Luego del anuncio oficial por parte de WWEDave Meltzer escribió en el boletín Wrestling Observer una reseña especial en relación con el regreso de Daniel Bryan al ring y su odisea para lograr ser dado de alta: Enojo, depresión, esperanzas y cuáles eran sus nuevas metas.

El texto de Meltzer en su totalidad lo compartimos a continuación:

‘Las lesiones sanan, incluso para sorpresa de los médicos. A medida que más y más conocimiento llegue con las características específicas de las lesiones cerebrales, también se trabajará en soluciones y ayudas para la curación de esos problemas específicos. Esta es una ciencia que está cambiando rápidamente. Ya sea que se dé cuenta hoy o no, es muy posible que el tiempo y el conocimiento lleven a la curación de su pequeña lesión subaguda o crónica en su región temporoparietal de su cerebro.

«‘Es poco probable, pero está lejos de ser imposible, que algún día aparezca en la televisión y sorprenda a todos diciéndoles: «Sin embargo, hoy me considero el hombre más afortunado de la faz de la tierra»’

“13 de febrero de 2016, Wrestling Observer Newsletter.

Después de tres años al margen y dos años desde su memorable discurso de despedida, WWE ha autorizado a Bryan Danielson para que vuelva a luchar.

“Danielson, de 36 años, seguramente estaría luchando a finales de año. Después de ser dado de alta por numerosos médicos, si WWE no lo hubiera dado de alta, probablemente hubiera trabajado para New Japan Pro Wrestling, ROH, CMLL y otras promociones a partir de octubre.

“Muy seguramente a Danielson se le dijo que sería dado de alta después de un examen en Pittsburgh la noche del 19 de marzo realizado por el Doctor Joseph Maroon, el Director Médico de WWE. Maroon, quien ha sido categorizado, e injustamente, como el villano en esta historia para algunos fanáticos (aunque Danielson también ha sido injustamente retratado por algunos como ignorando el consejo médico para insistir en continuar su carrera), tomó la decisión en 2015 de que Danielson no estaba médicamente autorizado para continuar luchando.

Maroon tomó la decisión luego de enterarse de que Danielson había sufrido dos convulsiones, que se pensaban que estaban relacionados con una conmoción cerebral, mismas sufridas alrededor de 2012, junto con una historia de quizá más de 20 conmociones cerebrales que se remontan al comienzo de su carrera en 1999.

Él no ha tenido una convulsión desde entonces. Sin embargo, no fue sino hasta 2015 que le dijo al Doctor Javier Cárdenas, uno de los primeros médicos que vio después de una conmoción cerebral poco después de WrestleMania ese año, y admitió haberlas tenido. Maroon también fue informado al respecto poco después.

“Entonces Maroon tomó la decisión de que se retirara.

“Danielson trabajó con otros médicos durante el año siguiente y se le autorizó a regresar, pero Maroon se mostró inflexible sobre el tema. Hubo algunas especulaciones de que factores externos podrían haber jugado un papel en esto, incluida una demanda por conmoción cerebral presentada por varios exluchadores contra WWE, lo que hace que la compañía esté recelosa de arriesgarse con un luchador con una historia como la suya. También hubo la imagen de Maroon como un villano en la película de 2015 ‘Concussion’. La película retrató a Maroon como el médico defensor de la NFL que intentó negar las conclusiones de la investigación del Dr. Bennett Omalu sobre el CTE (Encefalopatía Traumática Crónica), su relación con el fútbol y los efectos a largo plazo de las conmociones cerebrales.

“Aún así, Danielson siempre ha dejado en claro que cree que Maroon estaba actuando en lo que él creía que era lo mejor para los intereses personales de Danielson, pero no estuvo de acuerdo con sus conclusiones, más aún cuando más doctores le dieron de alta.

Durante este período, pidió ser liberado de su contrato y trabajar en otro lugar. WWE se negó a hacerlo. Peor aún, WWE había congelado su contrato durante el período en que había estado fuera de acción, lo que significa que, en escencia, el contrato nunca terminaba. Continuó cobrando su garantía mínima, pero no se le permitía luchar en ninguna parte. En ese momento, aparentemente, no había luz al final del túnel. Incluso consideró diferentes intentos de ser despedido, lo cual, por cierto, probablemente no hubiera funcionado.

Pero mientras no estuviera saliendo en televisión y su contrato no rodada, no podría ir a ningún lado, durante años, quizás nunca. Para muchos, la gente vería esto como un negocio lucrativo en el que hace dinero fácil durante mucho tiempo, sin tener que hacer mucho más que algunas relaciones públicas y trabajo con los medios. Para él, fue todo lo contrario.

También tuvo experiencia en 2014 con una lesión en el cuello, que también se temía que pondría fin a su carrera. Había estado experimentando problemas en el cuello y una debilidad en la fuerza en un brazo por una punzada aguda (stinger) en una lucha con Randy Orton en 2013. Pero estaba ardiendo en popularidad, la multitud lo apoyaba y entonaba los cánticos del ‘YES!’. A veces, las multitudes se volvían tan salvajes para él que se apoderaron de shows y se interpusieron en el camino de los ángulos planeados.

“Estaba programado para enfrentar a Sheamus en un combate dentro del cartel preliminar en WrestleMania de ese año. Pero sucedieron dos cosas no relacionadas, una de ellas es que C.M. Punk, que se encontraba miserable, abandonó la promoción. La otra fue que Dave Bautista, quien había sido traído para ser la Superestrella técnica en WrestleMania, para ganar el Royal Rumble y enfrentar a Orton por el título, no se estaba convirtiendo en un técnico popular con los fans.

“Los planes se cambiaron para una trama de dos luchas, en donde Daniel Bryan primero buscaría derrotar a Triple H, que era el oponente programado originalmente para C.M. Punk, y si lo lograba, se agregaría a la lucha por el título, por lo que se convertiría en una triple amenaza.

Daniel Bryan como WWE World Heavyweight Champion en WWE WrestleMania XXX (6/4/2014) / Photo by: jamie nyc - Flickr.com
Photo by: jamie nyc – Flickr.com

«Bryan terminó la noche con dos grandes victorias y una de las mayores reacciones a victorias de campeonato en la historia de la lucha moderna en el Superdome de Nueva Orleans.

Pero la lesión en el cuello empeoró, y se sometió a cirugía pocos meses después. No se lo consideró algo serio, y lo hicieron parte de un ángulo en donde fue intimidado y se negó a dejar vacante el título, ya que no se esperaba que estuviera mucho tiempo fuera. Pero su fuerza no regresó después de la cirugía. En un movimiento que arruinó la historia planificada, en realidad tuvo que abandonar el título. Aún así, tan popular como era, el plan a largo plazo cuando ganó el título era entrar en una rivalidad con Kane, y luego con Brock Lesnar y Roman Reigns.

Cuando se había perdido casi toda esperanza, encontró a un médico que usaba una nueva técnica que podía proporcionar el tratamiento en el que obtendría de regreso la mayor parte, si bien no toda la fuerza de su mano, y regresó a la acción. Se mantuvo algo fuerte, pero incluso con su popularidad, no fue seleccionado como uno de los chicos principales.

“Peor aún, la multitud en vivo estaba furiosa en el Royal Rumble 2015 cuando no ganó, tal como lo hicieron en el Rumble de 2014 cuando ni siquiera entró. En 2014, solo estaba programado para una lucha con Bray Wyatt y nunca se anunció para el Rumble, pero los fanáticos de alguna manera se convencieron a sí mismos de que iba a ganar la lucha entrando como participante sorpresa, incluso cuando estaba claro que no era el caso.

“En el Rumble de 2015, se mantuvo en el ring durante un corto período de tiempo, y fue eliminado mucho antes de que Reigns saliera. La muchedumbre ese año aborreció la victoria de Reigns y ha sido una batalla cuesta arriba conseguir aplausos para Reigns desde entonces, ya que abuchearlo se convirtió en algo chévere para los fans tanto en eventos en vivo, como para la televisión y en Pagos Por Ver.

“Estuvo en una lucha de escaleras de seis hombres en WrestleMania de 2015 en Santa Clara, California, en donde ganó el Campeonato Intercontinental. Dos días más tarde, resultó herido malamente en una lucha con Sheamus en Fresno en las grabaciones de SmackDown.

“Danielson ha dicho que fue una semana más tarde, en Dallas, donde sufrió la conmoción cerebral que, hasta hace poco, parecía haber terminado su carrera. Toda la situación fue un desastre porque WWE estaba bajo presión en el tema de las conmociones cerebrales y claramente manejó mal todo.

Danielson, justo después de sufrir la conmoción cerebral, se fue a la gira europea y claramente no estaba bien. Trabajó siete noches seguidas en la gira, todas en luchas por equipos de seis hombres. En unos pocos días, estaba claro que las cosas no estaban bien y en sus últimos combates se limitaron a luchar durante solo 30 segundos para dar su Rodillazo Busaiku.

«Su esposa, Brianna (Brie Bella), se mostró inflexible en el hecho de que él no era él mismo y que algo andaba mal. Nos dijeron en ese momento algunas personas que estaba luchando después de haber sufrido una conmoción cerebral. Sin embargo, después de informar eso, WWE se mantuvo firme en que no había sufrido una conmoción cerebral.

“Después de una lucha el 14 de abril de 2015 desde The O2 Arena de Londres, Inglaterra, en donde Cena y Bryan vencieron a Tyson Kidd y Cesaro en un combate no televisado en el que no hizo casi nada, lo sacaron de la gira y lo enviaron a casa. Nunca ha hecho un combate desde entonces, y poco después de eso, Maroon dictaminó que nunca más podría luchar en WWE.

“A principios de 2016, en un intento por obtener más evidencia para darse de alta, Danielson tomó una nueva prueba cerebral de Evoke Neuroscience Inc., en Nueva York. Su descubrimiento sobre la prueba se basó en una serie de casualidades, en gran parte relacionadas con un comentario improvisado de Kevin Kelly al comentar el espectáculo de New Year’s Dash del 5 de enero de 2016, en donde Matt Striker hizo una broma en referencia al coeficiente de inteligencia de Mark Briscoe, solo para que Kelly le dijera que tuviera en cuenta que habían hecho pruebas de coeficiente intelectual al elenco de ROH años atrás, y que Mark Briscoe tenía el tercer puntaje más alto, solo por detrás de Bryan Danielson y Nigel McGuinness.

“La clave es que las personas con alto coeficiente intelectual que puedan tener algún daño cerebral a menudo pueden crear nuevas vías alrededor de la zona lesionada y parecer que no tienen ningún daño. Había nuevas pruebas que pretendían aislar una parte del cerebro dañada, y que ya habían sido utilizadas por militares y en algunos círculos de MMA para determinar cuándo era saludable volver al combate después de sufrir un nocaut.

“En teoría, la nueva prueba descubriría si el hecho de que no mostrara signos de la gran cantidad de conmociones cerebrales que había sufrido a lo largo de su carrera y que afectaban su capacidad de pensamiento era una señal de eso, o de que no pasaba nada y su cerebro estaba bien.

Se realizó el examen el 21 de enero de 2016 en Nueva York. Los resultados, que obtuvo varios días después, fueron exactamente los opuestos a los que esperaba. Se encontró una pequeña lesión aguda en la región temporoparietal de su cerebro, donde se encuentran los lóbulos temporal y parietal. Se cree que eso era lo que causaba las convulsiones.

Informó los resultados a WWE, y eso solo hizo que WWE estuviera más fuerte aún en su posición de que nunca volvería a luchar para ellos. Como coincidencia, el 7 de febrero de 2016 Raw se celebró en Seattle. Vince McMahon llamó a Danielson unos días antes del show y, dado que nunca volvería a luchar, le pidió que hiciera un discurso de retiro, sintiendo que Seattle es lo más parecido a su ciudad natal. Al principio no quería, pero su esposa lo convenció de que era lo mejor. En Seattle, su madre y toda su familia pudieron venir y ver su momento final en el ring.

El discurso de 25 minutos combinó humor, tristeza, alegría desenfrenada y casi cualquier otra emoción posible. Fue una versión más larga, y realmente mejor, del equivalente deportivo más famoso, el discurso del 4 de julio de 1939 de Lou Gehrig en su aparición final en el Yankee Stadium. Gehrig era uno de los mejores jugadores de béisbol de todos los tiempos, cuya carrera había terminado dos meses antes después de que le diagnosticaran una enfermedad que terminaría con su vida dos años más tarde, la esclerosis lateral amiotrófica, un término que nadie conoce hasta el día de hoy. En cambio, se conoce desde hace casi 80 años como la enfermedad de Lou Gehrig o ALS, para abreviar.

“‘Durante las últimas dos semanas, has estado leyendo sobre la mala suerte que tengo’, dijo Gehrig. ‘Sin embargo, hoy, me considero el hombre más afortunado en la faz de la Tierra’.

“La última línea fue inmortalizada para siempre en una película galardonada, y todavía se encuentra entre las líneas más famosas de la historia cultural de los Estados Unidos.

WWE.

“Se podría argumentar que el segmento con el que Daniel Bryan cerró a Raw fue el segmento más grande en los 25 años de historia del programa.

“La tarde antes de pronunciar el discurso, uno de los médicos que lo vio, al enterarse de lo que iba a pasar en Raw, dijo: ‘Dios mío. Esto fue demasiado pronto’.

“Otro médico que había visto, el Dr. Javier Cárdenas, le dijo a Danielson, poco después del discurso, lo mismo.

Danielson entró en una depresión. WWE había programado una serie de eventos en las principales ciudades, Madison Square Garden, la gira por el Reino Unido, probablemente algo en WrestleMania, para que apareciera en una gira de retiro de Daniel Bryan. Él no fue a ninguno de ellos.

“Lo que la gente no se da cuenta es que había hecho un pacto consigo mismo, y con su esposa, en el que decía que amaba la lucha libre, y quería luchar por todos los medios, pero que si su cerebro estaba en una condición en la que luchar no era la cosa correcta, no lo haría y seguría con su vida.

“Una segunda prueba de Evoke Neuroscience confirmó lo mismo que la primera. Al principio parecía aceptar que la lucha había terminado.

Él tuvo una gran carrera. Era uno de los mejores, algunos dirían que el mejor intérprete en el ring desde hace más de la década pasada. También había alcanzado un nivel de éxito y popularidad que nadie podría haber esperado, dado su tamaño y apariencia. Como resultó, históricamente, gente como él, Rey Mysterio y C.M. Punk estuvieron entre las personas que cambiaron la idea de cómo debía lucir un luchador estrella. Vince McMahon y Paul Levesque han estado en el negocio durante décadas, y sabían cómo lucía una estrella, y qué significa ser un gran luchador dentro del ring. Él fue despedido una vez años atrás porque, aún siendo tan bueno como era, se percibía que no tenía cualidades de estrella. Cuando se convirtió en una estrella en todo el mundo, fue visto más como un tipo que podría darte una buena lucha con cualquiera en el elenco, pero nunca podría ser estelarista. Luego, cuando se puso arriba en el gusto del público, fue visto como un tipo que podría ser un verdadero jugador, pero no un tipo estelar. Luego, en realidad fue hecho campeón, pero fue retratado como si eso hubiera sido un golpe de suerte, con la idea de que estaba ilusionado porque realmente creía que era un verdadero campeón y podía vencer a hombres masivos como The Big Show y Mark Henry, mientras que se suponía que el público debería estar riéndose de la tontería de que Bryan creía eso de él tras su victoria ocurrida por casualidad. Excepto que la audiencia no se estaba riendo.

“Algo de eso fue suerte y momento. Vio algo que hizo el peleador de UFC, Diego Sánchez, cuando coreaba ‘¡SÍ!’, y lo copiaría al entrar al ring, y de alguna manera pegó mucho más allá de lo que cualquiera hubiera podía esperar. Se hizo más grande que la lucha y se trasladó al mundo de los deportes.

Daniel Bryan y su cántico "YES! YES! YES!" (2012) / Photo by: Raúl Ranz - Flickr.com
Daniel Bryan y su cántico «YES! YES! YES!» (2012) / Photo by: Raúl Ranz – Flickr.com

“Se convirtió casi en un símbolo para las carreras de campeonato de los Gigantes de San Francisco y las victorias de título de los Seattle Seahawks, algo que WWE ni siquiera presionó porque en su opinión, no se veía como un tipo que pudiera ser una estrella fuera de la burbuja de los fanáticos de la lucha hardcore y WWE guardó esas cosas para su hombre principal, John Cena, y más tarde, Roman Reigns.

Luego Punk se fue, lo cual no tenía nada que ver con él, y Batista no pudo ser del agrado del público, lo que hasta cierto punto sucedió porque a los fanáticos les molestaba que nadie más que él estuviera en la lucha por el título de WrestleMania ese año.

Pero sin la capacidad de conectarse con los fanáticos en las entrevistas de una manera genuina, y sin el respeto de la audiencia por su habilidad para luchar en el ring, el coro del ‘YES!’ hubiera sido algo temporal, como con Scotty 2 Hotty haciendo a la multitud explotar en cada lucha haciendo el gusano o las populares entradas al ring de The Godfather o Enzo Amore.

Se dedicó a la jardinería, estuvo leyendo tantos libros como pudo, y planeaba volver a la universidad y comenzar una vida lo más lejos posible de la lucha libre. Fue duro. Cuanto más se acercara a la lucha, peor sería. Pero cuando tu esposa es luchadora, su hermana gemela es luchadora, el novio de su hermana gemela es la estrella más grande en la lucha libre, y estás en dos diferentes programas de televisión basados ​​en la lucha libre, alejarse de la lucha no era posible.

“El dinero no fue un factor importante. Él estaba bajo un buen contrato. Algunos, realmente casi cualquier persona cuya principal preocupación era financiera, verían la idea de que su ingreso garantizado se extendería por la congelación del contrato mientras que poder estar en casa la mayor parte del tiempo sería algo bueno.

“En una conversación con un médico sobre los resultados de la prueba que le dieron a su carrera la sentencia de muerte definitiva, se le proporcionó más información sobre qué era exactamente una lesión. En términos sencillos, algo estaba allí, pero no era necesariamente tan malo como le hicieron creer. Él ya tenía varios doctores que lo había dado de alta y le dijeron que estaba listo para irse de WWE. Él se sintió grandioso. Pero él quedó atrapado por un contrato. Tal vez podría demandar para salir del contrato, el ejemplo único de un hombre que demanda para poder trabajar mucho más duro, viajar mucho más, alejarse de su bebé y ganar menos dinero, porque incluso hace dos años el dinero que podría hacerse en la escena independiente era mucho menos que hoy.

“El tema de Daniel Bryan y la lucha libre fue uno de los más discutidos en los últimos años. No sé si hubo un día en que no me preguntaran sobre el tema, ya sea de fanáticos que actuaban como si el que fuera a ir a luchar para New Japan lo convertiría en un vegetal, o de algunos que estaban preocupados, o de algunos que intentaban tener un argumento para una discusión sobre por qué no debería abandonar la WWE y trabajar para los tipos malos. Y había quienes simplemente querían que luchara, sintiendo que todos los médicos que había visto le habían dado de alta, pero el Dr. Maroon, aunque eso no era cien por ciento cierto, culpando a una conspiración de WWE donde Vince McMahon ordenó a Maroon que lo mantuviera fuera para que no le hiciera contrapeso a Reigns como el tipo principal elegido a mano.

“Pero fue dado de alta por muchos más médicos que los que no le dieron de alta y había sido examinado más estrictamente por más personas cuando se trataba de su cerebro que probablemente cualquier luchador de la historia.

No hubo una respuesta correcta. Y hoy en día, todavía no hay una respuesta correcta, que es la misma razón por la que, si bien está dado de alta, su situación será monitoreada de forma diferente a cualquier otro luchador en la compañía.

“Fue y sigue siendo un punto extraño en el tiempo. Diez años atrás, él habría luchado sin ningún escrúpulo. En diez años a partir de ahora, es probable que tengamos pruebas mucho mejores en lo que respecta al trauma cerebral y el conocimiento sobre el mismo, así que hasta entonces sabremos con mucha más certeza si debe luchar de nuevo. Pero la clave siempre ha sido que muchos de los mejores expertos en el campo, durante toda esta prueba, sintieron que estaba bien.

“WWE Network le hizo un documental de homenaje en 2015, votado como el mejor de su tipo ese año. Cuando se le preguntó por trabajar para WWE en un nuevo cargo, dijo que era ‘algo así como si tu novia terminara contigo, se casara con otra persona y leugo te pidiera que fueran mejores amigos’.

“Bueno, WWE primero le pidió que fuera el mejor amigo, haciéndolo comentarista junto con Mauro Ranallo en el Torneo Cruiserweight Classic del 2016. Él estaba bien con eso. Sentía un parentesco con los luchadores más pequeños y talentosos, muchos, como él, que habían brillado en la escena independiente durante años, pero a diferencia de él, nunca habían tenido un salto de carrera a las grandes ligas.

“Luego se le dijo que, con SmackDown pasando a ser en vivo los martes por la noche en USA Network, para ayudar a que se el show tuviera rating, querían que él y Shane McMahon, debido a la popularidad de los personajes de ambos hombres, le diesen al programa un ambiente positivo. Se vio forzado a tener el rol de mejor amigo, que era exactamente lo que no quería. Realmente no fue su elección, y aunque brilló en el papel, a menudo era infeliz con él. Ahora estaba alrededor de la lucha libre constantemente, viendo a la gente hacer lo que él quería hacer, mientras se veía obligado a mirar.

“Pero hubo un gran resquicio de esperanza. Ahora estaba trabajando regularmente, por lo que su contrato estaba de vuelta en el juego. Con él regresando en el verano de 2016, eso significaba que podría luchar nuevamente este otoño. Cuando se le preguntó en el pasado, creía que el contrato vencería en octubre de 2018, aunque dijo que debido a la naturaleza de la congelación y descongelación, no estaba seguro. En una entrevista que hizo justo antes de ser dato de alta, mientras que estaba en el Medio Oriente, dijo que la fecha de vencimiento de su contrato era el primero de septiembre lo que significa que no podría haber hecho el show ALL IN, pero que en realidad habría sido libre al día siguiente. Con su autorización para luchar, ese es un punto discutible ahora.

“En general, tenía más de dos años de estar demasiado cerca de lo que no se le permitiría hacer, pero ahora había una luz al final del túnel. A menos que se le demuestre lo contrario en las nuevas pruebas, absolutamente iba a volver a la lucha, y sabía exactamente cuándo.

“Además, la escena no perteneciente a WWE en la que se encontraría era más popular, de mayor calidad general, con más visibilidad. Tenía un número interminable de nuevas personas talentosas con las que nunca había trabajado, o lo había hecho años antes, así que desde entonces aquellos habían crecido en capacidad tremendamente, estando entre los mejores del mundo ahora, desde la última vez que luchó con ellos.

“Danielson trajo a su esposa dos veces en su discurso de regreso en televisión. Al principio, tanto por haber estado pendiente de él durante la gira de 2015 en el Reino Unido, y luego después de realizarse el examen de 2016, no estaba muy a favor de su regreso a la lucha. Pero con el tiempo, ella se convirtió en su mayor apoyo. Incluso citó la inspiración de su hija, con la idea de enseñar una lección de que si quieres algo lo suficientemente fuerte y crees en eso, no dejes que nadie te diga ‘no’.

“Danielson descubrió el año pasado sobre la terapia de cámara hiperbárica, que la leyenda del fútbol americano Joe Namath había endosado en cuanto a aumentar la capacidad cognitiva y como tratamiento para las personas que tenían múltiples conmociones cerebrales. Danielson comenzó a hacer la terapia hace aproximadamente un año, y en las pruebas cognitivas, mostró una mejoría a medida que avanzaba. Le dijeron después de tomar su prueba Nuclear Spect Scan que su cerebro estaba en mejor forma que la mayoría de los no atletas de su misma edad, y sin contarlo a él como alguien que tenía un número increíble de conmociones cerebrales y participó en un ambiente de entretenimiento físicamente muy daniño durante tantos años.

“Si bien este fue el tratamiento que hizo durante el año pasado, al final, no tuvo absolutamente nada que ver con que se le diera de alta. La mayoría, si no todos los médicos que provienen del mundo de la medicina convencional, no tenían ningún interés en las pruebas de Nuclear Spect Scan que no están aprobadas por la AMA (Asociación Médica de Estados Unidos).

“Cody Runnels, en particular, vio esta oportunidad y comenzó a burlarse de él mediante el uso de la llave LeBell Lock en sus grandes combates. La idea era construir un espectáculo propuesto «ALL IN» para el otoño alrededor del gran regreso de Bryan al ring contra él. New Japan tenía tanto interés como preocupación en traerlo de regreso a ser parte de la expansión de sus cuatro, seis u ocho grandes eventos.

“Aún así, hizo una última apelación a WWE. A principios de este año, él hizo esencialmente un último caso.

“Le pidió a Maroon que lo enviara a los especialistas cerebrales que Maroon consideraba los mejores del país. La idea era que si uno de ellos no le daba el alta médica, al menos iba a decir que lo intentó. Incluso si ninguno de ellos no lo hubiera aprobado para regresar al ring, no había ninguna garantía de que Maroon cambiara su diagnóstico, pero Danielson sintió que era su último y único disparo. Si Maroon escogiera a los médicos, estaría más abierto a lo que tenían que decir que a los médicos que él encontró o que la compañía encontró anteriormente.

“También acordó que si regresara, estaría de acuerdo con adherirse al protocolo de conmoción cerebral más estricto que haya aceptado cualquier deportista en el deporte.

“Hubo al menos tres médicos clave que vio en los últimos dos meses antes de ver a Maroon la semana pasada.

“El Dr. Robert Cantu es un conocido experto en conmociones cerebrales y cofundador del Centro CTE de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

“Cárdenas, el primer médico que lo autorizó en 2015, y el primer médico que le dijo en 2016 que no tenía motivos para retirarse si no lo deseaba, creó el Centro de Lesiones Cerebrales y Conmoción Cerebral de Barrow, que es el programa de educación, tratamiento y prevención de conmoción cerebral más completo del país. También está en el Comité de Cabeza, Cuello y Columna de la NFL.

“El Dr. Jeffrey Kutcher es el Director Nacional de la Clínica de Neurología Deportiva y Neurólogo del equipo de la Asociación de Esquí y Snowboard de los Estados Unidos y Neurólogo del equipo de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Invierno 2014 y 2018.

“Aunque él no estaba al tanto de esto, uno de los doctores en particular estaba tratando agresivamente de hacer que todos los médicos que lo habían examinado, tanto los enumerados aquí como los que había visto desde 2015, trabajaran juntos para un frente unido para presionar que Maroon le diera de alta a Bryan.

“Con respecto al show ALL IN y la fecha del primero de septiembre, el plan era celebrar el show días más tarde con Danielson como cabeza de cartel. Sin embargo, sabían que Danielson trabajaba duro para ser dado de alta por WWE. Sintieron que había una posibilidad lo suficientemente significativa para que ocurriera, decidieron y luego anunciaron el fin de semana del Día del Trabajo, una fecha en la que era imposible que Danielson apareciera. Cody también dejó de hacer la LeBell Lock y dejaron de burlarse del nombre de Danielson en las redes sociales. Por otro lado, Danielson todavía estudiaba el estilo de la lucha libre fuera de WWE, en particular de Zack Sabre Jr., y pensaba en la idea de un equipo de maestros de sumisión vegetariana con él.

“Hasta hace semanas, Shane McMahon no figuraba en un combate en WrestleMania. Eso cambió poco después del programa de televisión SmackDown del 6 de marzo. En Fastlane, el ángulo se rodó con McMahon, Kevin Owens y Sami Zayn para WrestleMania.

“En ese momento, existían varios planes en marcha, uno de los cuales era, si Danielson era dado de alta, poner a McMahon y Bryan contra Owens & Zayn. Hubo planes de respaldo. Entre ellos estaba Shane recibiendo un compañero diferente, o ellos haciendo un combate de triple amenaza o una lucha por equipos donde Bryan sería el árbitro. WWE no tuvo problemas con Bryan al arbitrar un partido mientras no fuera autorizado, pero no se le iba a permitir recibir golpes.

“El plan era que Maroon examinara a Bryan el 27 de marzo, un día antes de la transmisión de SmackDown en Pittsburgh, Pennsylvania en el PPG Paints Arena, donde sería dado de alta o no. Si no era dado de alta, eso significaba que oficialmente comenzaría a prepararse para su nueva carrera en la lucha libre independiente y en New Japan en el otoño, y probablemente, WWE comenzaría a prepararse para la forma de eliminarlo del rol de Gerente General de SmackDown.

“Sin embargo, voces de arriba, probablemente Vince McMahon porque es el único que uno pensaría que haría esta decisión, insistió en que la situación de las luchas de WrestleMania se resolviera esta semana [del 20 de abril] y no la siguiente, para que puedan comenzar a construir cualquier ángulo que necesiten hacer.

“Se le pidió a Maroon que lo examinara el 19 de marzo, una decisión que no era exactamente la más fácil dado que Bryan en ese momento estaba en Abu Dhabi, haciendo trabajo de promoción para WWE. Voló desde Abu Dhabi a Pittsburgh, y tuvo una cita vespertina [a las últimas horas del día].

“Después de más pruebas realizadas por Maroon, Maroon revirtió su posición largamente mantenida. Se dice que Danielson tenía lágrimas en los ojos. Incluso entonces, como se corrió la voz en Raw esa noche entre algunos talentos de que regresaría, y él pensaba que regresaría, todavía no era seguro al cien por ciento porque había otras preocupaciones. Para Maroon, que es un médico, controvertido, sin duda, pero también con credenciales importantes que habían sido inflexibles en que tomó una decisión que él pensó que era la mejor para Danielson y para WWE. Pudo haber insistido en que su decisión original era correcta, en lugar de revertir el fallo que ha mantenido durante tres años.

“No fue oficial hasta la mañana del 20 de marzo, muy poco antes de que WWE anunciara públicamente que se había tomado la decisión final.

“El programa de televisión fue rehecho. WWE corrió la voz, no porque supieran que otros se habían enterado, sino sabiendo que daría lugar a un gran rating, y anunció que estaba dado de alta y que abriría el programa. Como se esperaba, el programa atrajo a 2.888.000 espectadores, el mejor número que ha hecho el show desde el 11 de abril de 2017. De hecho, fue el tercer mejor número, solo detrás de los espectáculos del 2016 y 2017, desde el cambio a USA Network, y probablemente retroceda unos años antes de eso en Syfy.

“La historia no es algo sin sentido, si no más bien see trata de un karma extraño. Danielson, después de ver a Maroon, voló a SmackDown el 20 de marzo en el American Airlines Center en Dallas. Cuando llegó, descubrió que estaría haciendo un ángulo físico para pactar su combate en WrestleMania.

“El American Airlines Center fue el edificio donde, según él lo cree, sufrió la conmoción cerebral que en un momento dado pensó que había terminado su carrera en una lucha por equipos de seis hombre.

“WrestleMania, su primera lucha de vuelta, será en el Mercedes-Benz Superdome en Nueva Orleans. Es la misma arena en que comenzó la montaña rusa emocional de dos semanas más grande de su vida hace cuatro años.

“Comenzó con su victoria triunfal del Campeonato WWE en WrestleMania, seguido de su boda, su luna de miel, la muerte de Connor Michalek, el carismático niño con el que se había hecho cercano y que estaba en el Ringside durante su victoria, y ahora es el rostro promocional de caridad para el cáncer pediátrico de WWE.

“Luego, justo cuando regresaba de su luna de miel para aparecer en televisión, recibió la noticia de que su padre había fallecido repentinamente a la edad de 57 años.

“Por mucho que amaba la lucha libre, cuando escribió su autobiografía ese año, habló de su padre como su mejor amigo, y de todo el tiempo que no pudo verlo porque estaba en la carretera siendo un luchador. Pensaba que cuando toda su carrera en la lucha libre terminara, habría una oportunidad de recuperar ese tiempo perdido con su padre. Y ahora no había posibilidad de que eso ocurriera.

“Su conclusión en el momento, al pensar, con el beneficio de la retrospectiva, si su carrera en la lucha valió la pena, dijo que no era así.

“Bryan abrió el show en Dallas, abordando brevemente el ángulo de televisión donde Shane McMahon fue lesionado por Zayn y Owens, antes de contar su historia.

“Dijo que en los últimos años, mientras que él pasó por la depresión, se centró en estar agradecido. Dijo que había momentos en que estaba molesto y otras veces que estaba enojado como loco porque no podía hacer lo que quería. Pero siempre trató de concentrarse en estar agradecido de tener una familia increíble, amigos increíbles y los mejores fanáticos del mundo. Elogió a su esposa, de quien dijo que le dijo a él que necesitaba luchar por sus sueños. Dijo que ella fue quien lo animó a buscar especialistas. Admitió que había un momento en el que quería abandonar la empresa, pero en cambio, decidió luchar para poder luchar nuevamente por la compañía. Dijo que por un tiempo luchar para WWE parecía imposible, realmente hasta el día anterior, cuando en realidad se volvió real.

Dijo que durante los últimos dos meses, había visto a los mejores neurólogos de todo el país y todos le decían: ‘Estás autorizado’. Agradeció a WWE y a sus médicos, sin mencionar a Maroon por su nombre, por verlo como una persona y no como un luchador, y por darle una nueva revisión a su caso. Volvió a dar las gracias a su esposa y dijo que no sabía cuándo regresaría, lo que dio lugar a un cántio de ‘WrestleMania’.

“El espectáculo terminó con su ángulo de WrestleMania. Él estaba allí con Owens & Zayn. Zayn y Owens sugirieron que Bryan los acompañe para formar un equipo de ensueño. Bryan dijo que cuando Shane dijo que estaba viviendo indirectamente a través de Zayn y Owens, tenía razón. Dijo que los conoce desde hace 15 años, que tienen el mismo origen. Pero, atacaron a su jefe. Dijo que  deberían estar contentos de que están pactados para luchar entre sí en WrestleMania (Owens vs. Zayn fue anunciado para el programa, pero no era el plan). Luego les dijo que se imaginaran que alguien les decía hace diez años atrás mientras luchaban en frente de 300 personas que algún día iban a luchar en WrestleMania y que se preguntaran si le creerían a esa persona. Y les dijo que obtuvieron lo que querían, que Shane se estaba tomando una licencia. Bryan dijo que él era el que estaba a cargo y que él estaba en su esquina, pero que ellos aún así sintieron la necesidad de atacar a su jefe. Luego les dijo que había sido despedido dos veces por WWE, pero que cada vez regresaba como un hombre mejor. Actuó triste por tener que hacerlo, pero luego los despidió a los dos.

El lugar enloqueció, a pesar de que los fanáticos en el fondo no querrían que fueran despedidos. En esa noche, Daniel Bryan no pudo hacer nada malo. Él les dijo que esto no significa que se hayan ido para siempre, significaba que se iban por ahora. Zayn le estrechó la mano. Owens, más lentamente, también.

