Anuncio

7 peores finales de PPV en la historia de la lucha libre

Compartir es bueno
Share on facebook
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Anuncio

Esta Ruta a WrestleMania no está teniendo una gran recepción si de PPVs hablamos. Está por verse qué sucederá con el Show de Shows mismo, pero en lo que respecta a WWE Super ShowDown 2020 —votado como el peor de la historia según las votaciones de Cagematch— y el evento de ayer, Elimination Chamber, no fueron de los favoritos de la afición bajo ninguna circunstancia, especialmente en lo referente a sus finales. Lo que nos lleva a recordar los 7 peores finales de PPV en la historia de la lucha libre.

La siguiente es la versión escrita del video de Cuadrilátero sobre los 7 peores finales de PPV en la historia de la lucha libre.

Cómo un final no consensuado de PPV se convirtió en el peor incidente de la historia de la lucha libre. ¿En qué estelar de WrestleMania salió todo mal, resultando en un absoluto desastre? Victory Road 2011 y cómo un épico main event fue arruinado por un Jeff Hardy totalmente drogado; narrado por sus protagonistas. ¿Qué PPV fastidió a una reconocida personalidad al punto de presentar su renuncia? Además, no todo lo que hizo Undertaker es oro...

Dale play para enterarte de todas estas curiosidades y muchos otros datos de los que no estabas enterado:


¡Ayúdanos a seguir entreteniéndote e informándote dándole click al banner de «SUSCRÍBETE» y dale a la campanita para no perderte de nuestros últimos videos!

7 peores finales de PPV en la historia de la lucha libre 1

Survivor Series 1997

He aquí quizá el incidente más infame de la historia, conocido comúnmente como el “Montreal Screwjob” o “La Traición de Montreal”. Bret Hart llegaba como Campeón WWE al evento, pero detrás de aquel reinado pronto a acabar había una realidad que desembocaría en el posterior escándalo. Porque McMahon, o WWE en general, atravesaba un difícil momento económico, crisis que no dejó otro remedio más que tomar caminos separados.

El canadiense le contó que le había llegado una oferta de WCW, la competencia, y Vince le alentó a aceptarla. Pero había un problema: el Campeonato Mundial. Hart no tenía problema en ceder el título, pero su única condición era no perderlo en Montreal, en su país natal y donde se llevaría a cabo el PPV Survivor Series. Su contrato acabaría por esas horas, así que McMahon no quiso arriesgarse a que se llevase el cinturón consigo a WCW.

Sucedió que en una evidente complicidad con el árbitro Earl Hebner y el rival de Hart, Shawn Michaels, el Presidente dio la orden de que Hebner detuviera la contienda mientras Michaels aplicaba el Sharpshooter sobre el monarca, sin que éste se rindiese. A posteriori, sintiéndose traicionado, un enojado Hart procedió a escupir a Vince y hacer una visible seña de WCW en el aire. Tras bambalinas seguiría la disputa, pero esa ya es historia para otra ocasión.

► WrestleMania 8

Las primeras nueve WrestleManias tuvieron a Hulk Hogan en plazas prominentes. De todas, la octava edición fue probablemente su más pobre demostración en “La Vitrina de los Inmortales”, no sólo por lo que sucedió en el ring, sino también por los errores en la ejecución del combate mismo.

Sid Vicious era el rudo de turno, y "El Hulkster", el héroe. Todos esperaban que una vez más se llevase la victoria para mandar a todos felices a casa, pero se encontraron con una situación... interesante, por decirlo de alguna manera. ¿Cuál era el plan original? Pues había que proteger al rostro de la compañía, Hogan, y la directiva no quería que su más importante villano perdiera terreno, tampoco.

Por lo tanto, la idea era que Hogan le ejecutara a Sid su finisher, el Leg Drop, y Papa Shango irrumpiese en la cuenta de dos, provocando la descalificación. De por sí un final penoso, pero escuchen, porque la cosa se pone peor. No sólo Shango no se presentó a tiempo y Sid debió salirse por su cuenta del conteo, convirtiéndose en el primero en la historia de WWE en sobrevivir a un Leg Drop, sino que, sin saber qué hacer, el réferi no encontró mejor alternativa que finalizar el combate sin motivo aparente, alegando una descalificación, por cierto inexistente.

Shango sí arribaría, un rato después, y atacaría a Hogan, tarde. The Ultimate Warrior haría el salve y los faces cerrarían el evento. Poco tenían para celebrar. Sin embargo, no les quedó mejor alternativa que seguir con la corriente.

► Victory Road 2011

Una vez más, una lamentable ejecución siendo protagonista. Victory Road 2011 tenía un prometedor mano a mano como plato fuerte. Dos personajes caricaturescos como Sting y Jeff Hardy se veían las caras por primera vez en un cuadrilátero, en el que se suponía que iba a ser un encuentro para el recuerdo. Y vaya que lo fue, pero por todas las razones equivocadas.  

"Estaba muy entusiasmado porque literalmente iba a luchar con Jeff Hardy y pensé, 'salgamos afuera y tengamos un gran combate'. Fue difícil encontrarlo aquel día. Y entonces, cuando lo encontré, se notaba que no era él mismo". [Sting]

"Tenía que luchar contra Sting, uno de mis luchadores favoritos, y no estaba en condiciones. Estaba destrozado. Básicamente debió arrojarme a la lona. Estaba en modo zombie." [Hardy]

“La música de Jeff sonó y él no salió [recuerda Bischoff, entonces directivo de TNA]. En ese momento me empecé a preocupar. Recuerdo mirar a mi izquierda y ver a gente ayudando a Jeff a caminar al área de backstage. Supe que no iba a funcionar".

Hardy salió, de hecho, pero desde un primer momento se notó que no estaba en condiciones. Llegó al ring, pero al momento de comenzar la lucha, amagó reiteradamente que arrojaría su camiseta al público. Finalmente, no lo hizo. La lucha consistió en dos movimientos: el Stinger Splash y el Scorpion Deathdrop.

El veterano ganó, pero podía verse en su expresión que no estaba nada satisfecho.

“Todos estaban enojados conmigo [dijo Hardy]. AJ Styles estaba ahí y sé que estaba furioso, que pensaba '¡no puedo creer que siquiera trabaje aquí!". Styles lo reconoció: "Estaba muy enojado porque estaba dando mi cuerpo, mi carrera a TNA y un tipo simplemente vino y arruinó todo porque no era importante para él".

► December to Dismember 2006

¿Cómo explicar December to Dismember 2006? En pocas palabras, como un calco de Hell in a Cell 2019. La versión 2.0 de ECW, bajo los dominios de WWE, apenas comenzaba y Paul Heyman empezó desde el vamos con el pie izquierdo. December to Dismember fue el primer PPV de la marca una vez revivida, y el choque de personalidades y perspectivas entre Heyman y Vince McMahon fue más allá.

El show, al igual que Hell in a Cell, tuvo unas pocas luchas anunciadas, dos exactamente, y cerró con una Elimination Chamber extrema por el Campeonato ECW. Y es aquí donde se produjeron las diferencias, con un Heyman que quería impulsar a un joven CM Punk para que ganase la lucha vía sumisión, haciendo rendir a Big Show y Bobby Lashley. Los involucrados se mostraron de acuerdo, pero claro que era demasiado para McMahon.

Su respuesta fue contundente, e hizo saberle a Heyman que él tenía la última palabra. ¿Qué terminó ocurriendo? Punk fue el primer eliminado de la contienda, y Lashley se convertiría en el nuevo Campeón del show extremo, ante cánticos de TNA y el total rechazo del Universo ECW. La frustración de Heyman tomó tales dimensiones que decidiría abandonar la empresa a raíz del suceso y no regresaría sino hasta 2012.

► Battleground/SummerSlam 2015

Dos eventos que van de la mano, y ahora explicaremos el por qué. Después de canjear su maletín de Money in the Bank en WrestleMania 31 sobre Brock Lesnar, Seth Rollins debía enfrentar a "La Bestia Encarnada" en un uno contra uno en Battleground, ahora sin intervenciones ni ventajas.

Un reto que tenía a aficionados expectantes, pues la cobardía de “The Arquitect” era opuesta al dominio de Lesnar, creando una dinámica atractiva. No obstante, el resultado fue exactamente el que todos repudiaban. Pues si lo interesante era ver cómo se las arreglaba el Campeón, toda mística acabó cuando The Undertaker apareció para atacar al responsable de finiquitar con su histórica racha.

Aquel episodio condujo a un enfrentamiento entre ambos en SummerSlam, donde “The Deadman” dejó de ser él mismo y se adjudicó la victoria con un golpe bajo mientras el árbitro no miraba, seguido del Hell's Gate. Un caso aislado en el que se mostró como el malo de la película, historia que por supuesto fue descontinuada, y es que muy poco tenía que ver con el actuar de su personaje.

► Battleground 2013

Dos ediciones en un top de los 6 peores finales de PPVs de la historia no hablan muy bien de Battleground. ¿Hace falta preguntarse por qué ya no forma parte de la programación de WWE? Y la de 2013 fue una verdadera mancha. Los fans siguen recordándolo a día de hoy como uno de los cierres más escandalosos de todos los tiempos.

En uno de esos idas y vueltas por el Campeonato de WWE entre Daniel Bryan y Randy Orton, estuvo el que tuvo lugar en el presente evento, sólo que aquí, siquiera hubo un ganador. Durante los últimos compases de la batalla, Big Show interfirió y remató a Bryan, haciendo pensar a todos que dejaría en bandeja la victoria a “The Viper”. Pero cuando Brad Maddox, el General Manager de Raw, envió a un “corrupto” Scott Armstrong a escena para el conteo, Show mostró sus verdaderas intenciones, rompió el pinfall y noqueó también al árbitro. Después a Orton.

El tema del gigante sonó después para colocar el punto final a un cierre bochornoso. No hubo mano alzada, pero sí abucheos y descontento.


Si te gustó este artículo y quieres más similares, ¡ayúdanos a seguir entreteniéndote e informándote dándole click al banner de «SUSCRÍBETE» y dale a la campanita para no perderte de nuestros últimos tops!

7 peores finales de PPV en la historia de la lucha libre 1

Anuncio