King of the Ring es una tradición histórica de WWE que comenzó como un simple torneo en 1985 y que a partir de 1993, como la gran atracción que supo ser, se tornó en un PPV anual hasta 2002. ¿En qué consistía? En una competición por coronar —literalmente—al «rey del ring», en un acto simbólico que va más allá del objeto de oro. Exactamente veinte Superestrellas lograron este selecto hito, con el #21 por revelarse en semanas próximas (por iniciarse mañana en Raw). Así que, sin más vueltas, vayamos a los candidatos de Súper Luchas:

4- Elias


King Elias
King Elias

El guitarrista pide a gritos un cambio, por más mínimo que sea, en pos de salir del pozo en el que se encuentra sumido hace rato. Sus habilidades luchísticas lo limitan, pero nadie puede discutir que su don del habla (y sus expresiones) lo compensa hasta cierto punto.

Y es específicamente a raíz de ello que un «King Elias» le haría maravillas. Según Dave Meltzer del Wrestling Observer, KOTR 2019 está diseñado para impulsar a un talento en particular. ¿Se referirá al vigente Campeón 24/07?

3- Ricochet


King Ricochet
King Ricochet

Convengamos un detalle: el trono tiende a recaer en manos «equivocadas», y con esto me refiero a que luchadores con intenciones «rudas». Pero como siempre es mejor salirse de la norma y romper con lo predecible, he aquí un candidato más «amigable».

Ricochet está necesitado de un empujón que le impulse, oportunidad dorada para ello y, en el mejor de los casos, consolidarse para un futuro combate titular ante Seth Rollins por el Campeonato Universal, todo un «dream match» aún por cumplirse. Es más, ya le hemos visto como King Ricochet.

2- Drew McIntyre


The King, Drew McInTyre
The King, Drew McInTyre

¿Qué sucedió con el escocés imparable, aquel que se perfilaba a ser el próximo gran rudo de WWE y todos estaban de acuerdo en que era cuestión de tiempo un reinado como monarca absoluto? Ya no está aquí, eso es seguro… pero podría estarlo nuevamente.

Un amigo suyo, británico también, fue el último en hacerse con este torneo. Para su desgracia, mucho no le favoreció. Con McIntyre debiera ocurrir lo opuesto, y de ahora a unos meses, demostrar que está hecho para cosas de mayor envergadura. 

1- Baron Corbin


King Corbin
King Corbin

Podrá gustarte o no, pero Baron Corbin sabe hacerse odiar como ningún otro luchador de la actualidad. Si ponemos eso sobre la balanza, además de la confianza que la directiva tiene puesta en él y que, curiosamente, hasta su nombre deslumbra realeza, no hay razón por la cual no considerarle en la ecuación.

En meses recientes se ha visto cómo el ex Gerente General de WWE RAW fue perdiendo relevancia, pero una movida semejante podría situarle una vez más en un lugar privilegiado, dejando atrás un personaje que hasta ahora le ha privado de llegar a lo alto de la montaña. Quizá así cambiase su suerte.

Hablamos de