La pereza es la negligencia, tedio o descuido al realizar actividades. Es el vicio por excelencia, ya que genera otros pecados. En nuestra lucha libre probablemente también sea así, y los otros seis pecados: riesgo innecesario, payasiluchas, falta de identidad, público enajenado, desnudistas y bailarines y agresión desmedida, sólo sean una consecuencia de éste último: falta de autoridad.

¿Y es que, por qué malgastar energías en imponer orden si de cualquier manera hay un beneficio? La gente sigue yendo a las arenas, los promotores y comisiones siguen obteniendo dividendos. Y la seguridad, la calidad, la originalidad, la responsabilidad, la moral, y la legalidad no son necesarias para ganar dinero. Retomemos como ejemplo el caso de Ángel o Demonio y Cuervo.

Los siete pecados de la lucha libre mexicana VI—Agresión desmedida

A raíz del incidente, la Comisión de Box y Lucha Libre Profesional del Estado de México emitió un comunicado donde veladamente se deslindó de la responsabilidad por lo sucedido. Además, informó sobre la sanción para el luchador Ángel o Demonio. Misma que no tuvo efecto a final de cuentas.

Si como se afirma en el comunicado la lucha extrema esta prohibida en todo el Estado de México, ¿por qué se otorgó el permiso? o en todo caso, si en la función estaba un representante de la Comisión de Box y Lucha, ¿por qué no canceló el evento al notar que se trataba de lucha extrema? El cartel se publicó con la suficiente antelación para identificar que se trataba de un espectáculo con lucha extrema.

Por su parte, el representante de Alianza Universal de Lucha Libre (AULL) y la Arena López Mateos, hizo lo propio con el comunicado que se presenta a continuación.

Lucha Memes, Lucha Boom y Generación 21 pertenecen a la organización Promotores Asociados de Lucha Libre (PALL) que apenas el lunes 27 de agosto de 2018 convocó a una conferencia de prensa para presentarse como una alternativa que dignificaría la lucha libre, cuestión que queda en entredicho, si al parecer no cumplen con las disposiciones de la Comisión de Box y Lucha o se prestan para llegar a acuerdos con la misma y poder realizar sus funciones.

La asociación PALL se hizo cargo de todos los gastos y realizó una función a beneficio de Cuervo. ¿Pero también se hizo responsable de las implicaciones legales y morales del incidente? Y es que realizó una función de lucha, que la Comisión de Box y Lucha del Estado de México dice haber autorizado, pero no para un evento de lucha extrema, ya que, dicha modalidad —dicen—está prohibida en el Estado de México.

Por supuesto, todos los luchadores participes de la función también tuvieron su parte de responsabilidad en el asunto. ¿Se arriesgan a trabajar aún sabiendo de la falta legal y el peligro que corren por no contar con las condiciones para obtener la asistencia médica necesaria?.

Más importante aún es la responsabilidad de los luchadores involucrados. Si Cuervo sabía que en algún momento se usarían tabicones, ¿por qué aceptó semejante plan? Si el uso de los tabicones solamente fue preparado por Ángel o Demonio, ¿por qué tuvo la ayuda del réferi para introducirlos al ring? ¿no se supone que es deber del arbitro imponer un límite para salvaguardar la integridad del luchador?

Quizás simplemente sea que la pereza es lo verdaderamente extremo y la falta de autoridad de oficiales, promotores y comisiones breva de ese pecado. ¿Tú qué opinas?

Advertisements
Hablamos de