Un día como hoy hace 26 años, el 29 de enero de 1989, El Toreo de Cuatro Caminos presentó aquel domingo un gran cartel para festejar el XIV Aniversario de la empresa que antes fuera Promociones Mora y había sido renombrada como Lucha Libre Internacional. En la lucha estelar, Canek expuso y retuvo el Campeonato Mundial de Peso Completo UWA ante su retador, el cubano enmascarado Konan el Bárbaro.

Mi Programa Canek vs. Konan
Mi Programa NWA UWA (29 de enero de 1989).
Mi Programa Canek vs. Konan
Mi Programa NWA UWA -reverso- (29 de enero de 1989).
Konan vs. Canek
Konan vs. Canek (29 de enero de 1989).

En la crónica de Héctor Fernández en la revista Espectacular (antecesora de SÚPER LUCHAS), se lee:

El terrible Konan verdaderamente le resultó una pesadilla al de Tabasco, y vimos a un retador dispuesto a llevarse el título, pues desde el principio sorprendió al campeón, y en forma vertiginosa se apuntó la primera caída ante la perplejidad del público asistente, puesto que en menos de cinco minutos se anotaba este episodio.

Para la intermedia, el campeón todavía no salía de su asombro y tuvo que resistir otra fuerte embestida del retador, quien con palancas a los brazos y castigando muy fuerte las piernas de Canek daba la impresión de llevarse esta lucha en dos caídas al hilo.

Canek tuvo que resistir llaves muy dolorosas, así como varios súplex, que materialmente hicieron ver en muy mal estado al campeón.

Ya en estos momentos, el público alentaba con sus gritos de ¡Ca-nek, Ca-nek, Ca-nek! al monarca universal, quien brillantemente reaccionó y prendió a su rival con unas patadas y tremendos azotones, para finalmente (cargarlo en lo alto) y aplicarle una quebradora y así apuntarse esta segunda caída.

Para la tercera, siguió el castigo tremendo de ambos contendientes. Konan, tras de haber echado fuera del ring al campeón, se lanzó en tres planchas que Canek asimiló, y aunque ya para entonces la resistencia de los dos gladiadores estaba totalmente minada, aún tuvieron fuerza para subir al ring.

Aquello que estábamos viendo era una guerra entre dos bravos que se negaban a plegar banderas, hasta que Canek, en un momento de inspiración, prendió con tremendo martinete a Konan el Bárbaro, para dejarlo totalmente noqueado y así retener el título de Campeón Mundial de Peso Completo ante el delirio del público».

La lucha semifinal fue de apuesta de cabelleras y la ganó el rudísimo oaxaqueño El Signo al panameño artista marcial Kato Kung Lee.

Kato Kung Lee
Kato Kung Lee (29 de enero de 1989).

Además hubo un encuentro en relevos atómicos en el que Perro Aguayo, Villano III, Dos Caras y Gran Hamada vencieron entres caídas a Fishman, Rambo, Zandokan y Kahoz.

Perro Aguayo, Villano III, Gran Hamada y Dos Caras
Perro Aguayo, Villano III, Gran Hamada y Dos Caras (29 de enero de 1989).

Antes, se presentó Drago, quien más tarde sería Coloso en El Toreo: el fugaz Konan Mexicano en la revista Lucha Libre; Vegas en AAA; El Gitano en Promo Azteca, el segundo Mr. Niebla en Naucalpan y Mr. México en el CMLL. A su lado estuvieron Texano y El Fantasma, logrando el triunfo ante Ángel Blanco Jr., Black Power y El Indómito.

En relevos australianos, Negro Casas, Espanto Jr. y Ricky Boy superaron a Black Man, Kung Fu y Yoshihiro Asai. En el preliminar en relevos, Halcón 78 y Falcón ganaron a El Canalla y Romano García, quien suplió a El Mercenario.

Esa misma tarde, pero en la Pista Revolución, de Mixcoac, hubo doble lucha estelar mano a mano. En la de fondo, Rokambole le ganó a Pánico, y con esa victoria el hoy eminente cirujano retuvo el Campeonato Metropolitano de Peso Completo.

En el otro estelar, Baby Casas, quien posteriormente se convertiría en el veloz Felino, ganó la lucha de cabelleras que sostuvo con Mario Prado.

En la plaza de toros El Cortijo, Pantera Sureña retuvo el Campeonato Femenil Metropolitano ante Martha Villalobos.

En la Coliseo, hubo apuesta de cabelleras en la estrella, y ante magnífica entrada, el hoy réferi del CMLL, Baby Richard, rapó al Gorilita Flores. Esta función iba ser ofrecida por la Comisión de Box y Lucha del DF, que en esos días presidía don José Sulaimán, por medio del Comisionado de Lucha Libre, que era don Enrique Llanes. La idea era homenajear a la aficionada N° 1 de México, doña Virginia Aguilera, pero la misma Comisión decidió posponerla para el siguiente domingo, el 5 de febrero, para rendirle ese homenaje a doña Vicky al unísono con el que ya se tenía programado para el ídolo de todos los tiempos: Santo, el Enmascarado de Plata, en su 5° aniversario luctuoso.

Virginia Aguilera
Virginia Aguilera (c. 1989).

Un día como hoy de hace exactamente tres cuartos de siglo, el lunes 29 de enero de 1940, en el puerto de Tampico, Tamaulipas, a causa del mal tiempo, las funciones de lucha que se estaban efectuando en la plaza de toros “La Isleta” se pasaron al techado local del Teatro Palma. y en la lucha estrella de aquella noche. el bravísimo Charro Aguayo derrotó al fino y elegante escocés Scotty Williams.

En la lucha semifinal, el Lobo Negro sustituyó al programado Murciélago Enmascarado y venció al japonés Teoshi Kodiaki.

Lobo Negro
Lobo Negro.

En la segunda lucha empataron el oaxaqueño Miguel “Cocoliso” Nájera y el patilludo Joaquín Murrieta. En el preliminar, el voluminoso regiomontano Tonina Jackson andaba haciendo apenas sus pininos en el pancracio y derrotó en lucha en súper libre al luchador local Ray Zavalza.

Advertisements