Muchas veces lo hemos dicho y vale la pena decirlo de nuevo: cuando un luchador entra a un encordado siempre está poniendo en riesgo su salud. De ahí viene la gran preocupación de Tyson Fury con su lucha contra Braun Strowman. La estrella del boxeo tiene la intención de disputar una revancha con Deontay Wilder en febrero de 2020. Pero si se lastima de gravedad en Arabia Saudita ese combate podría estar en peligro. Y no hablamos solo de un campeonato, sino también de muchos millones.

► Triple H se preocupa por Braun Strowman

Pero, ¿nos estamos olvidando del «Monstruo Entre Hombres»? Porque recordemos que él también va a estar en esa lucha, contra una bestia sin experiencia luchística, sin faltar al respeto a «The Gipsy King». Triple H no quiere que Strowman quede a un lado en esta conversación.

Embed from Getty Images

Hablando con Bleacher Report, el Jefe de Operaciones del Imperio McMahon comentó esto. No tanto respecto a que pueda lesionarse el gigantón, sino a que todos están centrados en el británico sin pensar tanto en él.

«Sí, el pobre Braun va a acabar acostado de espaldas mirando a las estrellas. Está perdiendo peso, lo creas o no, en un esfuerzo por aligerar su cuerpo porque quiere ser más rápido para que este combate con Tyson pueda seguirle el ritmo.Tyson se está tomando muy en serio esto, pero Braun también. Esta es una gran oportunidad para él, y va a luchar contra una de las estrellas más grandes del planeta en el mundo deportivo. Es una gran oportunidad y responsabilidad para él. Por mucho que Tyson quiera que todo salga genial, él también lo quiere. No quiere que lo recuerden como el tipo que Tyson noqueó cuando vino a WWE. Él también está trabajando duro para esto».

Advertisements
Anuncios
Hablamos de