El día de ayer, 31 de mayo de 2018, se cumplen cinco años de haberse realizado una de las mejores batallas luchísticas en todo México entre dos Superestrellas que hoy buscan consolidarse y triunfar en WWE. Así se vivó esa noche desde la Arena México.

Las bellas chicas adornaban la catedral de la lucha libre:

La Sombra hacía su entrada, la lucha más importante de su carrera a sus 23 años:

Y las edecanes animaban al público:

Y hacía su ingreso al ring el Campeón Intercontinental IWGP, Shinsuke Nakamura, quien contaba para aquel entonces con la edad de Jesucristo, 33 años de vida.

Una toma final a las hermosas edecanes:

Y el réferi del encuentro, el Tirantes, mostraba el reluciente título traído directamente esde Japón:

PRIMERA CAÍDA

Tras las presentaciones en televisión, el mexicano le dio la mano al japonés, pero este actuó de manera ruda y no solo dejó a La Sombra con la mano estirada, sino que se la pateó. Una actitud que se asimila a su actual dentro su rivalidad por el Campeonato WWE con AJ Styles.

Tras varios segundos en el que ninguno se animaba a lanzar el primer golpe, el combate en sí comienza de manera científica.

Nakamura castigó el brazo de La Sombra, quien se defendió con un torniquete y rápidamente buscó la cuenta, que solo llegó a uno.

Nakamura prosiguió con el dominio del combate por unos buenos minutos, el respetable público mexicano abucheaba al nipón, mostrando muchos de los rasgos que hoy le vemos en WWE –iniciando con su cabellera estilo Mohawk–, pues según Nakamura, en México redefinió todo su ser.

De hecho, el pasado martes en SmackDown, Nakamura detuvo un Tope suicida de Tye Dillinger de la misma manera que lo hizo aquí con La Sombra:

Nakamura cubría de manera soberbia:

Y el ahora Andrade “Cien” Almas reaccionaba:

Por poco tiempo, pues Nakamura amenazaba con retener de manera rápida al aplicar violentos castigos:

En efecto, Nakamura se llevó la primera caída y los aficionados rápidamente pudieron darse cuenta que la experiencia de Nakamura y su gran recorrido le hacía tener ventaja considerable, lo que hacía disminuir la esperanza en la coronación del local.

SEGUNDA CAÍDA

Antes de iniciar la segunda caída, Sombra fue revisado por el personal médico y sonaron los aplausos cuando recibió el aval para continuar en la contienda.

Luego de unas patadas, cuando La Sombra buscaba reponerse, fue presa de un muy bien encajado Candado japonés:

Unos tres raquetazos de La Sombra a Nakamura, quien evita fácilmente unas patadas voladoras:

Pero no se pudo zafar de unas lindas pinzas:

Y de un azotón contra la lona:

Tras lo cual, inmediatamente va a las cuerdas para rebotar en Moonsault y al fallarlo, luego ejecutar un bello Suplex con puente olímpico que emparejó las cargas al ponerlo como ganador de la segunda caída:

Sombra, Místico –su sécond– y los fans celebraban y de fondo coros de “Sombra”, “Místico” y “México”.

TERCERA CAÍDA

Sombra confiado salió a ganar la tercera y definitiva caída:

Intercambio en el esquinero:

Y Nakamura con un vuelo con Tornillo:

El oriental buscaba una patada alta, pero el occidental le dio un bombazo nuclear:

La Sombra logra resistir una dolorosa palanca al brazo, bien conocida por Nakamura gracias a su entrenamiento de MMA:

Nakamura va con un rodillazo, pero La Sombra lo hace caer del esquinero con una patada a la cabeza:

El de la comarca lagunera volando por los aires con este hermoso movimiento, Moonsault:

De regreso a la acción dentro de las cuerdas, La Sombra con una Plancha:

Inmediatamente busca otra cuenta:

Y otra, pero Nakamura aún tiene gasolina en el tanque…

Nakamura busca un Suplex, La Sombra lo revierte con un nuevo bombazo que si bien no fue definitivo ayudó a mermar al nipón, pero claro, en ese momento quizá solo Sombra lo podía presentir.

La Sombra esquivó varias patadas y atacó con raquetazos y Lariat a Nakamura, pero no llega la tercera palmada, todos desesperados:

La Sombra anunciaba el final, pero no contaba con las rodillas en alto de su rival:

Poderosa Boma Ye a la nuca:

Y un Suplex:

Y ahora La Sombra logró evitar la Boma Ye, ahora conocida como la Kinshasa, un poderoso rodillazo a la cara, aunque por poco se le voltean las cosas.

Y finalmente, Sombra actuó inmediatamente tras este ataque de su rival y para sorpresa de Nakamura, su soberbia y subestimación que había tenido para con el mexicano al inicio con su poca ortodoxa cuenta de espaldas planas, el de México se llevó el título. Sombra gana con Sombraplex:

El público se rinde a sus pies:

¡La Sombra es el NUEVO Campeón Intercontinental IWGP!

Advertisements
Hablamos de