El mes pasado, vía Twitter, Rusev bromeó acerca de la sobreexposición de Shane McMahon.

«Rusev, ¿cuán frustrante es ver a Shane McMahon en televisión en vez de a ti?»

«No estoy frustrado. Es normal. Es el hijo de los jefes».

Un comentario que de nuevo evidenciaba la perenne presencia de la «Reality Era» en el producto que ofrece WWE, tras comprobar cómo ese descontento real de muchas Superestrellas quedó plasmado ayer mediante una excelente «Pipebomb» de Kevin Owens. Historia que según WrestlingNews.Co tendrá continuidad, y parece va encaminada, eventualmente, a alejar a «Shane O’Mac» de las pantallas. Paul Davis publica así la información.

«Lo crean o no, la compañía se ha dado cuenta que Shane McMahon aparece demasiado en televisión. Están prestando más atención a lo que dice la gente en redes sociales. La caída de ratings ha forzado a Vince McMahon a pedir más implicación en el producto, y está escuchando críticas más que nunca. También han hecho encuestas para averiguar qué le gusta y no le gusta de los shows.

«La promo de Kevin Owens el martes se supone fue el inicio de una historia para sacar gradualmente a Shane McMahon de la programación semanal.

«El propósito del último paso al bando técnico de Owens es que este hable por los fans, quienes ha tenido que soportar al McMahon cada semana. Algunos de los nombres mencionados en la promo se espera aparezcan pronto por televisión».

Sacar a Shane McMahon de TV: ¿primera gran medida de Heyman? 1
WWE

Partiendo de la supuesta validez del reporte que nos ocupa, resulta curiosa la capacidad de WWE por quemar la popularidad de un personaje. Shane volvió a la empresa en 2016, causando una ovación como pocas se recuerdan en la historia reciente. Y desde entonces, el hombre sin miedo ha lucido como un seguro de vida.

Les recuerdo, por ejemplo, que el anuncio de su lucha con The Undertaker en WrestleMania 32 ayudó a impulsar enormemente la venta de boletos. De hecho, el propio Vince consideró que sin la entrada en escena de su primogénito, aquella «Vitrina de los Inmortales» no habría batido récord de asistencia (97 mil personas). Motivo de que a posteriori se le concediera, precisamente junto a Owens, el estelar de Hell in a Cell 2017.

Por tanto, de cumplirse lo escrito por Davis, Paul Heyman seguramente esté detrás de tal decisión creativa. De lo poco y a la vez mucho que se ha publicado acerca de la labor de «Paul E» tras bambalinas, merece destacarse un extracto de parte de Sean Ross Sapp de Fightful.

«Nos han contado que Heyman se sienta junto a los otros escritores en las reuniones de producción, en vez de en el centro. Y ha hablado con varios miembros del equipo sobre el hecho de que Vince McMahon se ha dado cuenta de que el programa necesita mejorar».

Sacar a Shane McMahon de TV: ¿primera gran medida de Heyman? 2
WWE

¿Será Extreme Rules entonces el principio del fin del omnipresente Shane? Una derrota frente a Roman Reigns y The Undertaker y ese nuevo «KO Punk» que vimos ayer tal vez señalen el horizonte. No obstante, intuyo que WWE querrá contar con el Comisionado de SmackDown Live de cara a SummerSlam, uno de los mayores PPVs del año.

Hablamos de