A mediados de mes salía a la luz que William Regal había estado lidiando con problemas de salud, razón por la que no había aparecido durante un tiempo en televisión. Afortunadamente, quedaron atrás y pudo regresar a sus labores como Gerente General de NXT. El británico ha tenido problemas de este tipo durante toda su carrera. Tanto de lesiones como de adicción, por lo que no ha tenido una vida fácil.

Y además de intentar que todos ellos se solucionen de alguna forma, quiere que otros luchadores y luchadoras no pasen por lo mismo. No muchas veces ha hablado públicamente de sus adicciones. No es un tema sencillo y cada uno lo lleva como puede. Tampoco lo ha hecho sobre sus lesiones. No es un hombre amigo de hablar demasiado sobre sí mismo públicamente, como ha demostrado siempre.

No obstante, recientemente quiso advertir a todo el mundo con esta publicación:

«…Este es mi cuello ahora. Puede que piensen que saben lo que están haciendo o no le importa o ‘está bien esto o lo otro…’. Tengo cuatro discos fusionados y entreno mi cuello casi cada día. ¡Esto les SUCEDERÁ si continúan con esto y no están dispuestos a cambiar!«.

Esto provocó la respuesta de muchos aficionados. El gerente respondió a algunos:

— Mis simpatías, señor. Tuve mis vértebras c5 y c6 fusionadas hace 4 años y medio. Quizá tenga que someterme a otras operaciones en el futuro, ¿puedo preguntarle sobre qué rango de movimiento tiene ahora?

— A mí me hicieron cirugía hace dos años y tuve la oportunidad de conseguir uno de los pocos doctores (en ese momento) que realizaban la nueva versión del tratamiento, donde todos los discos son independientes y no están fusionados. Tengo cero dolor y un rango de movimiento completo«.

Nos alegramos de que esté bien bien y aplaudimos que intente ayudar a los luchadores y luchadoras a no pasar por lo mismo.

Hablamos de