El miércoles por la tarde durante una conferencia de prensa para promocionar UFC 202, los peleadores Conor McGregor y Nate Díaz, con sus respectivos equipos, formaron una batalla campal que terminó por cancelar la conferencia.

Después de la reacción de los protagonistas, de miembros de sus equipos y de otros peleadores de la compañía, ahora es el presidente Dana White quien afirma en una entrevista para el medio TMZ que tanto el irlandés como el estadounidense enfrentarán a demandas judiciales por lo sucedido.

Los dos van a ser castigados. Tenemos que entender que estamos siendo supervisados por la Comisión Atlética de Nevada. Te garantizo que ambos enfrentarán a multas y enfrentarán a demandas judiciales después de la pelea.

Lanzar botellas y latas en una conferencia de prensa es una de las cosas más estúpidas que pueden ocurrir. Les va a costar mucho dinero, muchos dolores de cabeza y muchas molestias. Los dos están en un gran problema.

De momento habrá que esperar a después del enfrentamiento, que tendrá lugar hoy sábado 20 de agosto en Las Vegas, para saber cual es el alcance del castigo para ambos peleadores porque lo cierto es que fue un total despropósito lo que protagonizaron durante la conferencia de prensa del miércoles.

Sí que es cierto que sirve para animar la rivalidad (por si estuviera bastante animada), pero tiene que haber unos límites. No tanto por los dos peleadores o sus equipos, sino por los periodistas y demás personas presentes. Porque lo cierto es que, según Nick Díaz, el irlandés golpeó a una niña con una lata. También hay rumores que indican que la novia de Conor McGregor también fue golpeada por alguien del equipo de Nate Díaz.

El resultado de todo es una impresionante pelea que todo amante de las Artes Marciales Mixtas está esperando, pero que tendrá un gran castigo (al menos es lo que dice el presidente) para los dos peleadores que podría incluir suspensión.

 

Hablamos de