En una reciente publicación en Twitter, Ric Flair se metió en medio de la disputa Becky LynchTaylor Swift para poner en claro a la luchadora que él es «The Man». Parecía simplemente una broma del dos veces miembro del Salón de la Fama de WWE, pero poco después Heel by Nature informó que el ex luchador intentó el registro de ese apodo. En realidad, hizo dos registros: el primero, para usarlo en servicios de entretenimiento, más específicamente, en apariciones en vivo y actuaciones de un luchador profesional; el segundo, para vender ropa.

No era para nada una broma. Ric Flair quiere que si Lynch va a llamarse a sí misma «The Man», si WWE va a utilizar ese apodo para la luchadora y para mercancía, tienen que pagarle.

Así lo dijo durante una reciente entrevista con TMZ Sports.

«Me alegra tener esta oportunidad para aclarar las cosas. Cuando noté por primera vez esto fue en agosto de 2018. Pensé: ‘Genial, The Man, mi personaje contra mi hija’. Bien, pues es el día en que inició, después de SumerlSlam. Pensé, ‘Qué bien, haré algo de dinero porque es mi marca y la están usando’. La he usado desde 1981.

«Entonces escribí un texto al respecto y se los mandé. Su abogado, quien no tiene nada de respeto por mí, pero que no importa, pues no lidiaré mucho con eso, me dijo: ‘Estás equivocado, ni siquiera te acercas’. Entonces, ¡boom!, les mandé otro texto y el abogado ya no respondió. Hice que mi abogado le hablara y le colgó. Esto fue entre 2018 y enero de 2019.

«Le dije a Hunter: ‘Voy a registrarlo’. La razón por la que ellos no tienen el registro de The Man es porque se entiende que es algo relacionado conmigo. Le dije a Hunter: ‘Si no se arregla esto, voy a registrarlo’. Entiendo su postura y adoro a Becky Lynch, y nadie ha apoyado a la división femenil como externo más que ello. De hecho, iba a hablar con ella anoche, pero no sé que se trae WWE, porque no pude localizarla.

«Mi hija está muy molesta conmigo porque inicié los trámites de registro. No entiende que no es nada contra Becky. No estoy molesto con Becky. Pero así está la cosa: cuando casi morí hace un par de años, sólo una persona conmigo todo el tiempo (Wendy, su esposa), los 31 días en terapia intensiva, 12 días casi muriendo con un respirador. Y tengo que ver por ella y por mi familia que me estuvo cuidando. No me importa qué es lo que piensen en WWE de mí. Sé que me quieren, pero obviamente me perdieron el respeto.

«Les gane o no les gane, Becky seguirá usando The Man todo el tiempo que quiera, y me alegro, pero quiero que la empresa me pague por ello, porque tengo que sostener a mi familia. Yo debo ser The Man, y si no lo logro, ¿sabes qué dirá mi epitafio? ‘Murió tratando de ser The Man'».

 

Hablamos de