Años atrás hablábamos en SÚPER LUCHAS de «viernes negros», donde WWE procedía a despedir a luchadores en masa a fin de aligerar peso, habitualmente poco relevantes dentro de su programación. Y la pasada noche, a cambio tuvo lugar una suerte de «domingo negro», donde si bien no se produjeron tantas salidas como antaño, las dos principales, protagonizadas por Sin Cara y Luke Harper, pillaron por sorpresa a más de uno. Y por supuesto, hubo bastantes reacciones de compañeros de profesión, caso de Marty Scurll.

Rusev, Ryback y otros reaccionan a las recientes salidas en WWE

► El futuro de Marty Scurll también es una incógnita


Los seguidores de Ring of Honor sabrán que Scurll ejerce de líder de Villain Enterprises, facción que cuenta en sus filas con PCO, Brody King y Flip Gordon, y que supone uno de los mayores atractivos a día de hoy de la compañía fundada por Rob Feinstein. Una sugerencia que no obstante podría pasar por simple chanza, pero que resulta interesante por el hecho de que nadie sabe con seguridad cuál será el siguiente paso del británico una vez arranque 2020.

Su contrato con ROH concluyó el 30 de noviembre, pero Scurrl accedió a participar en Final Battle, show que se celebrará este viernes. Allí, «The Villain» hará dupla con Gordon para enfrentar a Bandido y Flamita, mientras que también competirá la noche siguiente en el Final Battle Fallout, que servirá como grabación para el siguiente episodio televisivo, haciendo pareja esta vez con PCO en un duelo contra Jeff Cobb y Dan Maff.

View this post on Instagram

Villain Enterprises ?! #villain ☔️

A post shared by MartyScurll (@martyscurll) on

Y su destino pasa por dos vías: permanecer en ROH o fichar por AEW. Sus actuales empleadores están haciendo un enorme esfuerzo económico para retenerlo, pero recientes indicios invitan a pensar que Scurll cambiará de aires. Obviando su pasado en The Elite, o que AEW Dynamite le serviría de enorme plataforma para elevar su estatus, en comparación al no muy boyante momento que vive ROH.

Marty Scurll
ROH

Precisamente, mismo destino que viene barajándose para Harper desde que pidió su rescisión a WWE, ya que el ex-Wyatt Family guarda amistad con Chris Harrington, vicepresidente de estrategias de negocio de AEW. De resultas, si los Élite de verdad están interesados en contratarlo, presenciaríamos otro caso similar al de Jon Moxley, Dustin Rhodes o Shawn Spears.

Hablamos de