Los siete pecados de la lucha libre mexicana II — Payasiluchas

Por | | , , ,

El 27 de julio de 2014 comenzó a popularizarse un término ampliamente utilizado para calificar a los espectáculos donde figuras conocidas de la televisión simulan enfrentamientos contra luchadores en cuadriláteros de arenas de lucha libre: payasiluchas.

El motivo, un Twitt de LA Park, donde conminaba al aficionado a negarse a este tipo de espectáculos.

El fenómeno de las payasiluchas en México tiene sus antecedentes en las historias que AAA creó alrededor de personajes “famosos” entre los espectadores asiduos a los programas de farándula en la televisión.

El 1 de marzo de 1998 en el Toreo de Cuatro Caminos presentó en el evento Rey de Reyes, un encuentro en jaula entre los Gemelos Brenan y Abismo Negro y Pentagón.

 

En el evento Guerra de Titanes sucedido el 5 de diciembre del 2004, también el Toreo de Cuatro Caminos, se enfrentaron “Poncho” De Nigris y Rafa Balderrama (acompañados de Irma Serrano) contra May Flowers y Polvo de Estrellas.

En ese mismo año hizo su debut en la Federación Internacional de Lucha Libre con sede en Monterrey, Nuevo León, un “luchador” conocido como Konan Big. Luego de perder su máscara, la cadena Multimedios Televisión le invitó a realizar apariciones en programas donde se enfrentaba a gente de la farándula, y de ahí se concibieron espectáculos en carteleras de lucha libre en los que han participado “famosos” entre el público regiomontano como:

Poncho De Nigris y El Pato Sambrano

Niurka Marcos

Emma Huevo

y Mario Bezares.

Desde entonces existe la controversia acerca de la legitimidad de este tipo de espectáculos dentro de una cartelera de lucha libre. Los propios luchadores han opinado al respecto, sin embargo, esto es un negocio y en tanto haya entradas en las arenas, muy probablemente, algunas comisiones de lucha, algunos promotores y algunos luchadores seguirán fomentándolo.

La avaricia, al igual que la lujuria y la gula, es un pecado de exceso. La adquisición de riquezas conduce a la deslealtad y la traición y al soborno por el puro beneficio personal. La urgencia por acumular dinero no respeta tradiciones ni reglas y el aficionado en algún momento se alejará de las arenas al sentirse transgredido y engañado.

Si como señaló LA Park en 2014, las payasiluchas destruyen y denigran la lucha libre, es cuestión que esta en manos de los verdaderos aficionados. Estos carteles aunque tienen llenos totales, no se presentan regularmente ¿Si el genuino devoto a la lucha libre no asiste a estos eventos podría sostenerse la industria únicamente con las payasiluchas?

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado.

20 Comentarios
Lo último
Lo primero Más votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios