No fue el mejor combate de la reciente edición de SummerSlam, pero en términos de construcción, a día de hoy la rivalidad que mantienen Kofi Kingston y Randy Orton es la más interesante de WWE. Porque, obviando que supone una vuelta de tuerca a la típica historia "underdog" contra el consentido de la empresa, logra sacar siempre una "Attitude" del ghanés poco habitual. Algo que no es nuevo, pues hace una década, en el comienzo de estas hostilidades, esa faceta ya salió a la luz. Aunque el Campeón WWE, bajo una entrevista con Fightful, recordó un segmento en el que más que intentar emular a Stone Cold, casi acaba tributando a The Shockmaster.

Kingston, charlando con Sean Ross Sapp, relató un episodio de su rivalidad con Orton allá por 2009, cuando WWE obsequió a "The Viper" con un coche personalizado en una edición de Raw.

"¡Dios mío! Hablo de aquel momento a todas horas. Fue un momento definitorio para mí. La gente pensó, 'oh dios mío, Kofi Kingston no está contento con ser un tipo jamaicano, y está rompiendo el coche de Randy Orton'. Hubo un segundo en que casi me caigo, habría sido un 'momento Shockmaster'. Fue casi en cámara lenta para mí. Me dijeron que un coche de la NASCAR era indestructible. Me dieron una palanqueta, y con el primer golpe, rompí una ventana. Eso no estaba planeado, pero es televisión en directo. Seguí rompiendo cosas, y entonces me subí al capó.

"Pero al subirme, me resbalé con la pintura que había tirado antes. Pensaba que me caía ahí en medio de millones de personas. Como si fuera 'Matrix'. Y yo pensando, '¡No, mi carrera!' Me quedé cerca, pero logré mantener el equilibrio. Con suerte, la cosa salió como debía, y aquí estamos diez años después, Randy y yo saliendo ahí fuera de nuevo".

Shockmaster
WWE

Otro gran segmento este pasado lunes

Precisamente hoy recogimos en SÚPER LUCHAS la noticia de que el segmento protagonizado por Kingston y Orton durante la última edición de Raw contó con muy buenas críticas tras bambalinas. Como dije al comienzo, otra muestra de que el hombre del RKO tiene la capacidad de sacar de Kingston sus maneras más rudas. Lo que debería aprovechar WWE para concretar un duelo bajo alguna estipulación extrema. De momento, sí que podemos asegurar que se verán las caras de nuevo por el magno cetro del Imperio McMahon en Clash of Champions. Duelo que se confirmará en las próximas semanas.

Hablamos de