Hace unas cuantas semanas recordábamos uno de los momentos clave en una de las rivalidades más importantes de la historia de la lucha libre mexicana, la cual trascendió fronteras e incluso los tiempos: Los Gringos Locos vs. Hijo del Santo y Octagón en 1994. Dicha rivalidad fue la base para que el Lic. Antonio Peña decidiera coaligarse con IWC para realizar el mítico PPV: «When Worlds Collide», el cual se llevó acabo en la ya demolida Memorial Sports Arena de Los Ángeles, California, un día como hoy, 6 de noviembre, pero de 1994

Contrario a lo que muchos creen, WCW no participó de forma activa en la producción del evento y sólo apoyó a Peña y Ron Skoler (IWC) con la distribución del evento en los sistemas de cable estadounidenses. Es por eso que WWE no ha podido del todo explotar dicho evento en su Network, pues WCW no eran completamente de ellos, sino fuera de Estados Unidos pertenecen a AAA y Televisa.

When worlds collide — Cuando los mundos Chocan
Programa de mano del PPV de AAA y IWC: When worlds collide — Cuando los mundos Chocan

El PPV en Estados Unidos fue narrado por Mike Tenay y Chris Cruise. Mientras que para México, Arturo Rivera y Andrés Maroñas hicieron gala de eso a lo que ellos llaman narrar. La presentación del evento en el centro del ring correspondió al propio Rivera con Cruise.

 

►¿Por qué fue tan importante When Worlds Collide?

  • Cuando los Mundos Chocan fue la primera vez que un evento promovido por una empresa no estadounidense estuvo disponible para el público de Estados Unidos por el sistema de PPV.
  • Al ser el primer contacto del gran público estadounidense con la lucha libre mexicana, muchos gladiadores obtuvieron la oportunidad de trabajar de manera más cotidiana en Estados Unidos con WCW y ECW.
  • La lucha semifinal entre los Gringos Locos y Octagón e Hijo del Santo fue calificada por el decano de los periodistas luchísticos, Dave Meltzer, de cinco estrellas. Siendo el primer encuentro de lucha libre mexicana con este reconocimiento.
  • Las críticas al evento fueron tan positivas que sigue siendo considerado para varios especialistas como uno de los mejores de la historia de la lucha libre a nivel global.

►Y los mundos chocaron…

When worlds collide — Cuando los mundos chocan
When worlds collide — Cuando los mundos chocan

►Las acciones comenzaron con uno de los símbolos sobre los que Peña creó un concepto: Mascarita Sagrada, haciendo equipo con Octagoncito para enfrentarse a Jerrito Estrada y al siempre maloso Espectrito. Que curiosamente regresaba al coso donde poco más de dos meses antes había perdido su tapa.

Máscarita se pudo imponer con un precioso lance de los que lo caracterizó durante toda su etapa, mientras que Jerrito se rendía ante una jarochita de Octagoncito.

La lucha completa está en el canal de youtube de WWE.

►La segunda contienda enfrentó a Fuerza Guerrera, Psicosis y el Madonna’s Boyfriend (siempre recordado Louie Spicolli) contra Rey Misterio Jr., Heavy Metal y Latin Lover. Los técnicos eran las jóvenes promesas de la Caravana Estelar, y tenían en Fuerza Guerrera y sus compañeros unos sinodales excelentes.

Rey Misterio Jr. vs. Loui Spicolli en When Worlds Collide
Rey Misterio Jr. vs. Loui Spicolli en When Worlds Collide

En algún punto de la batalla, Spicolli logra apresar a Rey afuera del cuadrilátero y lo lanza contra el público, llegando como a la cuarta fila. Spicolli también consiguió darle lo suyo a Lover. El empuje de Lover y Rey consiguieron con sendos lances dejar fuera de la contienda a Spicolli y Psicosis, dejando todo para que los capitanes: Fuerza y Heavy decidieran la contienda.

Heavy falló un lance, Fuerza no, dejando todo para la rendición con su palanca guerrera.

La participación de IWC quedó de manifiesto en el siguiente encuentro, donde dos luchadores que ya habían hecho fama en México se unían a uno de los más famosos latinos de Estados Unidos en el equipo de la empresa de Chicago. En sí fue está lucha lo que le dio nombre a When Worlds Collide,

►Así, Pegassus Kid y 2 Cold Scorpio (Black Scorpio en El Toreo), sumaron fuerzas al orgullo de Hidalgo, Texas, Tito Santana para enfrentarse al equipo de AAA: La Parka (hoy LA Park), Jerry Estrada y Blue Panther.

En ese entonces, La Parka era Campeón Nacional Semicompleto y Jerry Estrada era su principal retador. Buena parte del encuentro ambos se estuvieron encarando, lo que ocasionó que no fuera tan buen combate como podría ser. Sin embargo tuvo momentos épicos. El final vino cuando Scorpio se proyectó sobre Santana, Parka y Estrada, dejando a Pegassus en mano a mano contra Panther. Ambos gladiadores mostraron su grandeza al ras de la lona durante un breve lapso, pero Benoit se impuso al conseguir aplicarle una huracarrana a Panther y conseguir inmovilizarle la espalda los tres segundos reglamentarios.

