Ruby Riott continúa recuperándose de la grave lesión que sufrió en ambos hombros y recientemente tuvo que someterse a una segunda cirugía. No se ha aclarado nada más pero el Universo WWE se preocupó porque podría significar que no está sanando tan bien como debería. Hay que aclarar que su carrera no corre peligro ni mucho menos, pero dependiendo de lo rápido que se recupere, volverá más tarde o más temprano. La fecha prevista para su retorno a los encordados es a inicios de 2020.

Si la segunda operación quirúrgica se tomó como una mala noticia, aunque ya mencionamos entonces que no tendría por qué ser así pues podría haber estado prevista desde un primer momento, el que ahora muestre su espectacular nuevo tatuaje en el cuello se está tomando como buena. O al menos que Riott está de buen humor como para pasar por todo lo que supone. Tanto con respecto al dolor como al tiempo que ha requerido. Es un poco vaga pero vamos a hablar de que es una novedad positiva.

«¡Ella es incluso mejor de lo que podría haber imaginado! Sarah Logan me dio la idea para este tatuaje y Amber Olsen le dio vida, ¡y es increíble! Ella me odiará por decir esto, pero soy una gran admiradora de Amber Olsen, como artista, como humana y como amiga. ¡Muchas gracias, es perfecta! PD:. ¡Miren mi dulce cicatriz quirúrgica en mi girasol!«.

Desde luego, esto no tiene nada que ver con su lesión ni con su recuperación. Pero sin duda Ruby Riott se encuentra bien, dentro de lo que cabe, lo cual es para alegrarse.

Hablando de cirugías y tatuajes, Corey Graves publicó un simpático mensaje respondiendo a la publicación de su compañera: «Deje de hacerte cirugías y los convenceré de que nos dejen hacer Superstar Ink juntos». Parece que en un futuro episodio de este programa podría verse al comentarista y a la luchadora compartir algunos momentos con una de sus grandes pasiones.

Advertisements
Anuncios
Hablamos de