Durante el último mes de noviembre ninguna Superestrella de WWE ha brillado tanto como Rhea Ripley. Unos cuantos estuvieron muy cerca, pero definitivamente la australiana se lleva todos los reflectores luego de su gran actuación que le valió para el triunfo de sus equipos en NXT TakeOver: WarGames y Survivor Series.

Precisamente, estos triunfos han posicionado a Ripley como una amenaza creíble para la actual Campeona NXT, Shayna Baszler, contra quien se enfrentará el 18 de diciembre próximo con el título en juego. Dicho encuentro se oficializó este miércoles en el episodio televisivo de NXT.

► Rhea Ripley cuenta sobre su experiencia y su futuro

Rhea Ripley y Shayna Baszler
Rhea Ripley y Shayna Baszler

La australiana de 23 años brindó una entrevista en Newsweek donde habló de su experiencia reciente, siendo la Superestrella más comentada dentro de la WWE. He aquí un resumen con lo más destacado de la misma:

Sobre sus sentimientos luego de los eventos de noviembre pasado:

«Es increíble, para ser honesta. No puedo expresar con palabras lo feliz que estoy con todo, e incluso decir mi nombre, y mucho menos ser una de las principales estrellas en este momento. Es absolutamente una locura, y no puedo esperar para seguir saliendo los miércoles por la noche para mostrarles lo que puedo hacer.»

Sobre su transición desde NXT UK hasta ser una de las Superestrellas principales de NXT:

«Es una locura hasta qué punto he llegado, incluso desde el primer Mae Young Classic hasta ahora, es una locura verme convertida en quien realmente sé que soy. E incluso desde Evolution hasta ahora, trabajando todos los días, dando todo lo que tengo en el ring y en el gimnasio levantando pesas. Es una locura que la gente me reconozca por mi trabajo y me respalde. Y no podría hacerlo sin el apoyo de los fans.

«Ha sido un viaje muy duro, pero al mismo tiempo ha sido gratificante. No puedo esperar a ver a dónde me lleva todo esto, desde ir al Performance Center todos los días y no renunciar a lo que realmente sabía lo que valía o sabía lo que puedo hacer, hasta ir a WarGames. Es absolutamente una locura. Y luego salir allí la noche siguiente para Survivor Series y ganar para el equipo NXT. Ha sido un viaje muy loco y espero que nunca se detenga».

Sobre su experiencia en su debut de NXT, donde confesó que estaba nerviosa:

«Salí para enfrentar a Shayna, quien ha sido la campeona durante tanto tiempo. Ella ha estado dominando la división, y yo acababa de llegar de NXT UK. Lo sentí como mi primera aparición. Salí a ciegas y no sabía cómo reaccionaría la multitud, especialmente por ser tan ruda en el Reino Unido, pero una vez que mi música comenzó a sonar, la reacción de la multitud fue enorme.

«Estaba tratando de luchar contra la sonrisa en mi cara, porque sabía que no debía sonreír. Fue increíble escuchar y ver a todos apoyándome, y nunca lo voy a olvidar. Sin esa reacción de la multitud, el apoyo que obtuve y el amor de los fans no estaría en el lugar en el que estoy ahora. Todo lo que puedo decir es gracias a todos los que estuvieron allí esa noche por apoyarme».

Su cambio desde en NXT UK, donde era ruda, a ser la consentida de los fanáticos en NXT:

«Ha sido raro. Ha sido muy extraño. Me gustaría salir y tratar de ser la mayor imbécil que pueda ser, pero todos parecen apoyarme. No sé qué es, no sé por qué. Empecé a asimilarlo un poco, y ahora es definitivamente extraño. ¿Cómo pueden gustarles alguien como yo? Simplemente salgo y les doy el espectáculo que merecen ver. Ser ruda o buena no me importa, solo salgo y soy yo misma, y si les gusto, les agradaré y si no les gusto, pues no. Todavía hay muchas personas a las que no les gusto, pero ahora están eclipsados por las personas que me quieren«.

Sobre la inspiración que tuvo para su actual personaje:

«Supongo que por estar en Australia y mudarme aquí. En Australia también era la consentida más grande de mi compañía. Pero luego, viniendo aquí e intentar adaptarme al molde que todos querían, me convertí en otra persona y no me gustó. No me sentía cómoda con lo que estaba haciendo o con quién era. Creo que ya tuve suficiente de todo.

«Cuando fue el segundo Mae Young Classic tuve la oportunidad de mostrarles a todos lo que tenía. Solo pedí permiso para cortarme el pelo. Luego mostré mi nuevo atuendo y mi nueva actitud y estaba haciendo lo que quería. Si no funciona, ustedes pueden obligarme a hacer lo que quieran, pero ahora estoy siendo yo misma.

«La persona que ves en el ring soy yo en un pozo de ‘mosh’, más o menos. Soy ese personaje, ni siquiera me gusta llamarlo personaje. Sólo soy yo. Así que tuve que ‘sintonizarme’ con eso y debía tener una canción que me respaldara. Afortunadamente, Ash Costello cantó mi tema de entrada, por lo que es muy fácil para mí convertirme en Rhea Ripley».

Luego de su experiencia en noviembre pasado, Ripley también comentó sobre su futuro diciendo:

«Ha sido un mes loco por decir lo menos. Todo lo que estaba en mi lista de deseos ha sido cubierto en tres o cinco días. Dios mío, ¿qué hago ahora? Estoy emocionada de este viaje».

Recordemos que Rhea Ripley se enfrentará a Shayna Baszler en menos de dos semanas, y la expectativa de la australiana es convertirse en Campeona NXT: 

«Es un gran honor, en mi opinión, ser la persona que derrota a Shayna Baszler quien ha sido una campeona tan dominante aquí en NXT. Sería absolutamente increíble, y es algo que puedo poner en mi lista de logros. Si puedo ser la que destrone a Shayna Baszler, verás a una Rhea Ripley muy arrogante. Si puedo ser la Campeona NXT, ni siquiera sé cómo ponerlo en palabras, sería muy humilde y agradecida, pero también demostraría a todos por qué debería ser la Campeona NXT«.

Hablamos de