El extraordinario salario de Tyson Fury en WWE les dejará con la boca abierta: 15 millones de dólares por enfrentarse a Braun Strowman en el evento especial Crown Jewel 2019 de Arabia Saudita. Y podría ocurrir una segunda lucha, con más billete verde.

Ya lo preveía Dave Meltzer cuando informó que fue el príncipe de Arabia Saudita (Mohamed bin Salmán) quien específicamente pidió que se programara al afamado boxeador británico en una lucha para el evento de este 31 de octubre. Meltzer señaló que no le sorprendería que, sumado a los 50 millones anuales que Arabia le da a WWE, le diera un dinero extra por tener a Fury en su evento.

Y así lo confirma Jeff Powell del Daily Mail, quien tuvo la oportunidad de dialogar con Fury para promover su lucha y también su revancha de febrero ante Deontay Wilder.

► El pago para Tyson Fury en WWE ha roto records

Tyson Fury en WWE
Tyson Fury en WWE

En el reportaje publicado en el diario británico, Powell señala que aunque Fury admitió que «hay una gran posibilidad» de que su lucha ante Strowman ponga en gran riesgo su revancha ante Wilder, también señaló que «hay 15 millones de razones» para que el riesgo valga la pena. E incluso advirtió: si todo sale bien, a finales de año Tyson Fury podría tener otra lucha en WWE:

«Esas 15 millones de razones para poner la revancha del siglo del boxeo en riesgo podría incrementarse a 20 millones o más si lo hace decentemente bien en su primer combate ante el gigante Braun Strowman el 31 de octubre».

Fury, quien ha estado entrenando en el WWE Performance Center en Orlando, Florida, quiere luchar contra Brock Lesnar o Caín Velásquez. Si tiene otra lucha, sumando le daría unos 50 millones, un poco menos que la bolsa que ganará contra Wilder en febrero en Las Vegas y también en una trilogía en el verano en el Estadio de Wembley en Londres, Inglaterra.

Su rival en el box, Deontay Wilder, el Campeón Mundial WBC ha reaccionado a su incursión en la lucha libre:

«En diciembre me robaron la victoria por nócaut. Tyson estaba inconsciente y no tenía memoria de haber sido tirado a la lona ni recordaba cómo se puso en pie. Eso es difícil, hombre, y sé que su familia no quiere que se arriesgue a pelear conmigo otra vez. Quizá pueda cancelarse nuestro compromiso».

Advertisements
Anuncios
Hablamos de