Impact Wrestling acaba de celebrar su nuevo PPV: Hard to Kill. Un evento estelizado por la disputa del Campeonato Mundial Impact entre Sami Callihan y Tessa Blanchard. Este obviamente es el combate que mantiene a todos hablando pero hubo otros también muy interesantes como el Eddie Edwards vs Michael Elgin. También vimos en acción a Brian Cage, que ha abandonado la empresa para firmar con AEW. Y a leyendas como Rob Van Dam o Ken Shamrock. Sin olvidar a Rhyno, que se vio las caras con Moose.

► Moose después de Hard to Kill

En este último encuentro queremos centrarnos por una publicación que el segundo de los luchadores ha hecho en Twitter.

«¿De verdad gané esta noche?«.

No tenemos más detalles acerca de su visita al hospital, pero creemos que se encuentra bien. De todas formas, estaremos atentos a más publicaciones o a cualquier informe que salga a la luz acerca de su estado de salud.

Ahora echemos un vistazo a algunas cosas que ocurrieron durante la lucha que pudieron llevar a Moose al hospital. Quizá fue este lanzamiento de espaldas sobre dos meses por parte de su oponente lo que lo provocó.

O puede que este otro lanzamiento desde la tercera cuerda sobre varias sillas.

La verdad es que él fue quien recibió más castigo durante el combate, más allá de que también fue él quien consiguió la victoria. Y lo hizo gracias a movimientos como este.

O este, que realizó nada más dar comienzo la lucha.

El ECW Original por su parte no hizo ninguna publicación, por lo que suponemos que se encuentra bien. Aunque entendemos que estará dolorido después de 13 minutos de enfrentamiento.

Esta es la cuarta vez que se enfrentan ambos luchadores, lo hicieron dos veces durante 2019 y la primera fue en 2016. Probablemente habrá más en el futuro, pero no está claro cómo continuarán sus carreras a partir de ahora.

Hablamos de