Mientras en la Ciudad de México unos aún festejan que la lucha libre se ha añadido a la lista del patrimonio cultural intangible, en otros lados de la república mexicana no hay mucho que festejar, sobre todo con lo sucedido con la joven conocida como La Enigmática.

La Enigmática: Lo lamentable de la lucha libre quedó en evidencia 2

Ya muchos conocerán lo ocurrido el pasado viernes en la Arena Terraza "El Mezquite", de Ciudad Juárez Chihuahua, en donde se anunció una "revancha familiar" con Black Skeller y Black Skeller Jr. en contra de Enigmático y Enigmático Jr., acompañados estos últimos por La Enigmática, quien apareció como valet, y no como parte de la lucha.

En dicho encuentro, sucedió lo más lamentable, que es la agresión artera y sin sentido por parte de Black Skeller hacia la joven, que terminó en el hospital, con una conmoción cerebral por recibir un golpe en la cara con una silla, algo que quizás muchos dirán que es normal y es parte de la lucha libre. Pero no lo es.

La Enigmática: Lo lamentable de la lucha libre quedó en evidencia 3

Analicemos a fondo la situación.

Siendo una lucha de revancha, por supuesto que se esperaba que fuera un encuentro muy duro, y más cuando se trata de una familia contra otra, pero no es lo mismo ganar aunque sea a la mala, que lastimar a un compañero de profesión, porque si en una actividad como la lucha libre no existe la lealtad hacia el compañero, entonces la gente está pagando por una carnicería y no por ver lucha libre.

En el video que está circulando en internet, La Enigmática es agredida por Black Skeller, La joven recibió el castigo hasta donde más aguantó, pero el remate con la silla directamente sobre la cabeza de La Enigmática hizo que cayera desvanecida, y se aprecia incluso que se convulsionó, lo que indica que hubo un daño serio.

Una vez que la joven se desvanece, se nota que no hay personal médico que la pudiera atender como se debía en ese momento, se oyen voces de todos lados cada quien señalando lo que según se debe hacer.

Ya sabemos que la chica acabó en el hospital con una conmoción cerebral, algo demasiado peligroso para quienes practican un deporte de contacto como la lucha libre, donde el continuo golpeteo de la cabeza sobre la lona provoca que el cerebro se vaya inflamando. Si una persona que continuamente es golpeada no tiene el debido cuidado o no recibe la atención que requiere, puede ser mortal.

Se hace evidente que los luchadores están totalmente desprotegidos ante estas situaciones, pues en la gran mayoría de las arenas no hay un servicio médico de calidad; no hay una ambulancia que pueda trasladar de inmediato a quien lo requiera.

El luchador está a su suerte. Lucha a veces por una torta y su refresco, a veces por unos pocos pesos, a veces sólo por el gusto de escuchar a la gente gritando su nombre cuando sube al ring, pero nada más. Los afortunados cobrarán más, pero no siempre esto va a alcanzarles para estudios médicos, consultas y revisiones constantes de una lesión, pero bueno, se trata de que el promotor se ahorre unos pesos, al cabo a él no le están lesionando o poniendo en riesgo su vida, y eso, es una situación muy común en todos lados de nuestro país donde haya una función de lucha libre.

Una de las cosas que más coraje me dio (y así lo tengo que señalar, pues me desempeño como réferi) es la actuación del réferi en turno, pues no tuvo la capacidad de detener esto antes de que ocurriera la lesión de La Enigmática. Su función no sólo es velar que se respete el reglamento; su función es la de cuidar la integridad de los luchadores, y si la señorita era sólo una valet o acompañante en dicho encuentro y ve que la están agrediendo sobrepasando los límites de lo permitido, en ese momento baja y obliga a los luchadores a subir al ring.

Pero no, permitió que las cosas llegaran a esto y que una joven esté hoy en el hospital. Si los terceros en el cuadrilátero no entienden que su responsabilidad es muy grande y que no están ahí sólo para contar tres palmadas o preguntarle a los luchadores si se rinden, entonces, de verdad, mejor dedíquense a otra cosa. Tengan el carácter y las agallas de hacerse valer como autoridad pero sobre todo, tengan el criterio para entender hasta dónde se puede permitir que haya acciones debajo del ring.

El furor general señala como el principal responsable a Black Skeller. Se le acusa de falta de profesionalismo y muchas otras cosas. Si quería "curtir" a una joven como La Enigmática, había muchas otras formas más, seguro estoy que el señor ha recibido a lo largo de su carrera diferentes golpes, y sabe las consecuencias, poner en riesgo así, a una compañera de profesión, no tenía ningún sentido, y por más que digan que seguramente estaba "calientito" insisto, es un luchador profesional, no un vándalo en un pleito callejero, y eso, por decirle de la forma más amable que puedo mencionar.

Y la gente, esa que hace posible que la lucha libre exista como espectáculo, esa que va a la arena y que hace que ésta se llene de emoción con sus gritos, no es posible que aplauda estas acciones sobre una joven. No es posible que festejen la forma en la que fue castigada, en especial en una ciudad donde los feminicidios parecen se volvieron algo cotidiano.

Porque una lucha mixta no debe incluir jamás golpes del hombre hacia la mujer (en WWE, acabamos de ver cómo James Ellsworth sólo sirvió de costal para Asuka); de lo contrario, se vuelve un pésimo ejemplo para todos, como en el video que vemos a continuación, donde Panthro noqueó de un puñetazo derecho a la Hija de Karonte.

Y aunque la lucha tenga más "profesionalismo", ese mal ejemplo ahí queda. Recordemos Triplemanía XXIV, cuando Chessman y Averno enfrentaron a las hermanas Apache. En la cobertura de dicha función, Ernesto Ocampo escribió:

"Una lucha que ha causado controversia en muchas partes del mundo. Aunque las Apache ya habían luchado contra hombres en el circuito independiente (contra los Trauma), la idea, aunque es novedosa, se ve muy políticamente incorrecta para el mundo actual, especialmente en un país como México, donde la violencia de género es uno de los principales problemas sociales.

"Claro que las Apache son las técnicas, las amadas por el público, en especial porque su padre, el Gran Apache, está en su contra, pero eso no quita lo mal que está esto, sobre todo cuando el comentarista Leo Riaño dice que las Apache 'son reflejo de la mujer actual'.

Triplemania 7

"Ante esta lucha, sólo queda agradecer que Triplemanía no sea transmitida por PPV tradicional en los Estados Unidos, pues habría generado un alud de quejas.

Triplemania 8

"La lucha queda sin resultado, Fabi Apache sale en camilla y El Fantasma, presidente de la Comisión de Lucha Libre capitalina, ve todo muy tranquilo desde la primera fila.

Triplemania 21Triplemania 9

“'¿Quién gana? ¡No gana nadie!', dice Jesús Zúñiga, y eso es extensivo para el público y para la lucha libre mexicana".

Y volviendo al caso de Ciudad Juárez, pensemos que esto hubiera sucedido ante otro tipo de público, y dado que no había medidas de seguridad, se hubieran ido encima del agresor y esto hubiera acabado muy mal, no sólo para La Enigmática, sino para muchos más.

Muchos compañeros del gremio luchístico buscarán la forma de apoyar  a La Enigmática, y eso es lo que hace valioso al gremio, la solidaridad en momentos terribles como éste. Es difícil pedirles que boicoteen a "promotores" que no se preocupan por la integridad del luchador, porque es una fuente de ingresos para ustedes, pero si es posible pedirles que por favor, recuerden que todos son compañeros, y que hay una familia esperando que regresen a casa con bien, no que les avisen que están en un hospital.

Advertisements
Hablamos de