EC3 llegó muy verde a WWE, en las antiguas FCW y NXT para ser más exactos, y no supo ni le enseñaron muy bien a cautivar impacto en el Universo WWE. Fue despedido y se propuso que la lucha libre realmente era lo suyo y logró por cuenta propia el reconocimiento que deseaba en Impact Wrestling y las independientes, por lo que regresó a WWE con grandes sueños que aún no se han materializado.

Ethan estuvo un desde enero de 2018 en la mejorada versión de NXT, y aunque tuvo buenos combates, no pudo conquistar títulos. Su paso por dicha marca le ayudó a costumbrarse nuevamente a las cámaras y producción de WWE y a hacer la transición de su personaje de Impact al estilo WWE.

Desde diciembre se anunció su llegada al elenco principal y su debut fue el 4 de febrero en un segmento de entrevistas con Alexa Bliss, en donde Dean Ambrose lo interrumpió y esto los llevó a una lucha, que vio como ganador a EC3. Una semana después tuvieron una revancha y Ambrose obtuvo la victoria, y no ha vuelto a luchar desde entonces sino en eventos en vivo y en WWE Main Event.

De acuerdo a Felix Upton de Ringside News, esta situación tendría molestos a varias Superestrellas e incluso a varios guionistas creativos dentro de la compaía, pues consideran que EC3 tiene un montón de potencial y promete demasiado como Superestrella WWE. Además, sienten que lo están tratando muy mal porque no aprovechan sus grandes habilidades al micrófono, lo que causa frustración.

«Nos han dicho que hay varios miembros del equipo creativo y algunas Superestrellas WWE que están muy disgustados con la forma en la que WWE ha utilizado al dos veces ex Campeón Mundial Peso Completo Impact Wrestling y ex Campeón Impact Grand Ethan Carter III«.

EC3

De momento, EC3 no ha dado muestra alguna de que esté insatisfecho, frustrado o enojado con su situación.

Recordemos que recientemente se habló sobre cómo es parte del proceso creativo, pues los guionistas escriben y proponen ideas, pero por lo general desarrollan las mismas que les han sido dadas por Vince McMahon, quien al final tiene siempre la última palabra.

Vince McMahon y los creativos trabajan hasta las 3:30 de la mañana

Hablamos de