Escenario de Wrestlemania 29 / Photo by Alexa Ruiz - Superluchas
Escenario de Wrestlemania 29 / Photo by Alexa Ruiz – Superluchas

Por Carlos Antelo

El máximo show del entretenimiento ha terminado y como de costumbre, la culminación del mismo significa el inicio de una nueva temporada, he aquí un resumen de críticas y expectativas de lo que está pasando y de lo que pueda pasar en un futuro próximo, un saludo a todos los fans de este bello deporte.

Unas rivalidades han acabado (The Rock vs John Cena; The Shield vs Sheamus, Big Show y Randy Orton), otras se mantendrán por un tiempo (Jack Swager vs Alberto del Rio y el nuevo campeón Dolph Ziggler añadido a la misma), mientras que algunos títulos fueron víctimas de repentinos e inexplicables cambios de campeones, es claro que me refiero a lo sucedido con el título intercontinental cuyo campeón Wade Barret lo pierde ante el Miz en el pre show del máximo evento deportivo (sin que nadie lo haya visto en señal abierta) para recuperarlo al día siguiente en una lucha que mínimamente debió ser programada para el evento de “extreme rules”, por lo que tales sucesos no se para quienes fue conveniente y en qué medida era necesario realizar tal cambio y recambio de titulares en el campeonato intercontinental; sin embargo, algo peor pasó con el título de los Estado Unidos, cuyo titular, Antonio Cesaro, venia cumpliendo un rol de rudo dominante anti norteamericano, con victorias realmente vistosas en las que demostró una fuerza excepcional al aplicar su finisher en contra de luchadores realmente pesados como Brodus Clay o The Great Khali, y cuyo personaje pudo haber sido el ingrediente perfecto para una lucha en Wrestlemania, sin embargo, además de ser ignorado en el evento del año, su reinado de Estados Unidos, uno de los más largos e interesantes termina de una manera deslucida y el titulo va a parar en manos del veterano Kofi, título que no le saca del medio cartel y que no le sirve para nada a la ya longeva carrera de este luchador africano, que desde hace tiempo espera saltar al sector estelar de esta empresa.

Por otro lado The Rock resultó ser una baja permanente ya que sus múltiples lesiones (si aunque no lo crean, producto de una lucha no muy espectacular quedó más lastimado que si hubiese sido tirado del tope de la celda infernal cinco veces y atravesado diez mesas en la misma noche) le impiden que inicie una supuesta rivalidad contra Brock Lesnar, aspecto que no le encuentro sentido alguno a enfrentar a dos luchadores que solo participan en PPV, y que para colmo de males, ambos fueron derrotados por sus respectivos rivales en wrestlemania.

Dolph Ziggler al fin utilizó su dinero en el banco y se coronó como campeón del mundo ante un lesionado Alberto del Rio, me pregunto que tenia de malo que este momento lo tuviera en Wrestlemania, sin embargo, lo bueno es que este tremendo luchador ahora es el campeón y se espera que su reinado sea en esta ocasión más duradero y lleno de acción, iniciando el mismo con la lucha triple amenaza por tal presea, que promete ser de antología por las características del luchador mexicano y el nivel del todo americano Swager.

Cm Punk, después de un espectacular 2012 e inicios del 2013, manteniendo el campeonato por más de 400 días, tuvo que cederlo, en el evento de Royal Rumble, en una deslucida lucha al money maker de la empresa (The Rock), siendo una vez más derrotado por el mismo rival en una lucha más aceptable en Elimination Chamber; por lo que su participación en Wrestlemania fue algo forzada como el nuevo rival del invencible Undertaker, luego ser derrotado (como era previsible) en una lucha espectacular, es necesario que se dé un descanso, así que un alejamiento de unos meses no le caería mal a este tremendo luchador para que se reinvente y regrese a arreglar cuentas con el Undertaker, ya que si él no se enfrenta nuevamente a esta leyenda, el único rival creíble que le queda es John Cena, y con las disculpas a sus fans, prefiero verlo de nuevo frente al best in the world en la lucha que seguramente significará el alejamiento definitivo del ring de esta leyenda.

John Cena puso fin a una rivalidad que a mi parecer fue la más anticipada, promocionada y decepcionante de todos los tiempos (tal vez exagero un poco), las luchas entre estos dos grandes nombres trajo bostezos y emocionantes duelos de micrófonos y cuyo desempeño en el ring, si bien no fue como para taparse los ojos (algo que casi hice al ver la lucha entre Mark Henry y Ryback), es obvio que no resultó el cumulo de emociones que hubo cuando Hulk Hogan se enfrentó a The Rock en Wrestlemania 18, algo si es seguro, nadie quiere que haya un desempate entre estos dos; ahora si algo me llamó la atención, es precisamente la nueva rivalidad entre Cena y el hambriento Ryback, cuyo súbito interés titular, se basa en que John Cena no le cumplió su promesa de siempre protegerlo (what?), lo dejó solo ante los abusos de The Shield, por lo que ahora va en busca de venganza; si había una forma de arruinar la imagen de un aniquilador es que este se queje de promesas rotas del héroe y galán de la empresa que no fue en rescate de la damisela de turno; quien escribe últimamente estas rivalidades, acaso Delia Fiallo. Esperemos que esto se reconduzca y tengamos otro matiz en esta naciente rivalidad.

Brock Lesnar volvió después de una semana de inactividad para dar una paliza a los jobbers menos carismáticos de este tiempo (3mb), y después de azotarlos un rato para sacudirse el muermo, resulta que quiere enfrentarse una vez más a Triple H en una cage match, lo que a mi parecer no trae nada nuevo a esta rivalidad y lo que es más, una vez que Triple H puso su carrera en juego, que otra condición puede ponerle interés a la misma. De todos modos es preferible a inventarse una rivalidad contra The Rock, ya que si John Cena lo dejó lastimado, no quiero imaginar cómo lo dejaría Lesnar.

Respecto a mi agrupación favorita, es bueno que haya salido victoriosa de su conflicto contra Big Show, Sheamus y Orton, por lo que ahora tiene nuevos intereses, aunque no un blanco fijo, ya que sus preferencias ondulan entre John Cena y el Undertaker, aunque creo que el ataque a Cena fue para ponerle más emoción a la relación de amor y odio de Cena con Ryback; por lo que mis esperanzas se centran en una rivalidad contra los hermanos de la destrucción y Daniel Bryan; si bien la lucha de este trio en Wrestlemania no cumplió con mis altas expectativas, tampoco fue una mala lucha, aunque tengo que confesar que lo que me frustró un poco es que estos no volvieron a repetir la tremenda lucha que dieron en su debut ante Hell No y Ryback, por lo que el hecho de poder enfrentarse a la dupla campeona y con el Undertaker al medio no es una idea para nada mala, mejor si es en extreme rules con el título de equipos como premio.

Finalmente, después de haber dado unas ideas generales de actualidad sobre los títulos, ningún análisis estaría completo sin mencionar a las divas, que como lo mencione en una nota anterior, curiosamente era lo feo de wrestlemania, debido a que fueron completamente ignoradas, lastimosamente se cumplió el pronóstico, y no fueron tomadas en cuenta, es más, la única diva que apareció fue AJ como adorno de la lucha por el campeonato de equipos acompañando al actual Campeón peso pesado Dolph Ziggler, por lo que este año esperemos el renacimiento de esta división tan venida a menos, a no ser que se prefiera que sean modelos y acompañantes tal y como se las ha estado utilizando últimamente.

Bueno, espero que comenten que esperan de esta nueva temporada, gracias por detenerse a leer.

Advertisements
Anuncios
Hablamos de