Todos los temas, por muy cantentes que estén en su momento, acaban quedando a un lado. Esto es lo que ha pasado con la disputa Ric FlairWWE por el apodo de «The Man». En este caso no fue por el tiempo que ha pasado sino porque en las últimas semanas no ha habido ningún tipo de novedad. No desde que el dos veces miembro del Salón de la Fama apareció en SmackDown, lo que muchos vieron como un indicativo de que el problema entre ambas partes había finalizado. Y de la misma forma podría tomarse su aparición en el reciente Raw, que a su vez lo llevará a estar presente en Crown Jewel 2019. Pero, ¿de verdad es así? ¿Se acabó la tensión?

► Los problemas entre Ric Flair y WWE

Parece ser que sí. Parece que ya no hay problema. TMZ tuvo la ocasión de hablar recientemente con el «Nature Boy» y no perdieron la oportunidad de preguntarle por esta misma cuestión.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=Duy3FdEV5bc]

«Todo está genial. No podría estar mejor. Nunca ha habido nada malo. Se trata de acuerdos y desacuerdos. Nunca demandé a nadie. Son familia. Nunca les escribí una carta con malos sentimientos. No sé de dónde salió ese rumor. Mi hija es la mayor estrella que tienen».

Puede que de verdad todos los problemas hayan quedado atrás, pero lo de «no sé de dónde salió ese rumor». A primeros del mes pasado, que fue cuando comenzó todo, precisamente por declaraciones suyas, Flair dijo cosas como las siguientes hablando con este mismo medio:

«Me alegra tener esta oportunidad para aclarar las cosas. Cuando noté por primera vez esto fue en agosto de 2018. Pensé: ‘Genial, The Man, mi personaje contra mi hija’. (…) Pensé, ‘Qué bien, haré algo de dinero porque es mi marca y la están usando’. (…) Entonces escribí un texto al respecto y se los mandé. Su abogado, quien no tiene nada de respeto por mí, pero que no importa, pues no lidiaré mucho con eso, me dijo: ‘Estás equivocado, ni siquiera te acercas’. Entonces, ¡boom!, les mandé otro texto y el abogado ya no respondió. (…) Le dije a Hunter: ‘Voy a registrarlo’. (…) Le dije a Hunter: ‘Si no se arregla esto, voy a registrarlo’. (…) No me importa qué es lo que piensen en WWE de mí. Sé que me quieren, pero obviamente me perdieron el respeto. (…) Les gane o no les gane, Becky seguirá usando The Man todo el tiempo que quiera, y me alegro, pero quiero que la empresa me pague por ello, porque tengo que sostener a mi familia. Yo debo ser The Man, y si no lo logro, ¿sabes qué dirá mi epitafio? ‘Murió tratando de ser The Man’».

Hablamos de