AJ Styles la estaba pasando muy bien como Campeón de Estados Unidos, habiendo retenido el título en SummerSlam 2019, y con The OC. Hasta el punto de que se sentía como un cowboy al que todas las madres de Estados Unidos querrían. Todo iba bien para él hasta que anoche estaba siendo derrotado por Seth Rollins cuando sus dos amigos tuvieron que intervenir, provocando la descalificación. Aún así, las cosas seguían más o menos bien pues los tres empezaron a dar una paliza al Campeón Universal, y también a Ricochet que entró para intentar ayudarlo. Pero todo cambió cuando entró en escena Braun Strowman, que limpió la casa de rudos, teniendo los tres que salir huyendo no acabar aniquilados por el monstruo.

El gigante tomó el cinturón universal para entregárselo a Rollins en lo que pareció un gesto de que quiere ser el nuevo retador al mismo. Pero, ¿y si en realidad va a por el otro campeonato? Después de lo sucedido, Styles estaba muy molesto y no dudó en desafiar a Strowman a un combate titular.

«Yo desafié a Seth Rollins. Quería mostrarle al mundo lo que es un verdadero campeón. ¿Desafié a Braun Strowman? No, creo que no. No tenía razón para meterse en nuestros negocios y arruinarlo todo…. Cathy (Kelley, la entrevistadora) aprecio tu trabajo pero no sé dónde está Braun Strowman ahora, así que quizá… quizá es mejor que tome esto (el micrófono) y te vayas. Ponte a salvo. Braun Strowman, te has metido en los asuntos de The OC. ¿Querías mi atención? Ahora me atenderás a mí. La semana que viene pondré mi Campeonato de Estados Unidos en juego contra ti, Braun Strowman. ¿Ya tengo tu atención? La semana que viene, Raw, eres mío«.

No podemos evitar alegrarnos de que haya sido el propio Styles, un rudo de WWE, que debería estar huyendo y rechazando todo tipo de combates, quien haya desafiado a Strowman. ¿Retendrá el campeonato o se convertirá el monstruo en el nuevo Campeón de Estados Unidos?

Advertisements
Hablamos de