel comentado sillazo directo a la cabeza de Cody Rhodes durante AEW Fyter Fest lo puso en el centro de todas las miradas: ¿estaríamos ante el primer gran rudo de esta novel empresa?

Sin embargo, ni tener de mánager al legendario Tully Blanchard acabó evitando lo que otros tantos predijeron. Una vez concluyeron sus hostilidades con «The American Nightmare» tras AEW All Out, de las que salió derrotado, Spears fue encaminando sus pasos hacia los puestos de medio-bajo cartel. Lugar al que parece siempre estuvo destinado, pues al contrario que otras historias en las que el rudo perdedor sale igualmente beneficiado, dicho programa junto a Cody sólo sirvió de impulso al vicepresidente ejecutivo.

Un estatus que actualmente no tiene visos de cambiar. Pueden comprobarlo si vieron la pasada noche AEW Dark, donde Spears hizo equipo con Peter Avalon para ser vencido por Dustin Rhodes y QT Marshall.

Y durante la lucha igualmente quedó patente que Spears se encuentra en una encrucijada creativa de difícil solución, porque si bien su faceta ruda no le está reportando éxito, volver a la senda técnica abriría la puerta de nuevo a los cánticos de «Ten», personaje al que tanto Spears como AEW quisieron dar carpetazo por todos los medios.

Shawn Spears
AEW

Shawn Spears contesta a las burlas por su estatus en AEW

Hablamos de