Cuando WWE le dio a Corey Graves la oportunidad de conducir el podcast After the Bell, una plataforma para dar su opinión acerca de cualquiera tema, siempre dentro de unos parámetros, no debemos olvidar que hablamos de Vince McMahon, sabíamos que el también comentarista de la empresa iba a decir algunas cosas que no gustarían a todos. Y eso es lo que ha estado haciendo, por ejemplo, con el triángulo amoroso que protagonizan Rusev, Lana y Bobby Lashley.

► Lana y Corey Graves discuten

Después de una primera respuesta por parte del luchador búlgaro, que hace ver que Graves no tiene ni voz ni voto en lo que respecta a las historias del Imperio McMahon, fue el turno de su esposa.

«¡Es cómico que Graves crea que puede controlar mi vida y a quién amo! Nadie puede detener mi amor con Bobby Lashley».

Y después la luchadora mandó un recado a todos los críticos.

«Pueden amarme u odiarme, pero yo soy los ratings¡NADIE puede dejar de hablar de mí! No puedo culparles… Incluso Corey Graves sabe que soy demasiado encantadora como para dejar de hablar de mí y de los hombres que luchan por mi amor…».

Lana y Corey Graves discuten

Pero el conductor del podcast no se quedó callado.

«¿Encantadora? Seguro. ¿Ratings? Supongo que sabrás que no funcionan como si fueran un marcador de golf«.

Lana no dijo nada más, así como tampoco el resto de involucrados en la historia. Es verdad que los ratings de Raw no están yendo a mejor con el triángulo amoroso, pero sería injusto decir que es culpa del mismo. Tiene parte de la culpa, pero no toda. Por otro lado, como señalamos hace poco, los videos en YouTube que publica WWE después de los shows de la marca roja demuestran que los fans tienen más interés por esta trama que por el resto, o que la mayoría, de las que forman parte del programa de la marca roja.

Hablamos de