Dentro y fuera de su personaje, CM Punk vive bajo un estilo de vida Straight Edge, lo que significa que no toma alcohol, no fuma y no se droga. Este código no sólo le permite llevar una vida sana, sino que ha enriquecido su personaje en el cuadrilátero, como con la recordada Straight Edge Society que le brindó sus primeras grandes rivalidades. Contrario a lo que podría pensarse, este no es un estilo de vida que el oriundo de Chicago siga con fanatismo y, de hecho, hubo un día en que lo quebró.

La historia fue relatada por Bruce Prichard en su podcast y, lejos del chisme, no hace más que reivindicar la imagen de CM Punk.

Lo miré y le dije «No bebes, no consumes drogras ¿haces algo?» CM Punk dijo «no, pero tampoco soy un puritano». Le dije «explícate». Me explicó que él no quería juzgar a otros que eligieran ese estilo de vida, eso hizo que me agradara de inmediato. Estaba en Kansas City o en St. Louis o en algún sitio y era el cumpleaños de Harley Race, estaban de acampada. Lo quisieron hacer en un restaurante bar. Todos tomaron shots por el cumpleaños de Harley. Punk no bebe, no consume drogas, pero se tomó un shot por respeto a Harley Race.

Me dijo «¿sabes? Harley me pidió que lo hiciera, un trago no va a matarme, no me voy a emborrachar, lo hice por respeto a Harley Race» y por algún motivo creí que eso era genial. Eso me mostró el amor y la pasión que tenía por el negocio y su respeto por los veteranos. No tenía que hacerlo y hubiera estado bien.

Como una de las figuras más polémicas de los últimos años, son muchos los rumores que se esparcen a veces sobre el Mesias del Straight Edge. Este relato parece contradecir la impresión que algunos tienen de él como una persona obtusa y obstinada. Tal era su respeto a la lucha libre, que un día rompió su código y CM Punk consumió alcohol.

Hablamos de