Titus O'Neil: "Me gustaría ser el segundo afroamericano en poseer el Campeonato Mundial de Peso Completo WWE"

Por | |

Titus O’Neil es uno de los luchadores físicamente más perfectos del elenco de WWE. Es alto, fuerte y musculoso, y al ser afroamericano guarda ciertos paralelismos con un joven Booker T, el segundo gladiador de color (después de Ron Simmons) en poseer el Campeonato Mundial de Peso Completo WCW. O’Neil tiene todo para ser en un futuro aspirante o poseedor de la versión del título mundial de los pesados avalada por WWE, que hasta ahora sólo ha tenido un campeón afromericano: The Rock.

O’Neil, atleta de 1.98 de estatura y 122 kilos de peso egresado de la Universidad de Florida, sabe que tiene con qué, y en un futuro se ve como el Campeón. Sobre ese y otros temas platicó con Justin Barrasso para Sports Illustrated:

“Estoy confiado al cien por ciento de que soy material para el Campeonato Mundial de Peso Completo WWE. Ésa es mi meta. Ya gané el oro de parejas, y mientras esté en un equipo, ése será mi objetivo, pero ser campeón debiera ser la meta de cada uno de los integrantes del elenco. De otra manera, estás desperdiciando tu tiempo y estás desperdiciando mi tiempo”.

O’Neil está consciente de que sólo ha habido un campeón afroamericano en la historia de WWE:

“Nunca he estado envuelto en el proceso creativo en ningún aspecto de la compañía, así que no puedo decirte por qué razón sólo ha habido uno. ¿Es perturbador en cierto sentido? Sí, pero no es distinto a lo que pasa en otras formas de entretenimiento. No hay muchos ejemplos, ya sea en el cine o en la televisión, donde los afroamericanos sean los héroes. No puedo contestar la pregunta de por qué sólo ha habido uno, pero definitivamente me gustaría ser el segundo Campeón afroamericano. No porque sea afroamericano, sino porque me haya ganado el derecho de ser el Campeón Mundial de Peso Completo WWE”.

O’Neil también explicó por qué ser padre es el trabajo más importante en su vida:

“Fui producto de una violación. Mi mamá me tuvo a una edad muy joven y nunca conocí a mi padre biológico. Tomo la paternidad tan en serio porque crecí sin un padre. Desde niño ya sabía que sería un padre muy activo”.

También habló de los equipos con los que, al lado de Darren Young, sostiene rivalidad: los Dudley Boyz y The New Day:

“Estamos aprendiendo de los Dudleys, pero también estamos aprendiendo entre nosotros. Salir a luchar y crear el drama a partir de las historias, motiva no sólo a los veteranos, sino también a los jóvenes, que están hambrientos y buscando probarse. He aprendido mucho de los Dudleys en un corto periodo de tiempo, pero también he aprendido mucho de The New Day.

“Esos chicos tomaron algo que parecía ser un concepto condenado a perderse y lo volvieron oro. Me siento orgulloso de ellos tres, porque no sólo son grandes representantes de la compañía en cuanto a ser educados y coherentes para representar la marca WWE, sino que también son atletas muy talentosos y todos son graduados universitarios. Me siento orgulloso de decir que he tenido el placer de ser capaz de aprender de ellos”.

Sobre su pareja en los Prime Time Players: Darren Young:

“Darren es como un hermano para mí. Esto es algo que él quiso hacer toda su vida. Después de años de tocar puertas, finalmente tuvo la oportunidad en 2009 en un try-out entre otros 75 chicos y chicas. Él y AJ Lee fueron los que fueron contratados de ese try-out, y ahora está viviendo su sueño”.

Young, quien en 2013 revelara su orientación homosexual (convirtiéndose en el primer luchador gay de WWE en salir del closet estando activo en la compañía), ha pensado ser el primer personaje en pantalla que represente a la comunidad LGBT en la historia de WWE:

“Si Darren quiere introducir en las historias ciertos aspectos de su comunidad y su orientación sexual, ésa es una decisión que él, los creativos y los fans de WWE deben de tomar. No sucedería que los creativos le digan: ‘Queremos que hagas esto y tienes que hacerlo’; no es el caso. Si no quieres hacer algo que moral o éticamente está en contra de lo que crees o representas, no te van a forzar a hacerlo. Pero cualquier aspecto de su personaje que desarrolle durante su carrera, lo apoyaré al cien por ciento, sin importar lo que sea”.

Se adivina en Titus O’Neil una persona educada, sin prejuicios, con un gran corazón. Visita hospitales, ayuda a recaudar fondos para causas nobles, etcétera.

“Todos estamos enlazados, no importa a qué equipo apoyemos o cuál sea nuestra clases social o raza. En lo que respecta a la humanidad, todos estamos en el mismo barco. Las cosas extras que puedo hacer no tienen nada que ver más que con mi carácter personal. The Rock es el Campeón de Pueblo, pero yo quisiera llamarme el Hombre de las Masas. No me preocupa de dónde vengas o dónde naciste o tu orientación sexual. Todos somos personas. Y amo a las personas porque las personas me amaron cuando no tenían nada que ganar de mí”.

Y por supuesto le preguntaron sobre la controversia de Hulk Hogan:

“Es una situación difícil. Es difícil para mí hablar de esto. La compañía ha lidiado con eso, pero en cuanto a mí, he escuchado ese tipo de charlas de gente que es muy distinta a Hulk Hogan. Él cometió un error y está pagando por él, y no me corresponde a mí decir qué es o qué no es él. Sólo trato de vivir mi vida sin tener que preocuparme por nadie que me llame con esas palabras”.