Cody tiene que cumplir tres condiciones para poder enfrentar a MJF en Revolution y vengarse de él por todo el daño que le ha causado. Solo le quedan dos, que son no tocarlo hasta el mismo combate, lo cual cada vez es más complicado, y verse las caras con Wardlow en una jaula de acero, lo que ocurrirá el 19 de febrero. Una de ellas la cumplió anoche. En el más reciente episodio de Dynamite, Rhodes recibió un total de diez latigazos, nueve en la espalda y uno en el pecho, por parte de su ahora mayor enemigo en AEW.

Les dejamos el primero de ellos, demasiado doloroso para la vista verlos todos:

¡Qué dolor! Así quedó la espalda de Cody después de Dynamite 1

► Cody recibió diez latigazos de MJF

Como también lo es, pero esto no podemos evitar hacerlo, ver esta imagen de cómo quedó la espalda de Cody:

Una foto que publica el propio Maxwell Jacob Friedman para continuar burlándose, añadiendo además que debió haberse quedado en la lona. Como vemos, las heridas recorren toda la parte alta de la espalda y también la nuca. Por ahora no vemos cómo está su pecho, aunque en la cobertura sí que pudimos echarle un vistazo. No, Rhodes no pasó para nada una buena noche.

Pero podemos decir que lo peor ha pasado. No queremos quitarle importancia a su lucha con la mano derecha de su oponente pero entonces va a poder defenderse, no solo va a quedarse de pie recibiendo, sino que va a atacar. Y lo de no poner las manos encima de MJF hasta el evento va a ser complicado pero al mismo tiempo lo más sencillo. Porque sabe si cumple cada una de las condiciones va a poder hacerlo el 29 de febrero. Veremos qué ocurre en las próximas semanas en esta historia que tan prendida tiene a la fanaticada.

Hablamos de