Natalya: “La lucha libre literalmente me salvó la vida”

Por | | ,

Natalya fue recientemente invitada al podcast After the Bell with Corey Graves para hablar de muchos temas relativos a su extraordinaria carrera como Superestrella de WWE. Ahora nos hacemos eco de sus palabras acerca de cómo la lucha libre profesional le salvó la vida. La hija del Hall of Famer Jim “The Anvil” Neidhart no ha tenido una camino de rosas ni fuera ni dentro del encordado. La que fuera Campeona de las Divas, Campeona SmackDown y Campeona de Parejas recuerda los muchos problemas que tuvo consigo misma, con preocuparse por la manera en que la veían los demás, lo cual la llevó también a tener un trastorno alimenticio.

► La lucha libre salvó a Natalya

Cuando comencé a ser yo misma y a no preocuparme por lo que los demás pensaran de mí, fue cuando realmente comencé a hacer mi mejor trabajo. De hecho, le dije eso a Nikkita [Lyons] cuando estaba en NXT… Pensé: ‘Amo tu cuerpo. Tienes un cuerpo tan hermoso’. Yo estaba como: ‘A la gente le encanta’. Le dije: ‘No te das cuenta de cuántos hombres, especialmente, aman a las mujeres con curvas’. No sientas que tienes que cambiar. Te ves maravillosa’.

“[Lyons] lo acepta. Le encanta tener curvas, le encanta ser sexy. Es un buen ejemplo para mostrar a otras mujeres que no tienes que ser muy delgada. Si eres muy delgada, genial. Pero si no lo eres, como yo, peso 160 libras. Solía ​​tener mucho miedo de ese número. Solía ​​estar aterrorizado de hablar realmente sobre ese número. Ya sabes, la mayoría de los atletas profesionales, la mayoría de nosotros hemos estado cerca de tener trastornos alimentarios o luchamos contra los trastornos alimentarios, especialmente las mujeres en los deportes.

“Sé que Bianca ha hablado de eso, sé que Alexa Bliss ha hablado de eso. Tantas mujeres en nuestro vestidor han hablado sobre luchar con la imagen corporal y los trastornos alimentarios, y cuando tenía 18/19 años, tuve un trastorno alimentario realmente grave, y miro hacia atrás en ese momento y dige: ‘Oh, Dios mío. Dios, no me veía bien’”.

“Mi trastorno alimentario después de la muerte de mi tío fue un momento muy trágico para nuestra familia después de la muerte de Owen [Hart].Después de que Owen falleció, nuestra familia pasó por este momento realmente traumático, y para mí, se trataba de tomar el control. Estaba tratando de alguna manera en mi vida de recuperar el control y ese verano, había perdido como 40 libras en dos meses y fue realmente extremo. Y pasé por esta lucha durante unos tres años.

El punto de inflexión para mí fue la lucha libre. Fue cuando decidí que quería empezar a luchar que me di cuenta de que no podía ser tan flaca. Como si estuviera usando ropa de niños. No podía acerlo. Recuerdo que todo me dolía mucho porque no tenía carne encima. Estaba como demacrada. Entonces, me di cuenta: ‘Me encanta esto de la lucha libre. Quiero hacer esto de la lucha libre, lo siento, pero no puedo hacerlo si tengo anorexia. Como, simplemente no puedo hacerlo, mi cuerpo no puede sostenerlo’. Entonces fue como que la lucha libre fue realmente lo que siento que cambió mi vida, cambió mi carrera y me salvó”.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado.