Falleció el ídolo de la San Juan Pantitlán, Potro Salvaje

Por | | ,

El gladiador Potro Salvaje, que marcó una época en la Arena San Juan Pantitlán, el día de ayer, 1° de agosto, falleció. Dejando tras de sí un legado por demás interesante. Descanse en paz.


Falleció el ídolo de la San Juan Pantitlán, Potro Salvaje: el día de ayer, primero de agosto de éste apesadumbrado 2020, dejó este mundo quien en vida se llamara Salvador Quintana, y que fuera uno de los pilares de la programación de la Arena San Juan Pantitlán durante los sesentas y setentas del siglo pasado. 

Don Salvador nació en la populosa Tacubaya, donde desde temprana edad abrazó al deporte como su habito cuando no trabajaba, comenzó a temprana edad haciendo pesas y entrando a concursos de fisicoculturismo. En el gimnasio conoció al luchador Chivo Garcia, quien se convertiría en su entrenador.

La primera máscara de Potro Salvaje
La primera máscara de Potro Salvaje

Debutó como Sombra Negra y en el bando rudo, sin embargo el gladiador no se sintió a gusto, ni con el nombre ni con el bando. Su tocayo, don Salvador Alvárez, promotor de la Arena San Juan Pantitlán, vio mucho potencial en él y después de debutarlo como Potro Salvaje, con una máscara negra y de rudo, decidió comenzarlo a programarlo como técnico.

Potro Salvaje, don Salvador Alvárez y Santo
Potro Salvaje, don Salvador Alvárez, promotor y dueño de la Arena San Juan, y Santo, el Enmascarado de Plata

►Potro Salvaje

La hermosa máscara de Potro Salvaje
La hermosa máscara de Potro Salvaje

Ya como técnico estilizó bastante su máscara y equipo, convirtiendo su capucha en una de las más hermosas de la baraja nacional, además de que cayó con el pie derecho entre la afición de la populosa Arena. Convirtiéndose en el ídolo del local, alternando con las mejores figuras del pancracio: Santo, Mil Máscaras, Dos Caras y demás estrellas en los sesentas y setentas. 

Potro Salvaje, Misterio Blanco y un joven Hombre del Brazo de Oro
Potro Salvaje, Misterio Blanco y un joven Hombre del Brazo de Oro

Potro Salvaje marcó toda una época haciendo pareja con Misterio Blanco, Saeta Azteca, Pequeño Gigante, Baby Richard, Colarillo, los Dinámicos, Milo Ventura, El Centinela y muchos luchadores más que marcaron toda una época en las arenas de la periferia, pues todos tenían un nivel a la par de cualquier estrella de las arenas importantes, por lo cual sirvieron como caballos de batalla en la formación de mucho talento.

Potro Salvaje y Milo Ventura, ya como Ultraman
Potro Salvaje y Milo Ventura, ya como Ultraman

Ya durante la segunda parte de los setentas comenzó a alternar con otro gladiador, Potro Salvaje II, teniendo una especie de segundo aire en su carrera. Sin embargo también por ese tiempo comenzó una rivalidad contra el Villano II, la cual derivó en una lucha de máscaras en 1979. Cayendo ante el hijo de Ray Mendoza, y mostrando al público el rostro de Salvador Quintana.

La Arena San Juan en plenos setentas: Misterio Blanco y Potro Salvaje, los máximos ídolos, son declarados vencedores por un joven Fresero
La Arena San Juan en plenos setentas: Misterio Blanco y Potro Salvaje, los máximos ídolos, son declarados vencedores por un joven Fresero

Poco tiempo después, a mediados de la década de los ochentas decidió decir adiós a la lucha libre de manera profesional, sin embargo, siguió asistiendo de manera continua a la Arena San Juan, dónde la afición siguió buscándolo para demostrarle su cariño. 

Potro Salvaje
Potro Salvaje

En 2009, cuando las funciones tributo a los grandes elencos estaban en su apogeo, la Arena San Juan Pantitlán, en ese entonces dirigida por los Dinámicos, lanzaron su propio réquiem por la arena, convocando a muchos gladiadores de su generación.

Varios, como nuestro amigo y mentor, Teddy Centinela, tomaron parte aún de esa función de manera activa, pero otros sólo hicieron acto de presencia. Uno de los que mejor acogida tuvo fue Potro Salvaje, que mostró mucha emotividad por ese recibimiento el 29 de marzo de aquel año. 

 

Todo el equipo de SÚPER LUCHAS le agradece su esfuerzo en vida por hacer de éste deporte el más bonito y mágico que existe. Y desea a toda su familia, sus seres queridos y aficionados pronta resignación.

Descanse en paz, Salvador Quintana. ¡Viva Potro Salvaje!