La ebullición en el domo angelino era total. Todo estaba listo para la rivalidad que había eclipsado a la afición en ambos lados de la frontera: Los Gringos Locos: Art Barr, mejor conocido como Love Machine y Eddie Guerrero contra los dos más grandes ídolos que AAA tenía en ese momento: Hijo del Santo y Octagón.

►Meses antes se construyó está rivalidad de manera increíble, pues el eje central tenía que ver con lo que el padre del Hijo del Santo había hecho con Gory Guerrero, el padre de Eddie, y con la forma en que ambos no habían podido congeniar en el cuadrilátero, derivando en el viraje a rudo de Eddie y la asociación con Love Machine. Durante ese tiempo ambos equipos, reforzados por otros gladiadores, habían chocado de diversas maneras. Literalmente: sangre y sudor habían estado involucrados en sus encuentros. Faltaban las lágrimas.

La lucha fue a dos de tres caídas, y las incógnitas de los mexicanos estaban en juego contra las melenas de los Gringos Locos. La lucha rebasó en mucho el mínimo de grado épico que se le puede pedir a un encuentro de apuestas. Ambos equipos lucieron acoplados y dispuestos a dejar lo mejor de sí.

La categoría, la afinidad y el poder de Guerrero y Barr quedó demostrado cuando Eddie se llevó en una súper rana desde los hombros de Machine al Santo para obtener la cuenta. Después el propio Eddie le aplicó un súperplex a Octagón para que Machine rematara con su plancha de sapito. Quedándose con la primera caída de manera rápida y contundente.

En la segunda caída, los rufianes siguieron dominando, al grado de que cayeron en soberbia. La afición nunca dejó de apoyar a los técnicos, sin embargo, Santo fue sometido por los Gringos. Octagón sacó la casta, pues  Machine lanzó a Eddie para finiquitar la lucha, pero fue sorprendido por una rana. Cuando Machine comprendió que no habían ganado la lucha en dos al hilo, era demasiado tarde, pues Octagón lo atrapó con la jarocha para sacarle la rendición.

Ambos equipos por fin equilibraron poderes en la tercera caída. Castigos de un lado para otro. Cuentas que nunca llegaban a tres. La gente se la pasó gritando de la emoción. Y mientras Santo salía en rana sobre Eddie afuera del ring, El Tirantes descuidó el centro del ring. Situación que aprovechó Machine para conectar un martinete giratorio a Octagón. Tirantes contó los tres segundos dejando fuera a Octagón, quien tuvo que salir en camilla. 

Hijo del Santo estaba solo ante los dos Gringos. Sin embargo, cuando Santo comenzaba a mostrar mejorías llegó la venganza dulce de Blue Panther, quién aprovechó que el réferi estaba atendiendo a Santo y a Eddie abajo del ring para aplicarle otro martinete a Machine (recuerde usted querido lector que Machine había dejado fuera de actividad seis meses a Panther por la misma maniobra). Santo obtuvo la cuenta en Machine, quedándose mano a mano contra Eddie. Eddie se dio gusto en aplicarle una variedad inmensa de suplexes, pero no obtuvo los tres segundos condenatorios. Santo se avivó y en una cazadora prendió a Eddie en toque de espaldas llevándose así la lucha.    

Después de la tristeza que conllevó caer ante los técnicos, los mismos rudos se raparon en señal de pundonor. Quién iba a pensar en ese momento que dos semanas después Love Machine dejaría de estar entre nosotros.

Pero era turno del evento estelar, y la jaula comenzó a decender como ninguna vez vista antes en una empresa mexicana. Pirotecnia por todos lados. Y la vieja rivalidad de más de tres años entre Konnan y Perro Aguayo tendrían un nuevo episodio. 

►Lo que originalmente sería una lucha en mano a mano, terminó por convertirse en uno de los primeros episodios que Peña reciclaría múltiples ocasiones, donde todo el vestidor salió a formar parte del encuentro. Primero los Gringos que volvieron a apoyar a Konnan, luego los hermanos Dinamita defendieron a Aguayo. Al final, un eterno Aguayo, sangrante obtuvo el triunfo en la jaula. Sin tener la calidad de las luchas de ambos en la Arena México, el match sirvió para inclinar la balanza a favor del Can de Nochistlán en su duelo personal del que también fue su gran compañero de batallas.

 

 

► En esté extraño pietaje tomado por Bob Barnett el día del evento se pueden notar varias cosas que llaman poderosamente la atención: el magnífico lleno a reventar de más de doce mil personas en la Los Ángeles Sports Arena. El estupendo ambiente entre los aficionados predominantemente latinos. La mercadería nostálgica de AAA. Lo impresionante que fue el descenso de la jaula de la lucha estelar. Y varias situaciones extras, no tiene pierde:

 

 

Hablamos de