Por cantidad y calidad de talentos, quedan lejos todavía. Respecto a su base de seguidores, igualmente son unos recién llegados. Pero uno de los pilares en los que se asentará AEW a partir de octubre, su contrato televisivo, sí que podría llevarnos a considerarles como competencia para WWE. Porque como ya reportamos, TNT tiene más presencia en EEUU que FS1, canal donde supuestamente irá emplazada NXT a fin de intentar robarse espectadores las noches de los miércoles. Algo que, sin embargo, parece ignorar Roman Reigns, quien cree que considerar a los Élite como competencia luce bastante excesivo.

AEW

Reigns respondió a varias preguntas del medio alemán SPORT1, donde demostró que su discurso continúa inamovible.

«Creo que Seth Rollins fue muy generoso al calificarlos de competencia. No quiero profundizar mucho en este tema… Ya lo dije anteriormente. Son una opción, y eso es genial para los luchadores, muy guay para los fans. Antes de que mi familia sólo perteneciese a WWE, esto era un territorio de familias. Tenías que moverte, trabajar con distintas promociones y territorios. Siempre voy a ser ‘luchador profesional’, pero al fin y al cabo, WWE es mi casa.

«Puedes verlo en otros shows: no es fácil producir, tienes que tener mucha experiencia. Nuestros talentos son de primera categoría, tenemos estelaristas cada día, pero también es nuestro equipo. Se dejan la piel todas las noches para que el show funcione. Mucha gente hace que esto funcione. Cuando ves a otros intentando hacerlo, ves los fallos y te hacen tener aún más respeto por lo que nosotros hacemos. Es fácil quejarse y decir esto y lo otro, pero a la hora de la verdad, nadie es capaz de hacer shows como WWE. Y punto».

WWE

WWE: cuando una gran producción no lo es todo


Ignoro si Reigns hace referencia a fallos concretos de producción en AEW, pero de momento, durante los tres shows que llevan realizados, los Élite acusan poco su inexperiencia. Porque precisamente el factor novedad, con todo lo que eso conlleva, es uno de los principales secretos de su éxito. El «amateurismo» siempre tiene su encanto. Como demuestra que agotaran boletos en apenas tres horas para su estreno televisivo el 2 de octubre, sin CM Punk de por medio. Y todo, mientras todavía deben celebrar All Out el 31 de agosto. Un show que seguramente hará palidecer a WWE SummerSlam 2019, y con menores recursos de producción.

Advertisements
Hablamos de