Murió TNT, uno de los mejores pesos completos de México

Por | | , , ,

Esta madrugada, la familia del que fuera uno de los mejores pesos completos de México ha confirmado su muerte. En vida fue bautizado como José Guadalupe Aguilar Herrera, sin embargo un cierto sector de la afición a la lucha libre lo recordaremos como El Gran Galileo, otros recordarán sus inicios como Rayo Verde, pero todos recordaremos al Gigante de Colima, TNT.

TNT, el señor de las víboras

—La mecha se prendió

Don Lupe había nacido en San Luis Potosí, pero desde niño se fue, junto a su familia a vivir a Tecomán, Colima. La forma de ganarse la vida ahí tenía que ver con cosechar cocos y otras frutas de temporada, pero también realizó labores de albañilería y otros trabajos del estilo: fontanería, plomería, etc., todos honestos. El joven que después sería TNT ya sorprendía en Tecomán porque hasta abría cocos con las manos. 

Tecomán, para los que no lo conocen, es la tercera ciudad en importancia en Colima, tiene playas de mareas altas, por lo cual se ha vuelto un punto de interés turístico para los surfistas, sin embargo para la década de los cincuentas y los sesentas del siglo pasado, la comunidad se mantenía de las cosechas de mangos, cocos y del proceso de obtener sal de mar (o de grano). Una jungla llena de sorpresas, como víboras de gran tamaño (de las cuales don Lupe siempre fue amigo), y un calor que sobrepasaba los cuarenta grados hacía recordar alguno de los niveles del Infierno de Dante.

Los inicios, ya como Gran Galileo presentándose en Irapuato, Gto. (Foto Colección Personal TNT)

Eran mediados de la década de los 60’s del siglo pasado y la lucha vivía un auge en provincia, Tecomán no fue la excepción, aunque como parte de la gira, muchos luchadores se presentaban en Manzanillo o Villa de Juárez (Colima, Col), algunos otros combinaban fechas en Tecomán. Cuando había una función ahí, la gente pedía que interviniera el gigante local a nivelar las circunstancias. Don Lupe no pensaba ser luchador, pero se quedó maravillado con lo que la gente decía de aquel deporte espectáculo.

En ese paso en que las ideas se alinean con lo que se es y lo que se quiere ser, el joven Lupe ya era un tipo de un tamaño bastante por encima del promedio, siempre bonachón, siempre sonriente, siempre dispuesto a ayudar, decidió comenzar a aprender a luchar. A finales de los sesentas debutó en su tierra con una máscara color oliva como Rayo Verde, pero obviamente, todos sus coterráneos sabían quien era, eso y además de que era molesto usar el trapo lo llevaron a quitársela sin perderla y comenzar a hacerse llamar como El Gran Galileo.

Rivalidad eterna contra Tinieblas

Ya con éste nombre comenzó a tomar notoriedad no sólo en el pequeño estado de Colima, sino en los derredores. Don Felipe Ham Lee lo vio luchar en aquellos entonces y supo que en el había una gran estrella a futuro, sólo era necesario de llevarlo a la capital y pulirlo. Fue allá donde el padre de la dinastía Alvarado, don Shadito Cruz y don Rafael Salamanca, lo terminaron de preparar. Ham Lee también acudió a  Valente Pérez para presentarle a su selvático hallazgo. Visor de promesas y creador de personajes míticos en nuestra lucha Don Valente coincidió que el nuevo luchador no necesitaba máscara que portar, solo era necesario darle un nombre nuevo. Su poderío descomunal lo hizo pensar en aquel descubrimiento de Alfred Nobel: Trinitrotolueno, mejor conocido como TNT. Con esas tres letras bastarían para definir al gran luchador que estaba en ciernes.

Mientras todo esto sucedía, TNT se ganaba la comida ayudando a la construcción de la Arena Ecatepec, donde por cierto, debutaría ya con el nombre sugerido por don Valente por ahí de 1974. El impacto al verlo sobre el ring estaba acompañado de la campaña que Valero había desatado sobre él meses antes. Para hacerlo más impresionante, Shadito le sugirió que se hiciera acompañar de alguna de aquellas víboras impresionantes de las que tanto hablaba y decía dominar, aunque fueron varias a lo largo del tiempo, fue una de nombre Nicolasa la más conocida.

—TNT explota

Mil Máscaras vs. TNT
Lucha de campeonato en Naucalpan: TNT vs. Mil Máscaras. Séconds: Pánico y Javier Llanes (17 de febrero de 1980).

Tras su debut en el circuito de la periferia capitalina, TNT comenzó a llamar la atención de las grandes empresas: los independientes estaban por surgir, sin embargo también la Empresa Mexicana de Lucha Libre veía en él una estrella que adornara sus funciones, donde un buen peso completo siempre sería bien recibido para alternar con Mil Máscaras, Tinieblas, El Halcón, Tony Benetto, El Nazi, Raúl Reyes, Ángel Blanco, Dr. Wagner y tantos más.

Así pues, TNT comenzó a arrasar a rudos y técnicos, pues aquel gigante bonachón, una vez en el ring se convertía en una fiera indomable, comenzó como técnico, pero su cuerpo no le ayudaba mucho a ser la clásica víctima de su contra parte en el ring, así que no fue raro verlo como rufián en el interior de la república. También fue de los primeros luchadores que no fue exclusivo de una empresa, pues lo mismo un viernes luchaba en la México que un domingo en El Toreo de Cuatro Caminos. Incluso años después, también militó en el Pavillón Azteca.

TNT con el Campeonato Nacional de Peso Completo

En 1978, en la Arena México destronaría al ya veterano El Nazi como monarca del máximo peso mexicano. Sin embargo, cuatro meses después perdía el Campeonato Nacional de Peso Completo ante Gran Markus en la Coliseo tapatía. El gigante no necesitaba un campeonato para que lo definiera.

Sus apuestas, que ya habían sido varias con sus anteriores nombres, se incrementaron y contra rivales de mayor valía: Goro Tanaka, Tamba, Herodes y Carlos Plata son algunas de sus cabelleras de renombre. Pero también tropezó ante gente de gran nivel: Tinieblas, José Torres, Gran Markus y Súper Máquina fueron sus victimarios.

TNT vs. Goro Tanaka

Uno de los momentos más infames de su carrera fue cuando, en El Toreo, hizo que una de sus víboras mordiera a Brazo de Plata, haciendo que éste convulsionara delante del respetable, sí, muchos años antes que pasara algo similar en la vieja WWF con Jake «The Snake» Roberts haciendo algo similar con Macho Man Randy Savage.

Hizo varias giras internacionales, siempre acompañado de sus serpientes, para las cuales había tramitado un permiso especial ante la Secretaría de la Defensa Nacional, llegando a pisar cuatro continentes. En Europa visitó Alemania, al menos; en África estuvo en Sudáfrica en tiempos del Apartheid; en Asia fue todo un suceso en lugares como Singapur, Malasia y Filipinas, lugares acostumbrados a la convivencia con las serpientes, pero también luchó en Japón; y aquí, en el continente americano, además de luchar a todo lo largo y ancho del país completo, TNT «explotó» en Estados Unidos, Guatemala y Bolivia, al menos. 

TNT y sus víboras

Don Lupe también participó en aquel mítico evento del Estadio Azteca, la función en tercera dimensión. Muchos años después, él confesaría al que escribe que nunca le pagaron por esa función.

También su hijo debutó en el mundo del costalazo como TNT Jr., pero duró muy poco tiempo en el medio.

En los noventas ya fue prácticamente difícil verlo programado en carteles importantes. Se fue refugiando de a poco en su terruño, siempre querido por su familia y sus paisanos. Fue reconocido como ciudadano ilustre en Tecomán, recibió varios homenajes en su tierra y en algunas otras comarcas aledañas.

Tras el gigante salvaje en el ring, había un hombre de familia, bonachón y siempre recordado por sus gestos de humildad

Con la llegada del internet de manera masiva fue muy interesante ver como sus hijos, en especial su hija Dolores, lo acercaron a tener contacto con sus aficionados, que siempre guardaron grandes anécdotas que él generalmente recordaba vivamente. Era de verdad un placer escuchar sus aventuras a través de su cuenta de Facebook. Tristemente fue por ese medio también nos enteramos de su deceso.

Adiós don Lupe, que su descanso sea pleno y sea recompensado por todo lo hizo en los cuadriláteros que tantas emociones generó entre los que lo vimos luchar. Se le extrañará mucho, y por lo mismo sabemos que la leyenda del Gigante de Colima, TNT, no se olvidará nunca.

TNT vs. Mil Máscaras
TNT vs. Mil Máscaras (17 de febrero de 1980).

Todo el equipo de SÚPER LUCHAS se une a la pena que embarga a sus hijas e hijos, y les quiere enviar un abrazo que los reconforte plenamente. Descanse en paz.

 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado.

Suscríbete
Notificación de
guest

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Nos gustaría escuchar tu opinión.x