Acostumbrados ya a casi dos décadas sin conflicto alguno, con una WWE reinando suprema por encima de toda empresa de la industria luchística, ahora muchos seguidores se encuentran un tanto desconcertados por el panorama que abre AEW. Esta recién llegada apunta a no ser flor de un día, y pese a su negativa a admitirlo, en McMaholandia siguen de cerca todos sus movimientos. Así, casualmente el mismo día (y a la misma hora) que Fight for the Fallen, emitirán por primera vez un especial de EVOLVE a través de WWE Network. Pero este intento de acoso y derribo podría ir más allá, pues NXT tal vez tenga una importante misión a partir de octubre.

octubre
WWE

Bajo reciente edición de la Wrestling Observer Radio, Dave Meltzer y Bryan Alvarez discutieron la posibilidad de que Vince McMahon pretenda que la marca dorada pase a FOX a fin de hacer competencia a ese presumible Wednesday Night Dynamite de AEW. He aquí lo dicho por el editor.

«Pienso que es un movimiento lógico, sí. Creo que Vince lo hará. No sé si ahora mismo ya está moviendo los hilos, pero pensando como Vince, creo que es lo que hará».

Mientras, Alvarez suscribió la predicción.

«Es difícil de creer que en WWE no se haya hablado antes de mover NXT a FS1. Pero ahora, con AEW, probablemente lo harán».

Obviando que Meltzer y sus acólitos han dado varias muestras de querer impulsar a AEW (por evidente cercanía con sus principales responsables), poca duda cabe de que Vince no es comensal que guste de compartir trozos del pastel. Meltzer ya reportó que el uso de ese especial de EVOLVE supondrá sólo el principio de una estrategia de sabotaje en toda regla. Y como un servidor apuntó, la única manera de hundir a AEW pasa por atacar directamente a su programa semanal, que según las previsiones, arrancará en octubre, a través de TNT.

octubre
TPWW

Por su parte, FOX parece mostrarse interesada, aunque ya dije que quizás el precedente de esa suerte de ensayo en USA Network hace dos años provoque cierta reticencia. No obstante, desde entonces, NXT ha visto aumentar de manera ostensible su popularidad, y en consecuencia, su base de fans. Sería curioso comprobar cómo estos lucirían motivados a la hora de sintonizar o ocupar un asiento en la Full Sail sólo para demostrar su fidelidad al producto. Concepto esencial hoy día del que adolecen Raw y SmackDown Live.

Un análisis interesante si nos damos cuenta que la marca dorada es la única que no se ha visto afectada por esta crisis creativa (y de ratings) que azota al elenco principal. Por tanto, la fuga de espectadores quedaría descartada.

Advertisements
Hablamos de