“Entonces Owens lo golpeó. Bryan y Zayn comenzaron a pelear. Ambos comenzaron una paliza sobre Bryan. Bryan se recuperó con patadas hacia Owens, un suplex alemán a Zayn, y patadas voladoras en el esquinero para ambos, parecía que no había perdido el ritmo en sus tres años de ausencia. En cuestión de segundos, se transformó del hombre con barba en traje que el hombre que alguna vez fue luchador, hasta parecerse al tipo que fue uno de los mejores luchadores del mundo.

Daniel Bryan

“La multitud se estaba volviendo loca. Owens luego le dio una Superkick. Zayn lo tendió con una Helluva Kick. Owens le hizo un bombazo en el marco, en la ceja del ring, demostrando que Bryan está de regreso y continuaron golpeándolo hasta que Bryan fue sacado en una camilla.

“El plan de WrestleMania es Bryan & Shane contra Owens & Zayn.

“En cuanto a lo que viene, realmente no hay nada decidido.

“Él regresó como un luchador activo regular. Su horario no ha sido decidido. La mejor suposición es algo similar al cronograma de Randy Orton, en el que sería regular en los programas, peor no trabajaría toda la programación de eventos en vivo, pero aún así trabajaría en muchos de estos espectáculos y en todos los grandes shows. Las luchas de ensueño para él coinciden con Zayn, Owens, A.J. Styles, Rusev, Shinsuke Nakamura o Chad Gable, así como otros que puedan ser traídos, todo depende de cómo el próximo Draft sacuda las cosas. En lo que respecta a la situación contractual, nada ha cambiado, pero no hay nada que indique que no firmará un nuevo acuerdo siempre que todo salga bien.

“La única diferencia entre él y cualquier otro luchador del elenco es que como parte de su acuerdo con WWE cuando consiguió que la empresa lo enviara a realizarse análisis con neurocirujanos líderes en el área y de la elección del Doctor Joseph Maroon, médico de cabecera de WWE, tiene una condición especial a la cual Bryan aceptó someterse.

Y es que después de cada lucha, hasta que el personal médico de WWE se sienta confortable y cómodo con que no lo necesitarán más y que Bryan estará bien, él deberá ir al área de doctores en vestidores de los shows de WWE y someterse y aprobar el ImPACT Test y hacerse una evaluación neuropsicológica.

En cuanto a qué significa esto, solo el tiempo lo dirá. En 2015, después de su regreso, siendo quizás el luchador más popular de la compañía, no fue utilizado como uno de los luchadores principales. A menudo, cuando los muchachos regresan de largas ausencias, como los Hardy el año pasado, obtienen el empujón inicial, pero después de dos meses más o menos, Vince McMahon los ve como hombres que necesitan darle para arriba a los nuevos talentos. El personaje de Matt Hardy le permitió refrescarse, pero si él no hubiera tenido los derechos sobre él, él y Jeff ya estarían siendo utilizados principalmente para empujar a los otros muchachos.

“Está la cuestión de su durabilidad. Tenía problemas en el cuello antes de eso que amenazaban su carrera. También ha tenido tres años para curarse y quizás ese no sea el caso. Él está bajo el microscopio en este momento. Cualquiera, en cualquier momento, en este negocio puede lesionarse o sufrir una conmoción cerebral. Pero si tiene una conmoción cerebral, es mucho más probable que no sea dado de alta más que con cualquier otra persona en el elenco. Habrá énfasis en su salud de parte de todos los médicos de la compañía y de la gerencia, y el más mínimo problema muy probablemente se magnificará. Exactamente cuánto vapor están dispuestos a poner detrás de él no estará claro durante unos dos meses, porque el período inicial es siempre el regreso de la luna de miel.

“Aunque no se han anunciado todas las luchas, el espectáculo completo de WrestleMania de 14 luchas el 8 de abril en el Mercedes-Benz Superdome parece estar tomando forma.

“Se respondieron algunas preguntas y las ideas se finalizaron la semana pasada, sobre todo con el ángulo para establecer el combate de Shane McMahon y Daniel Bryan contra Kevin Owens y Sami Zayn, que de repente parece ser la contienda más esperada en el programa.

Shane McMahon Daniel Bryan

“Con respecto a Bryan Danielson, el Dr. Robert Cantu, uno de los principales expertos en conmociones cerebrales y CTE del país, quien examinó a Danielson a finales de febrero, dijo a Newsweek:

«‘Evalué a Bryan por una opinión neurológica sobre su regreso a WWE el 26 de febrero de 2018. Incluido en sus registros médicos había evaluaciones múltiples por reconocidos médicos de conmoción cerebral. Decidí que Bryan es actualmente asintomático, tiene exámenes neuropsicológicos neurológicos y cognitivos detallados normales, el electroencefalograma es normal y una imagen por resonancia magnética que no mostró evidencia definitiva de una lesión cerebral previa. Mi opinión médica es de que absolutamente no hay contraindicaciones para su regreso a la acción dentro del ring en WWE’.

«Sin ningún argumento acerca de si debe o no ser dado de alta, porque en este punto un médico importante tras otro lo ha aclarado, es notable que después de todas las conmociones cerebrales que ha tenido en su carrera, sus lecturas estén realmente dentro del rango normal”.

Daniel Bryan

Advertisements
Hablamos de