Canelo ganó el Premio ESPY como el mejor boxeador del año.Fue nominado junto a boxeadores del tamaño de Vasyl Lomachenko , Oleksandr Usyk y Terence Crawford.

Y no fue cualquier cosa, pues pasó por encima de un triple campeón mundial de diferentes divisiones y doble campeón olímpico (Lomachenko), un campeón unificado de peso crucero (Usyk) y otro campeón unificado en peso superligero (Crawford).

A pesar de que fue una votación de los fans, esto habla de que el alcance de la influencia de Canelo va más allá de las fronteras de México.

Canelo se sintió contento y agradecido por ser nombrado ganador, por lo que se pronunció en las redes.

«Quiero agradecer a los Premios ESPY por haberme nominado a Mejor Boxeador del Año. Pero principalmente quiero agradecer a los fans por haberme hecho ganador. Estoy muy agradecido y les prometo que seguiré trabajando y vamos por más. Si dios quiere trabajaremos por más y seguiremos haciendo las mejores peleas para seguir siendo el mejor boxeador», señaló Canelo.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Canelo se ha vuelto un coleccionista a través de los últimos años. Cinturones, reconocimientos, contratos millonarios. A pesar de la imagen que maneja, en la que muchos le reclaman la falta de humildad.

A él es lo que menos le importa, pues se mantiene con la frente en alto y señalando cada vez que su trabajo lo hace con orgullo y entrega.
Habrá que reconocerlo, con ayuda de los jueces o no, la evolución de Álvarez es evidente, aunque todavía esté lejos de cimentar un legado como el de los antiguos campeones, mismo que un sector de la afición boxística le reclama.

Pero hoy por hoy, Canelo es un ganador.

Nota al pie: Canelo ganó el Premio ESPY y sinceramente no pareciera, que si era decisión de los fans, pudiera haberlo ganado otro boxeador, independientemente de las habilidades boxísticas.

Advertisements