El último Superstar Shake-Up no fue el más prolijo de todos, principalmente porque hubo varios cambios a último momento que descolocaron tanto a los aficionados como a los competidores en sí. Por ejemplo, Drew McIntyre apareciendo en SmackDown para luego ser trasladado a Raw, o Aleister Black con Ricochet en la marca roja y después el holandés yéndose a la azul dejando a su compañero a la deriva.

Aunque el caso más notorio fue el de Andrade, quien fue trasladado con Zelina Vega a Raw para luego volver a SmackDown. Se especularon muchas razones respecto a esta decisión, una que estaba comprometido con Charlotte Flair, que resultó no ser cierto, aunque sí lo fue la problemática que generó que sean pareja y fuesen separados. Y otro motivo fue que Fox le solicitó a WWE una Superestrella latina para la marca azul.

Sin embargo, hay una razón más respecto a esta decisión, y es que según Dave Meltzer, en el último boletín del Wrestling Observer, WWE está más predispuesta a "escuchar a a los fanáticos" para revertir la baja de ratings que viene sufriendo hace varios meses.

"La compañía (WWE) está tratando de escuchar a la audiencia y no quedar como el policía malo. Está haciendo más recolección de información que nunca para identificar por qué los rátings y las ventas de entradas bajan, además de que quieren conocer qué es lo que buscan los aficionados. Esto sumado a que WWE sabe que está en una guerra luchística y no quiere quedar como la promotora mala y tampoco darle la ventaja a la oposición de que sea vista como la opción de protesta".

Es interesante que el periodista haya mencionado que WWE no quiere quedar como "la promotora mala", siendo claramente la otra AEW. Y si Andrade va a ser uno de los beneficiados en medio de este cambio de decisiones, no sería nada raro que se venga una oportunidad importante para él dentro de poco, porque después de todo, SmackDown representa la tierra de las oportunidades.

 

Hablamos de