En UFC 239, Jones Jones venció por decisión dividida a Thiago Santos. Si los jueces lo hubieran hecho bien, el contendiente de peso semicompleto de UFC, Dominick Reyes, estaría planeando pelear contra Thiago Santos por el título de 205 libras, una vez que «Maretta» haya terminado de recuperarse de su reciente cirugía.

Jones influyo en los jueces


Eso es de acuerdo con «The Devastator», que en su lugar se fijará en el rey de la división reinante, Jon Jones, porque «Bones» supo cómo influir en los jueces durante sus cinco rounds de acción en la pelea estelar del evento UFC 239, el pasado julio en Las Vegas, Nevada.

“En realidad lo tuve perdiendo por un round. Estaba allí, estaba sentado al lado de la jaula. Un juicio completamente objetivo e imparcial con mis propios ojos, vi a Thiago ganando los intercambios de manos y empujándolo un poco hacia atrás. Jon es un gran campeón, sabe cómo ganar, sabe cómo ganar con los jueces. Mucho respeto hacia él … Ahora puedo cumplir mi destino, que es acabar con Jon».

Pelea contra Weidman


Reyes tendrá que poner su destino en espera hasta que logre superar al ex campeón de peso mediano, Chris Weidman, en el UFC en ESPN 6 este octubre en Boston, una pelea que marcará el debut en el peso semicompleto de «All American».

La experiencia de jones


Jones tiene experiencia en peleas de campeonatos en cambio para Santos fue su primera pelea titular. Es obvio que los jueces estuvieran un poco del lado de «Bones».

De todas formas «Marreta», tuvo una gran pelea poniendo en apuros al controversial Jones en cincos rounds muy cerrados y llenos de gran intercambio.

Las ultimas peleas de Jones han demostrado que ha perdido algunos pasos ante peleadores mas jóvenes que viene en aumento. Su única pelea dominante fue su victoria sobre Alexander Gustafsson,

Hablamos de