Hablar de LuFisto es hablar de una de las luchadoras más importantes de la historia a nivel global. Con una trayectoria que en junio cumplirá veinte años y que ha recorrido varias partes del mundo conquistando preseas y logros lo mismo luchando contra mujeres que contra hombres, lo mismo a ras de lona que en modalidades violentas.

La gladiadora que aun se rumora como una de las posibles participantes en el Mae Young Classic, nunca ha pertenecido a WWE o a Impact Wrestling, pero si ha conseguido dejar muy en claro que su palmarés le dará para un lugar en la inmortalidad. Recientemente la gladiadora fue entrevistada para Wrestling In Florida con motivo de sus veinte años. Esto fue lo que declaró al ver su carrera en perspectiva:

 

 

«A la pregunta «¿Qué significa mi carrera para mí?» No sé qué contestar. Algunos dicen que tuve una carrera extraordinaria como luchadora, incluso si no firmo con ninguna compañía importante. Otros dicen que soy un fracaso porque no lo hice. Un tipo incluso dijo después de leer el artículo que ESPN escribió sobre mi vigésimo aniversario en la lucha libre que mi historia era «risible en el mejor de los casos».

«En cuanto a mí, siempre es una mezcla de emociones. Estoy orgullosa de haber luchado tan duro junto a algunas de mis hermanas, para que las mujeres tengan su lugar en el ring. Y que hoy, parece que no fue en vano: la lucha de mujeres es más popular que nunca. Las mujeres son casi parte de cada noche de lucha e incluso tienen muchas promociones con ellas como la principal atracción. Eso definitivamente es una victoria.

«No lograr mi objetivo de trabajar para una empresa importante duele. No puedo mentir sobre eso. Siempre he oído que si quieres algo bastante, que si peleas por él y sacrificas todo por él, lograrás lo que quieras. Desafortunadamente para mí, no es el caso. El trabajo duro y los sacrificios no me dieron mis sueños. Es algo que debo llorar y aceptar. Algunos días son buenos, algunos son muy malos.

«Cuando me estaba preparando para mi primera lucha, un luchador local me tiró agua y me dijo que yo era una pequeña mier… que no haría nada bueno en la lucha libre. Él no fue el único con el mismo tipo de comentarios, se han repetido varias veces: a las mujeres no nos pertenecían este mundo. La «pequeña mier…» luchó alrededor del mundo, ganó numerosos campeonatos de hombres y de mujeres, ganó torneos de muerte, ha sido la única mujer en la jaula de la muerte, y ha luchado para algunas de las mejores compañías independientes contra algunos de los mejores luchadores en el planeta.

«No, no lo «hice» … pero, al final, esta «pequeña mier…» hizo cosas muy chidas y malas en la lucha libre. Eso también, una victoria.«

Advertisements
Hablamos de