Este 26 de Julio, falleció Hugo Alfredo Santillán, boxeador argentino que tuvo actividad el 20 de julio en su país natal, enfrentando al uruguayo Eduardo Abreu. Fue una contienda de peso ligero a 12 rounds por el cinto plata latino del Consejo Mundial de Boxeo, en poder del uruguayo.

La contienda fue cerrada, tanto que terminó en empate, pero el fallo anunciado por el réferi fue lo de menos y opacado por el desvanecimiento de Santillán.

De inmediato fue trasladado a un centro médico en donde le practicaron una cirugía para detener el sangrado intracraneal que le estaba provocando daño cerebral.

Sin embargo, su corazón entró en paro dos veces y no soportó más, uno durante la operación y otro ya estando en terapia intensiva. Hugo murió la madrugada del jueves y nuevamente las redes se llenaron de condolencias.

En menos de una semana, dos boxeadores fallecieron en circunstancias similares debido al daño recibido en las contiendas que disputaron.

Dadashev contra Matías

Maxim Dadashev cayó en paro después de su operación cerebral. A él le detuvieron la pelea en el onceavo asalto debido al castigo que ya había recibido. Su fallecimiento se reportó la mañana del martes de esta semana.

Santillán peleó el sábado 20 de julio, empató, salió desmayado después del fallo y no soportó después de la cirugía.

Esto reinicia el debate de cuándo detener un combate o no, poniendo en entredicho a las comisiones, boxeadores, jueces, médicos y entrenadores involucrados en el proceso.

Esto debido a que en los reglamentos no hay una pauta para evitar este tipo de situaciones.

Las detenciones corren a cargo de la consideración del réferi, pero tampoco el oficial tiene un respaldo para que se respete su decisión y más aún, no se le linche públicamente por la decisión.

El entrenador de Dadashev paró el combate para que su boxeador no fuera castigado más de la cuenta. Sin embargo, no se pudo adivinar la desgracia, a pesar de la precaución.

Falleció Hugo Alfredo Santillán y se debe marcar el alto en las acciones dentro del combate y saber cuándo es demasiado castigo. También poner una suspensión médica precautoria entre combate y combate, pues apenas un mes atrás Santillán había salido de un combate que terminó por decisión.

Hacer un marco reglamentario para determinar cuándo una situación es riesgosa, muy detallada y así, reducir las muertes en el ring.

Advertisements

Hablamos de