Los siete pecados de la lucha libre mexicana VI—Agresión desmedida

Por | |

La gula es el sexto de los pecados capitales. La palabra proviene del latín gluttire, que significa engullir o tragar de manera excesiva. En el ámbito de la lucha libre puede, sin embargo, compararse con el exceso de violencia. Si bien la lucha libre es un deporte y un espectáculo, requiere un cierto impulso agresivo, pero en ocasiones los interpretes pueden ir más allá de su personaje y hacer que la pague el contrincante y en ocasiones hasta el público.

Escuchemos las sabias palabras del maestro Navarro.

YouTube video

No hay duda, al aficionado se le debe respetar. Paga un boleto, va a divertirse, lleva a su familia. El luchador no tiene porque involucrarlo físicamente en el espectáculo. La agresión, sin embargo, no sólo se torna excesiva si va dirigida contra el público. Uno de los casos más sonados en fechas recientes, fue el de Black Skeller propinando un tremendo silletazo a la cara de La Enigmática.

El otro, el ocurrido el 19 de noviembre de 2018, cuando se llevó a cabo la función Rumores Blasfemos. El cartel fue conformado por las promotoras Lucha Memes, Lucha Boom y Generación 21, y presentado en la Arena López Mateos, de Tlalnepantla, Estado de México.

Antes de la lucha estelar se presentó un encuentro denominado Lucha de Ataúd, entre el veterano Ángel o Demonio y el novato Cuervo. Las estipulaciones del combate fueron las mismas que en toda lucha extrema, no hay reglas. En este caso, el único criterio para definir al ganador fue que encerrara al contrincante en el ataúd.

Aproximadamente a los cinco minutos de iniciado el enfrentamiento, mientras Cuervo buscaba algo debajo del ring, Ángel o Demonio tomó un tabicón y lo arrojó sobre la cabeza de su oponente. Aunque inmediatamente se detuvo el encuentro, el médico se llevó a Cuervo caminando a los vestidores.

A través de la propia cuenta de Facebook de Cuervo, su manejador informó que el luchador fue llevado al hospital e internado, para realizarle una operación con el fin de extraer un coágulo en su cabeza. Mientras tanto, en entrevista para +Lucha TV, Ángel o Demonio hizo las siguientes declaraciones.

Las medidas de un tabicón son de 14 cm de alto por 28 cm de largo y 10 cm de espesor, y pesa 5 kg cada pieza. No sabemos cuales eran las dimensiones y el peso exacto del tabicón usado por el luchador, pero definitivamente era de esperarse que utilizar tal objeto provocaría serios daños en el contrincante, independientemente de la parte del cuerpo donde lo conectara. ¿Qué opinas? ¿Pecaron de exceso de violencia?.

 

 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado.

8 Comentarios
Lo último
Lo primero Más votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios