Ricochet no pude utilizar el 630º en cada combate. Hay algunos en los que no tiene ocasión por los propios lances del mismo, porque su rival no se lo permite, pero suele siempre encontrar un hueco para hacerlo, lo que no implica que deba. Es un movimiento muy peligroso tanto para sus oponentes como para él mismo. Este luchador lleva mucho tiempo jugándose su salud para ganarse la vida, y deleitando a los fans mientras tanto. Obviamente es un atleta muy preparado pero hace locuras sobre el encordado al alcance de muy pocos. Y una es precisamente su remate, que no es el único, pero sí el que más daño causa y puede causar.

Adios al Codebreaker: Ricochet quiere renombrar su remate
Adios al Codebreaker: Ricochet quiere renombrar su remate

Por eso necesita de otros, como el Cradle Shock que le robó a Chris Sabin (como él mismo reconoció). Este lo utilizaba más bien en NXT, no tanto en el elenco principal de WWE. Desde que fue ascendido, tras unas primeras semanas probando diferentes cosas, se ha quedado con el Codebreaker de Chris Jericho. El canadiense incluso reconoció que el ex Campeón de Estados Unidos le pidió permiso.

Ahora, el volador quiere cambiarle el nombre. Quiere hacerlo más suyo, pensando también en que realmente no lo inventó Y2J, aunque mostró respeto pidiéndole permiso. Pero, ¿cómo se llamará? En una reciente publicación en Instagram, el también ex Campeón de Norteamérica dijo esto:

«Mejor tengan cuidado, o podrían tener un poco de ‘Recoil'».

Puede que a partir de ahora cuando Ricochet haga este movimiento escuchemos a los comentaristas decir este nombre. O quizá se le ocurra otra forma de llamar a su remate en los próximos días. El nombre no será tan importante como que lo utilice para triunfar. En este momento está en rivalidad con The Club y buscará recuperar el Campeonato de Estados Unidos. Aunque para vencer a AJ Styles va a tener que utilizar tanto el Recoil como el 630º. ¿Conseguirá vencerlo y recuperar el título?

Hablamos de