Becky Lynch es en este camino a WrestleMania lo que Daniel Bryan y Roman Reigns fueron en ediciones previas; protagonista de una historia de redención, marginada contra la maquinaria, creadora de sus propias oportunidades a pesar de no ser material explotable para los corporativos. Y al igual que Bryan y Reigns, eso implicó confrontaciones con la autoridad, sus blancos en la programación de esta semana.

En Monday Night Raw, «The MAN» emuló a aquellos años dorados de Stone Cold y sin temor a las consecuencias procedió a atacar brutalmente a un McMahon, Stephanie, luego de que le notificara de su suspensión debido a la negativa por hacerse revisar por los médicos.

¡Becky Lynch fue suspendida de WWE y atacó a Stephanie McMahon!

En SmackDown Live! no fue muy diferente. Aquí no tenía permitido el acceso a la arena, dada su suspensión, pero si incontables Superestrellas lograron engañar a la seguridad e ingresar como si fuese el patio de su casa, por qué ella no. Lo hizo, por supuesto, y coincidió con la presencia de Triple H en el cuadrilátero, que ante las provocaciones de la retadora al Campeonato Femenil Raw no se quedó callado. Y también, recibió castigo.

Las miradas de la irlandesa lógicamente que están puestas en Ronda Rousey y WrestleMania 35, pero de acuerdo al último boletín del Wrestling Observer, todos estos encontronazos con los McMahon desembocarían en la lona. Dave Meltzer tiene la información de que se ha considerado por estos días un Lynch vs. Stephanie para SummerSlam como uno de los estelares del PPV.

Pone en negrita que «no es un hecho definitivo», pero que una segunda fuente en la compañía le apuntó que «está en discusiones». La semilla ya se ha plantado, ahora depende de seguir desarrollándola. Recordemos aparte que la co-propietaria de WWE le dañó aún más la rodilla al propiciarle una patada el lunes, aunque en legítima defensa.

Se le está dando todo a la joven de 32 años, que al menos momentáneamente se posiciona como candidata a encabezar la más grande fecha del año. Respecto a ello, el periodista dice que independientemente de quién esté a la cabeza en la pulseada por el privilegio -Rollins vs. Lesnar también disputan- la decisión la suele tomar Vince McMahon la misma semana del evento. Así que a no cantar victoria hasta entonces.

Becky Lynch: «Sería increíble luchar con Stephanie McMahon»

Advertisements

Tagged: