WWE acaba de anunciar oficialmente la llegada de tres talentosos luchadores a su Centro de Desarrollo para comenzar su camino en la empresa. Kushida, Shane Strickland y Garza Jr. han firmado con la compañía de Vince McMahon para convertirse en Superestrellas e intentar triunfar en el mayor escaparate del mundo de la lucha libre.

Lo que suceda a partir de ahora está por ver. Cualquiera de ellos tiene lo necesario para convertirse en nombres importantes de WWE. Pero eso dependerá de muchas cosas. Antes de que den su próximo paso en esta nueva aventura, ha salido a la luz cuánto cobrarían debido a sus contratos. Tanto ellos como todas las demás contrataciones recientes. Esto de acuerdo al Sports Business Journal. Esto publicaron en un artículo:

«Aquellos que firman contratos de desarrollo cobran entre 50 mil y 150 mil dólares al año. El promedio general para quienes están en desarrollo es de aproximadamente 80 mil. Si llegan a la cima de WWE, los salarios pueden subir a las siete cifras».

Cabe destacar que esas cantidades son similares a la que ganan luchadores independientes de medio cartel. Los estrellas obtienen mucho más al año, así que el dinero en NXT no es un aliciente para firmar, sino la posibilidad de triunfar eventualmente en el elenco principal, lo cual puede resolverles la vida.

En cuanto a Garza, Kushida y Strickland, cualquiera de los tres puede triunfar en WWE. Teniendo en cuenta quiénes son, probablemente debuten pronto en los eventos no televisados, y podrían situarse con facilidad en los primeros planos de NXT si se les da la oportunidad para ello.

Advertisements
Hablamos de