Aunque el regreso de Alberto del Río a WWE parecía ser un hecho desde hace semanas, se cruzó con algunas otras  especulaciones (como que podría firmar con TNA o que aparecería en la gira por México).

Las filtraciones más recientes contenían un poco de verdad y algo que el luchador debe haber dicho sólo para “cruzar” a los insiders: La verdad: que ya no tomaría fechas después de noviembre. La mentira: que no quería que su regreso fuera una sorpresa.

El potosino supo jugar sus cartas al negociar directamente con Triple H un nuevo contrato. Sus ventajas era la injusta manera en la que había sido despedido, el hecho de que como agente libre estaba sumamente cotizado y el que WWE estuviera tan necesitada de un estrella de origen latino que ya estuviera hecho y dominara el estilo de la compañía. Ya Rey Mysterio se les había ido de las manos, pues firmó con Lucha Underground, mientras que Carlito les dijo que aceptaría sólo con un itinerario más reducido.

Y lo que no le concedieron a Carlito, lo obtuvo Alberto del Río, quien tendrá menos fechas –posiblemente en los eventos sin TV sólo sea programado en las plazas con afición latina—.

A su favor, Alberto del Río podía presumir las entradas que logró con AAA en Triplemanía o en la Copa Mundial de Lucha, que aunque engañosas, ambas son superiores a las logradas en las giras recientes de WWE en México.

Otra concesión, que de hecho es normal en WWE, es que le permitirán terminar las fechas independientes que ya tenga pactadas. Esa cortesía la tiene siempre WWE cuando contrata a alguien, aunque usualmente los debutan hasta después de terminadas sus fechas.

Del Río, como El Patrón Alberto, luchará las fechas que tenga pendientes tanto con AAA como con otras empresas con las que haya establecido compromisos con antelación (posiblemente WWL el 14 de noviembre).

Esto podría dar la impresión (quizás así lo vayan a manejar) de que AAA y WWE tienen una alianza, pero no hay ninguna ni tendría sentido que la hubiera.

Aunque después de la huída de Mýzteziz de AAA, la salida del Patrón es otro duro golpe para la compañía, al menos el potosino no se irá por la puerta trasera, sino por grande, en lo que será una especie de gira de despedida. Será interesante ver cómo justifica su regreso a una empresa contra la que despotricó tachándola de racista.

Y ya que El Patrón tiene el Megacampeonato AAA, habrá que ver quién es su retador. Más que un joven debería ser alguien representativo del pasado de AAA. En abril de 2000, Mike Awesome firmó con WCW siendo el Campeón Mundial de Peso Completo ECW. Le permitieron regresar a ECW por una fecha para exponer el título, y lo que hizo Paul Heyman fue telefonearle a Vince McMahon y pedirle prestado a Taz, quien regresó por esa noche a ECW. Así, un luchador contratado con WWE y un luchador contratado con WCW se enfrentaron en el ring de ECW. Tras ello, Taz apareció varias semanas en WWE con el título de ECW en su cintura.

Sea quien sea el retador de Alberto del Río, sólo esperamos que éste tenga la cortesía que John Cena tuvo con élAunque es mucho pedir, porque en cuestión luchística, México es Egolandia. Seguramente habrá fauls y réferis noqueados.John Cena vs Alberto del Rio

Advertisements
Anuncios
Hablamos de