El célebre cerro de Zempoala vigiló desde su cumbre un momento lleno de felicidad, donde dos personas unieron su vida en una solemne boda civil ocurrida en el Pueblo Mágico de Huauchinango, Puebla. La bella señorita Rocío Antón Pérez unió su vida a la del periodista e historiador Ernesto Ocampo Alcázar el día de ayer, sábado 21 de abril de 2018. 

La feliz pareja tuvo como testigos de su unión civil a muchos amigos y familiares de ambas partes. El restaurante La Casona de dicha población fue el inmueble donde tanto Rocío como Ernesto aceptaron las responsabilidades que el contrato conyugal conlleva. Ambos lucieron felices y radiantes ante la unión y el festejo posterior al evento solemne que reunió diversas facetas de la región poblana: desde un grupo musical que tocó huapangos y música típica de esta zona colindante con Veracruz, hasta la siempre mexicana y tradicional marimba. Bailes, canciones, porras y alegorías fueron parte del gozoso festejo del nuevo matrimonio.

¡Felicidades a nuestro Editor en Jefe, Ernesto Ocampo por su boda! 2

Aunque el festejo fue reducido en cantidad de invitados pudimos ver entre los asistentes a varias figuras tanto del equipo de SÚPER LUCHAS como del medio luchístico entre los invitados, desde nuestro Director General, Jorge Ocampo Alcázar, feliz hermano del contrayente, hasta la empresaria luchística Valerie Richter.

¡Felicidades a nuestro Editor en Jefe, Ernesto Ocampo por su boda! 3
Foto Edrich Ballesteros

Sin lugar a dudas, todo el equipo de SÚPER LUCHAS se une a los buenos deseos para la feliz pareja.

¡Felicidades a nuestro Editor en Jefe, Ernesto Ocampo por su boda! 4
Foto Edrich Ballesteros

Pocas veces, quizá nunca, el que escribe, ha visto tanta felicidad en nuestro gran amigo Ernesto, como la que le vio el día de ayer. Le deseamos, como siempre, lo mejor en este nuevo camino que emprende acompañado de tan grata persona como lo es Rocío.

¡Felicidades a nuestro Editor en Jefe, Ernesto Ocampo por su boda! 5
Foto Edrich Ballesteros

Sólo resta recordarle a la pareja que el amor se trata no de contar los años, sino de que los años cuenten. Y que éstos estén rodeados de paz, armonía, comprensión y mucho amor.

Advertisements
Hablamos de