En el episodio de ayer de NXT, observamos lo último de las rivalidades camino al histórico NXT TakeOver XXV. Una de las incógnitas a esperar en este magno evento será la respuesta de Triple H a Cody Rhodes, pues para él fue la advertencia en AEW Double or Nothing.

A continuación te exponemos todos los pormenores en lo bueno, lo malo y lo extraordinario de NXT.

LO BUENO

Continúa el ascenso de KUSHIDA

Desde su debut, y antesala a su llegada a WWE, se sabía que KUSHIDA deslumbraría con su enorme talento en la marca amarilla.

Si bien tiene poco tiempo dentro de la compañía, bien pudo haber formado parte del cartel histórico del TakeOver XXV. Su contienda frente a Drew Gulak fue muy buena, y con lo visto ayer es posible que formalicen una buena rivalidad.

¿Debió de haber formado KUSHIDA parte del cartel de TakeOver XXV?

 

Io Shirai respaldada para su combate contra Shayna Baszler

Esta rivalidad viene tomando forma desde meses anteriores, con clara ventaja para Shayna Baszler y sus secuaces, Jessamyn Duke y Marina Shafir, pues cada que alguien ha tratado de ayudar a Io Shirai ha pagado las consecuencias de dicho acto.

Sin embargo, y para fortuna de la nipona, Candice LeRae estará en su esquina y quizá no sea la única en hacerlo. Sea quien sea la ganadora de esta contienda debe permanecer atenta, pues Mia Yim sigue sumando triunfos importantes en miras de una oportunidad titular, como el de ayer frente a Bianca Belair.

¿Quién saldrá como Campeona NXT tras TakeOver XXV?

 

Tyler Breeze sentencia a Velveteen Dream

La forma en la que ha sido manejada esta rivalidad ha sido muy buena. The Velveteen Dream ha encontrado en Tyler Breeze un rival de máxima exigencia, y pese a que él viene de regreso del elenco principal, hay que recordar que sus mejores momentos dentro de la compañía fueron precisamente en NXT.

Dream mantiene un reinado como Campeón Norteamericano NXT de poco menos de 120 días, con dos defensas titulares, frente a Matt Riddle y frente a Buddy Murphy.

¿Podrá retener The Velveteen Dream el Campeonato Norteamericano NXT?

 

LO EXTRAORDINARIO

The Undisputed Era por la reivindicación

Tras imponer su supremacía desde su conformación, la facción ha ido perdiendo terreno con las nuevas incorporaciones a la marca. Sin embargo, el escenario el próximo sábado es inmejorable para una reivindicación y golpe de autoridad dentro de NXT.

Los integrantes están involucrados en tres de las cinco luchas, Roderick Strong enfrentará a Matt Riddle, en lo que se espera sea un mano a mano recio y de mucha técnica.

Bobby Fish y Kyle O’Reilly buscarán salir avantes en una lucha de cuatro esquinas con la estipulación de escaleras, frente a Danny Burch y Onery Lorcan, dos viejos conocidos a los que ya han vencido antes. Además a de The Street Profits (Angelo Dawkins and Montez Ford) y The Forgotten Sons (Wesley Blake and Steve Cutler), estos dos últimos con el objetivo de aprovechar esta oportunidad y ser el estandarte de la división de parejas.

Por otra parte, Adam Cole se enfrentará a Johnny Gargano, en una lucha que promete ser de la mejores en la historia de NXT. Su rivalidad ha sido bien trabajada, pues desde el pasado NXT, ya demostraron su gran calidad.

El día de ayer The Undisputed Era dejó en claro que están dispuesto a ir a la guerra contra todo y contra todos, para salir victoriosos. Masacrando a The Forgotten Sons (Wesley Blake and Steve Cutler) y siendo Adam Cole el portavoz de la sentencia a Johnny Gargano y Matt Riddle el próximo sábado.

¿Será este el inicio de la supremacía de The Undisputed Era?

Advertisements

Hablamos de